Italia cede valor en la fusión Nexi-Sia a cambio de poder en el consejo

El estado italiano ha plantado su bandera de inversión en otra industria importante. El grupo de pagos local Nexi va a comprar solo con papel Sia, controlada por el Estado, para crear un paladín nacional de 15.000 millones de euros listo para expandirse en el extranjero. El fondo soberano Cassa Depositi e Prestiti, que poseerá el 25% del grupo combinado, parece estar cediendo valor a cambio de influencia futura en el consejo.

La industria de los pagos está en medio de un frenesí de concentración empresarial, a medida que la pandemia acelera el cambio hacia las transacciones digitales. Absorber Sia ayudará al jefe de Nexi, Paolo Bertoluzzo, a cerrar la brecha con su rival Worldline. El grupo francés tiene un valor de 13.000 millones de euros, pero está en proceso de completar la adquisición por 8.000 millones de euros de su compatriota Ingenico.

La operación de Nexi también reforzará su control del mercado italiano, donde los pagos digitales representan una proporción menor de las transacciones totales que en otros países europeos, pero se están poniendo al día rápidamente.

Los dos actores son complementarios. Nexi se centra más en el servicio a los consumidores y las empresas, mientras que Sia se concentra más en los clientes institucionales, como el sector público y los bancos centrales.

La oferta de Nexi valora el patrimonio de Sia en unos 4.600 millones de euros, por un valor empresarial de 5.600 millones de euros después de incluir la deuda neta de la empresa. Eso es alrededor de 20 veces el ebitda de Sia el año pasado, en línea con la valoración actual de Nexi de 21 veces, según los datos de Refinitiv. Pero el múltiplo cae a menos de 14 veces el ebitda después de tener en cuenta las sinergias anuales esperadas, de alrededor de 150 millones de euros al año.

Sin embargo, lo que Cassa Depositi e Prestiti (CDP) está cediendo en valor lo está ganando en términos de gobernanza. A pesar de que solo será propietaria de una cuarta parte del grupo combinado, el inversor estatal ha negociado el derecho a nombrar hasta seis de los 13 miembros del consejo de Nexi.

A medida que los grupos de private equity (Mercury, un vehículo creado por Advent International, Bain Capital y Clessidra) vendan gradualmente su participación del 23% en la empresa ampliada (inicialmente serán el mayor accionista), CDP cimentará su influencia.

Esta operación en el sector de los pagos es la última de una serie de inversiones reales o potenciales de CDP en ámbitos que van desde las telecomunicaciones hasta las Bolsas de valores, pasando por las infraestructuras de autopistas.

Es un nuevo test de mercado para el creciente apetito de Roma por hundir sus garras en industrias que el Gobierno considera claves para la economía italiana.

Los autores son columnistas de Reuters Breakingviews. Las opiniones son suyas. La traducción, de Carlos Gómez Abajo, es responsabilidad de CincoDías

Fuente: Cincodias.elpais

Deja tu comentario!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Entrada siguiente

Puede que a los minoritarios de Altice les quede una carta de triunfo

Mar Oct 6 , 2020
Además de tulipanes, molinos de viento y marihuana legalizada, los holandeses también son famosos por el juego limpio. De ahí que la oferta de Patrick Drahi de 4.900 millones por la teleco Altice haya causado tanto revuelo. Sus tácticas de intimidación hacia los minoritarios parecen difíciles de encarar, pero se […]