¡Ojo con la vuelta al cole y sus efectos en el sueño!

La vuelta al cole puede ser complicada para los niños, quienes afrontan de nuevo los horarios escolares, las responsabilidades y las obligaciones, con las adicionales medidas preventivas contra el coronavirus. De hecho, este año la vuelta al cole es «más vuelta que nunca», ya que en la inmensa mayoría de los casos han estado sin ir durante seis meses, lo que ha hecho que pierdan contacto con esa realidad tan necesaria, pero que ahora se les puede hacer muy cuesta arriba. Esto puede afectar a su descanso, generando trastornos del sueño como el jet-lag escolar, que influyen en su rendimiento.

Tras las vacaciones, es necesario un tiempo para acomodar los ritmos de vigilia y sueño a los horarios que seguiremos durante el curso. Si se nos hace cuesta arriba a los padres, en los niños puede ser incluso más difícil, llegando a mostrar:

  • Agotamiento
  • Apatía
  • Tristeza
  • Decaimiento
  • Ansiedad
  • Problemas de concentración

Para evitar que esto ocurra, te contamos todo sobre el sueño y las alteraciones que pueden surgir en la infancia y te proponemos 10 consejos útiles para volver a la rutina.

La importancia del sueño en la infancia

Actúa como una limpieza de desechos acumulados en la mente durante el día. El doctor Gonzalo Pin Arboledas, responsable de Pediatría y de la Unidad del Sueño del Hospital Quirónsalud Valencia, nos describe que «el sueño es como el camión de la basura de nuestro cerebro, por la noche lo limpia, y deja las calles que conectan nuestras neuronas perfectamente limpias para que la información pueda circular sin problemas al día siguiente».

Trastornos del sueño en la infancia

Aunque se sabe poco de las funciones del sueño, sí que se conocen los efectos de no dormir bien, y estos pueden manifestarse en la infancia. De hecho, según los datos recogidos en publicaciones científicas, la mitad de los menores presentará problemas para dormir durante su desarrollo y, de estos, el 4% desarrollará un trastorno del sueño que requerirá tratamiento.

Los niños pueden manifestar estos trastornos del sueño de las siguientes formas:

  • Que duerman un exceso o un déficit de horas al tiempo total diario indicado a su edad.
  • Que tengan un sueño fragmentado o no reparador.
  • Que surjan episodios de sueño en momentos que no están destinados a ello.

Esto provoca una situación conocida como cronodisrupción, que muestra la ausencia de armonía entre el reloj interno y el reloj externo del ambiente que les rodea.

Efectos de no dormir bien en los niños

Los trastornos del sueño afectan al rendimiento del niño y a su conducta. En más detalle, nuestro doctor nos matiza que «si los niños duermen poco, mal o en momentos del día no programados para ello, al día siguiente tendrán más dificultades de aprendizaje, controlarán mal su humor o su conducta».

Además, cuando estos problemas se prolongan, llegan a repercutir en la salud, tal y como nos especifica nuestro especialista: «Si esta situación se convierte en crónica se afectará su sistema de defensas frente a las infecciones, tendrán más tendencia a ser obesos o diabéticos, entre otras patologías».

Factores que afectan a la higiene del sueño

Lamentablemente, las disfunciones del sueño han aumentado en los últimos años, debido a los modelos de vida con horarios no adecuados y a la tecnología en las casas. En concreto, una correcta rutina del sueño puede verse afectada por:

  • Una rápida modificación de los hábitos
  • No jugar al aire libre o evitar el contacto con la naturaleza
  • El uso inadecuado de los dispositivos electrónicos
  • Los horarios, sobre todo después de la incorporación de la jornada continua en el colegio

Todo esto no facilita nuestro descanso, sino todo lo contario. Así lo refleja nuestro especialista, «muchos de nuestros niños sufren lo que llamamos jet -lag escolar con un déficit crónico de sueño y unos horarios de sueño no acordes con su reloj biológico interno que puede estar condicionando la calidad de vida de las futuras generaciones».

¿Qué hacer antes de la vuelta al cole?

Antes de volver a las clases, es importante modificar de manera gradual los horarios de casa para que sean más acordes al curso escolar. Así ayudaremos a prevenir los efectos relacionados con la vuelta a la rutina.

La doctora María Mínguez Muñoz, especialista en Pediatría del Hospital Quirónsalud Torrevieja, nos recomienda lo siguiente: «Para ello iremos adaptando todos los ritmos del niño al nuevo horario adelantando cada dos días, aproximadamente, todas las acciones, como levantarse, desayunar, comida, cena y la hora de acostarse«. Estos cambios, además de fomentar una actitud positiva, son beneficios para la adaptación del menor.

