El plan para embellecer más la Ciudad: plantan árboles autóctonos para atraer aves y mariposas

En el mes en que Buenos Aires empieza a lucir los colores de sus árboles, el Gobierno porteño comenzó un operativo para plantar 1.300 especies arbóreas, herbáceas y arbustivas que atraen pájaros y mariposas. Sobre todo, talas, que eran característicos de la zona pero fueron desapareciendo del caso urbano porque, por años, se los usó como leña.

El plan de forestación autóctona se realizará durante 15 jornadas, desde el 23 de septiembre hasta el 10 de octubre. Es llevado adelante por la Secretaría de Ambiente porteña y el área de arbolado, como parte de las actividades previstas en torno al Día de la Conciencia Ambiental, que se celebró el domingo 27.

Está previsto plantar 605 talas, proclamada especie emblemática de la Ciudad. Se trata de un árbol que da unos frutos pequeños y comestibles, de sabor dulce, que son muy apreciados por las aves. Sus hojas sirven de alimento a las orugas de mariposas como la zafiro de talar y la «picuda”. Y en sus ramas anidan el cardenal, la reina mora y el pepitero, entre otros pájaros.

El tala es una especie de árbol característica de la zona, pero que fue desapareciendo del casco urbano porteño.

El tala es una especie de árbol característica de la zona, pero que fue desapareciendo del casco urbano porteño.

El tala solía ser el árbol más presente en las tierras que ocupa la Ciudad, pero sobreviven pocos. Los nuevos ejemplares se plantarán en ejes como el Paseo de la Chacarita de los Colegiales, el Parque Rivadavia o el Lezama. 

También se sumarán molles a las calles porteñas, que son árboles que ofrecen frutos de color violeta, buscados como alimento por el zorzal colorado y la calandria, entre otras aves.

Sobre el boulevard de la avenida Roosevelt, en Villa Urquiza, plantarán espinillos, que por estos días sueltan una fragancia dulce. También conocidos como aromos, dan flores amarillas con forma de pompones, que atraen abejas y mariposas. Como la “danzarina chica”, en cuyas alas obscuras resaltan líneas de color amarillo.

A lo largo del boulevard de la avenida Roosevelt, en Villa Urquiza, plantarán espinillos.

A lo largo del boulevard de la avenida Roosevelt, en Villa Urquiza, plantarán espinillos.

En terrenos cercanos al Río de la Plata, se plantarán especies como el tarumá, de frutos bien rojos y un suave perfume. O el higuerón, un árbol que crece sobre otros árboles y genera unas raíces aéreas que, como se entrelazan, sirven de refugio para las lechuzas de campanario o los lechuzones orejudos.

Además, en las veredas se sumarán ejemplares de anacahuita, cuyas hojas son alimento de la mariposa polibio.

Se plantarán especies que atraen aves y mariposas.

Se plantarán especies que atraen aves y mariposas.

Por otra parte, se crearán tres jardines polinizadores en Parque Avellaneda, Plaza Boedo y la Plazoleta del Árbol, ubicada en Agüero y Charcas. Estos espacios son proyectados para dar refugio a insectos que se alimentan del néctar de las flores y, al ir de una a la otra, transportan polen y permiten que las plantas produzcan frutos.

Estos jardines tendrán plantas herbáceas, arbustivas y trepadoras como la vara dorada, la salvia del bajo, la melosa o el azahar de campo. Entre los arbustos, habrá chilca, sauco, tabaquillo y talilla, que suelen ser visitados por aves pequeñas como los piojitos y las tacuaritas. Estos pájaros comen insectos, lo que ayuda a mantener el equilibrio en estos espacios.

Para que trepe en cercos, columnas y otros elementos de infraestructura se plantará guaco, que atrae a la mariposa perezosa y al escarabajo tortuga.

Los árboles sirven para mitigar los efectos del cambio climático.

Los árboles sirven para mitigar los efectos del cambio climático.

“Los árboles son nuestros grandes aliados para mitigar los efectos del cambio climático. Además, ofrecen sombra y un ambiente propicio para el desarrollo de la flora y fauna nativa;, absorben dióxido de carbono, purifican el aire, regulan la temperatura y combaten la contaminación sonora», explica Eduardo Macchiavelli, el secretario de Ambiente porteño.

De acuerdo al último censo, Buenos Aires cuenta con más de 430 mil árboles. El 85% se alinea en las veredas y el resto está en espacios verdes. Las especies predominantes son el fresno americano, el plátano, el tilo y el jacarandá.

Arbolado urbano - Ciudad de Buenos Aires

“Desde la Ciudad trabajamos junto a las Comunas en el cuidado e incremento de nuestro arbolado urbano, con la premisa de que más verde significa mejor calidad ambiental para nuestros vecinos”, sostiene Facundo Carrillo, secretario de Atención Ciudadana y Gestión Comunal.

NS

Fuente: Clarin

Deja tu comentario!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Entrada siguiente

"Feriado bancario" y depósitos: el mensaje de un banco que asesoró en el canje para tranquilizar a Wall Street

Mar Sep 29 , 2020
Bank of America-Merrill Lynch dice que podría continuar la caída de depósitos en dólares pero que hay una «baja probabilidad» a problemas bancarios graves» En medio de las tensiones cambiarias, con una caída de reservas que se mantiene a pesar del «cepo al cepo» que aplicó el Banco Central y […]