Coordinaci贸n, unidad y reformas ante un escenario de alta incertidumbre

El temor a que una segunda ola de la pandemia de Covid-19 frene en seco la incipiente recuperaci贸n de la actividad en Europa y propine el golpe de gracia a las econom铆as de la zona euro provoc贸 ayer p茅rdidas en buena parte de las Bolsas europeas, incluida la espa帽ola, que sufri贸 su mayor ca铆da desde junio y marc贸 el registro m铆nimo en casi cinco meses. El miedo de los inversores pasa por la posibilidad de que la extensi贸n de los brotes epid茅micos pueda hacer necesarios nuevos confinamientos estrictos de la poblaci贸n, lo que sumir铆a a Europa ya no en un invierno econ贸mico, sino en una glaciaci贸n. Un temor que resulta razonable en un escenario como el actual, en el que los rebrotes se multiplican en algunos pa铆ses y regiones y la vacuna o la cura sigue sin estar disponible. La incertidumbre es un factor muy nocivo para la vida de las personas y el desarrollo de las sociedades, pero tambi茅n para la actividad de las empresas.

Aunque desde el BCE el mensaje es que, una vez m谩s, se har谩 lo que sea necesario hacer para mantener el barco a flote y que la pol铆tica monetaria europea seguir谩 siendo la muleta de acero que sostenga el euro y garantice el acceso de las econom铆as a la financiaci贸n, la tarea que afronta Europa exige esfuerzo y responsabilidad por parte de todos, instituciones europeas, gobiernos, ciudadanos y empresas. A d铆a de hoy el reto inmediato es lograr el control sanitario de los rebrotes con el fin de evitar otra hibernaci贸n de la actividad, pero tambi茅n aplicar cuanto antes una agenda de reformas estructurales que permita aprovechar al m谩ximo el sustancioso paquete de las ayudas europeas e impulsar con mayores garant铆as la recuperaci贸n. Se trata, en cualquier caso, de un escenario distinto al de los 煤ltimos meses. El control de los rebrotes y los esfuerzos para evitar una segunda oleada de la epidemia deben compatibilizarse con el est铆mulo de la actividad productiva y sin recurrir en la medida de lo posible a una nueva paralizaci贸n que hoy por hoy Europa no puede permitirse.

La situaci贸n de Espa帽a, por las caracter铆sticas de su modelo econ贸mico, por las deficiencias en t茅rminos de consolidaci贸n fiscal con las que lleg贸 a la crisis y por los errores que ha cometido en la gesti贸n de la pandemia, es especialmente grave y exige de forma urgente una respuesta acorde a la magnitud del problema. El Gobierno debe recabar con hechos concretos y no solo con palabras la unidad pol铆tica, abordar de forma coordinada el control de los rebrotes y poner en marcha cuanto antes una pol铆tica econ贸mica capaz de reanimar la econom铆a.

Fuente: Cincodias.elpais

Deja tu comentario!

Deja una respuesta

Tu direcci贸n de correo electr贸nico no ser谩 publicada. Los campos obligatorios est谩n marcados con *

Entrada siguiente

La lucha contra el blanqueo empieza por la transparencia transfronteriza

Mar Sep 22 , 2020
Los grandes bancos quieren que usted sepa que las noticias de que procesaron cientos de miles de millones de d贸lares de fondos potencialmente dudosos son antiguos y no necesariamente relevantes para la actual lucha contra el blanqueo de dinero. Eso es solo parcialmente cierto. La filtraci贸n de detalles de miles […]