10 consejos prácticos para familias

Por su parte, la doctora Adalgisa De Caro Mele, especialista en Pediatría del Hospital Quirónsalud Murcia, nos propone este decálogo para la vuelta al cole:

  1. Adaptad los horarios con antelación y poco a poco. Antes de que comiencen las clases, con una o dos semanas de antelación, estableced la hora para ir a la cama y para despertarse, así evitáis que estén agotados el primer día de cole.
  2. Seguid los horarios también el fin de semana.
  3. Incorporad una costumbre tan saludable como ¡el desayuno en familia! Podéis aprovechar los días que quedan de vacaciones para incluir este bonito hábito.
  4. Haced que formen parte de los preparativos. Por ejemplo, podéis preparar juntos el material escolar, la ropa y la mochila, así como comprar y forrar los libros.
  5. Repasad con ellos los deberes de verano, reforzando y celebrando sus logros.
  6. Hablad sobre las cosas buenas de comenzar las clases:el reencuentro con los amigos, conocer nuevos compañeros, aprender otras cosas…
  7. Escuchad y aclarad sus dudas, sus incertidumbres y sus temores. Se trata de apoyarles y darles confianza.
  8. Realizad actividad física por la tarde, como montar en bicicleta, patinar… así ellos liberan el estrés y se olvidan de las inquietudes y de los miedos.
  9. Acompañad a vuestros hijos el primer día e id a recogerles puntuales a la hora de salida, mostrándoos positivos e interesados.
  10. Evitad transmitir ansiedad, temores y pereza en el momento de volver al trabajo.

Vuelta al cole y Covid-19

La vuelta al cole está llena de incertidumbres debido a la pandemia por el coronavirus y esto puede llegar a afectar a los pequeños de la casa. Por eso, Paloma Carrasco Vergara, psicóloga del Hospital Quirónsalud Sagrado Corazón, recomienda a los padres «transmitir entusiasmo y alegría a los hijos por volver a las aulas, dándoles confianza de que las cosas irán bien».

Ojo con la vuelta al cole

Cabe destacar que el hecho de acudir a clase no solo es beneficioso para la formación académica de los menores, sino que también les ayuda a otros aspectos, como:

  • relacionarse con otros niños
  • convivir
  • jugar
  • practicar ejercicio
  • encontrar un lugar seguro y estable

Eso sí, es importante transmitir las medidas preventivas a los niños frente al coronavirus, como el frecuente lavado de manos, la distancia social y la necesidad de llevar mascarilla en los mayores de 6 años. Por lo tanto, como nos aconseja nuestra psicóloga, en este curso escolar es necesario indicarles que «las normas serán distintas, y que sus profesores estarán cuidándolos como siempre».

Prevención del virus

Desde el servicio de Pediatría del Hospital Quirónsalud Málaga nos señalan las siguientes medidas:

  1. Si el niño presenta algún síntoma, no debe ir al colegio.
  2. Colocar bien la mascarilla y cambiarla habitualmente.
  3. Lavarse las manos con frecuencia.
  4. No compartir juguetes, material escolar, toallas o comida con otros compañeros.
  5. Diferenciar la ropa que llevamos al cole de la que se usa en casa.
  6. Evitar los juegos de contacto.
  7. Explicar que, en ocasiones, es posible que no haya actividades extraescolares.
  8. Cumplir con el calendario de vacunas.

Medidas para la vuelta al cole

En casa…

  • Dejar los zapatos del colegio en la entrada de casa.
  • Evitar que el niño toque cualquier objeto hasta que se haya lavado las manos y se haya cambiado la ropa. Lo ideal sería que se duchara al llegar a casa.
  • Airear la ropa del colegio y, sobre todo, exponerla a la luz del sol.
  • Limpiar con agua y jabón o alcohol otros objetos como el móvil, las gafas, las pulseras, los pendientes…
  • Lavar la ropa, las toallas y la ropa de la cama a una temperatura mayor de 40 grados.
  • Limpiar las fiambreras y los cubiertos usados en el colegio con agua jabonosa o, si es posible, a 60º en el lavavajillas.
  • Limpiar la cocina y el aseo de forma periódica, usando para ello productos que incluyan lejía. En concreto se aconseja verter 25 mililitros de lejía a un litro de agua y usar material de limpieza que se pueda desechar.
  • Ventilar correctamente las zonas comunes.
  • Si hay personas de riesgo en la familia, es recomendable usar baños diferentes o desinfectarlo después de su uso. También deberían adoptarse las medidas generales contra el coronavirus, como llevar mascarilla, evitar el contacto y cumplir con la distancia de seguridad.

Fuente: tucanaldesalud

Deja tu comentario!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Entrada siguiente

Wall Street cae más del 3% arrastrado por el Nasdaq y las grandes tecnológicas

Jue Sep 3 , 2020
Comenzó con buen pie, mejoró a lo largo de la sesión y firmó un cierre mediocre. Este es el resumen de la sesión de la Bolsa española de este jueves. El Ibex ha terminado con una escueta subida del 0,13%, hasta los 7.006 puntos. Ha recuperado la cota de los […]