Cannabis terapéutico: arrancó el debate para su legalización en la Ciudad

Arrancó en estos días el debate por el cannabis terapéutico en la Ciudad de Buenos Aires. Legisladores, especialistas y miembros de organizaciones de cultivadores se reunieron hace una semana por teleconferencia para dar el primer paso hacia una legislación que incluya la adhesión porteña a la ley nacional que habilita su uso, votada en 2017.

En la Legislatura de la Ciudad ya hay dos proyectos con estado parlamentario sobre el tema: uno de Leandro Halperín (UCR-Evolución) y otro de María Rosa Muiños (Frente de Todos). El de esta última promueve la adhesión del distrito a la ley nacional 23.750 de 2017, que regula la investigación médica y científica del uso terapéutico de la planta de cannabis y sus derivados.

El de Halperín propone además “un acceso informado y seguro como recurso terapéutico, la investigación, el uso científico y la producción pública del cannabis y sus derivados, garantizando y promoviendo el cuidado integral de la salud”.

Las instalaciones de Pharmocann, una empresa que cultiva cannabis para uso terapéutico en Israel. Uno de los proyectos porteños busca habilitar su producción pública en la Ciudad. Foto Reuters/Amir Cohen

Las instalaciones de Pharmocann, una empresa que cultiva cannabis para uso terapéutico en Israel. Uno de los proyectos porteños busca habilitar su producción pública en la Ciudad. Foto Reuters/Amir Cohen

La presidenta de la comisión de Salud de la Legislatura, María Patricia Vischi (UCR-Evolución), anticipa que ahora se intentará acordar un texto común “que surja del consenso con diversos actores de la sociedad y del ámbito científico”.

Por eso es que, durante la reunión virtual, especialistas, funcionarios y representantes de colectivos involucrados hicieron sus exposiciones ante la comisión que preside Vichi. Entre otros, hablaron Adrián Guindin, pediatra del Hospital Durand y profesor universitario de bioética; Guido Revale, subgerente operativo de Atención Integral de Adicciones a Drogas y Alcohol del Ministerio de Salud porteño; Nermi Zappia, cofundadora del taller “Mujeres y Cannabis” y creadora de la agrupación Mujeres y Cannabis en Argentina (MyCA); y Valeria Salech, fundadora y presidenta de la asociación Mamá Cultiva.

Otro de los que expusieron en ese encuentro fue Carlos Damin, jefe de Toxicología del Hospital Fernández y titular de la cátedra de Toxicología en la UBA. Consultado por este diario, resalta que está “definitivamente a favor de la adhesión de la Ciudad a la ley del cannabis terapéutico, porque si hay algo que puede ayudar a una persona, ese algo tiene que estar facilitado por el Ministerio de Salud, que debe garantizar la composición y concentración correctas y que sea un aceite útil, seguro y de buena calidad”.

Análisis de aceite cannabis en el laboratorio de Toxicología de la Facultad de Ciencias Exactas de la Universidad Nacional de La Plata. Foto Mauricio Nievas

Análisis de aceite cannabis en el laboratorio de Toxicología de la Facultad de Ciencias Exactas de la Universidad Nacional de La Plata. Foto Mauricio Nievas

Para Damin, la adhesión a la ley nacional “va a garantizar que la gente no compre aceites en cualquier lugar, ni que lo haga en forma casera, cosa con la que no estoy de acuerdo”. Es por eso que, remarca, el aceite tiene que ser elaborado en un laboratorio: “Debe haber alguien que responda por la calidad de lo que se está vendiendo. No se puede comprar por Internet, donde no se sabe quién produjo lo que se vende ni su concentración”.

Entre los usos del cannabis terapéutico, Damin destaca tres. Uno es para pacientes con epilepsia refractaria a otros tratamientos. También se emplea ante dolores de tipo oncológico, ya que en esos casos el aceite potencia la analgesia de otros analgésicos. Incluso suele ser efectivo en enfermedades que traen vómitos difíciles de parar. Y siguen estudiándose sus posibles nuevas aplicaciones.

Vischi espera poder concretar una segunda reunión informativa en las próximas tres o cuatro semanas, con más especialistas, actores sociales y personas que puedan dar su testimonio personal. La intención es despachar un texto consensuado antes de que termine el año, aunque los plazos están sujetos a la dinámica de la pandemia.

Algunos pacientes que lo necesitan, cultivan cannabis para hacer sus propios aceites y ungüentos de uso terapéutico. Foto: Emmanuel Fernández

Algunos pacientes que lo necesitan, cultivan cannabis para hacer sus propios aceites y ungüentos de uso terapéutico. Foto: Emmanuel Fernández

“La reunión del lunes fue un primer paso para un tema que costó instalar. Hoy hay acuerdo entre los actores políticos para que sea tratado, y estamos empujando con el Ministerio de Salud de la Ciudad para que salga lo antes posible. Creo que podemos unificar un objetivo entre todos los sectores, más alla de las diferencias políticas”, resaltó Vischi.

La norma nacional de 2017 legaliza tanto la investigación del uso terapéutico del cannabis como la producción necesaria, entre otros tantos puntos. Por un lado, fija un marco regulatorio para la investigación médica y científica del uso medicinal, terapéutico y paliativo del dolor de la planta del cannabis y sus derivados. 

Por el otro, establece que las personas que se incorporen al programa del Ministerio de Salud tengan garantizado “el acceso gratuito al aceite y demás derivados”. Con todo, la reglamentación de esta norma nacional, en los hechos, sigue siendo parcial.

NS

Fuente: Clarin

Deja tu comentario!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Entrada siguiente

Banco Sabadell tantea "opciones de consolidación" que maximicen la creación de valor

Lun Oct 5 , 2020
Banco Sabadell estaría analizando diferentes opciones de consolidación con la condición de que incrementen y maximicen la creación de valor, según fuentes financieras consultadas por Europa Press. La entidad sube un 4% en Bolsa. La entidad financiera tiene presente cualquier otra posible alternativa estratégica siempre y cuando persiga el objetivo […]