Para la Iglesia, los cambios en la ley de juego online tendrán «consecuencias nefastas para la sociedad»

La Iglesia criticó con dureza la modificación de la ley de apuestas online que se aprobó este jueves en la Legislatura porteña por considerar que tendrá “consecuencias nefastas para la sociedad, en especial para los más pobres”. Además, dado que simultáneamente abordará otra iniciativa legal para prevenir la ludopatía y sus “dramáticas consecuencias” personales, familiares y sociales, se preguntó “si no hay cierta perversidad en este modo de legislar”.

Los cambios que se votaron son para permitirles a los dueños del Hipódromo de Palermo y de los barcos casino de Puerto Madero participar del negocio de las apuestas por internet.

Además, se incluyó una cláusula para que no se le pueda otorgar licencias a ningún empresario que tenga condenas o procesos judiciales penales. Así, le quedaría bloqueado un eventual ingreso a Cristóbal López.

En la declaración, titulada: “Cada casa puede ser un casino en el AMBA”, el arzobispo de Buenos Aires, cardenal Mario Aurelio Poli, y sus obispos auxiliares, rechazan la justificación para su legalización en que “este negocio se da en la clandestinidad” y que su aprovechamiento como “recurso recaudatorio” porque “nada justifica la insospechable proyección de una actividad que solo invita a un círculo vicioso” y menos, dicen, en medio de la pandemia.

En ese sentido, mencionan, entre otras cosas, las “secuelas de enfermedad y muerte, con agentes de la salud extenuados y sobrepasados por los casos de contagio, sin ver todavía el horizonte de su extensión”, y que “gran parte del año el sistema educativo entró en pausa obligada, y aún con los esfuerzos de los docentes y padres queda por evaluar los resultados de la educación digital para niños, adolescentes y jóvenes”.

Tragamonedas del Hipódromo. Con la modificación del la ley porteña, podrán ingresar al juego online.

Tragamonedas del Hipódromo. Con la modificación del la ley porteña, podrán ingresar al juego online.

También citan “los índices de pobreza que han aumentado en forma alarmante”, así como “familias de clases baja y media que asisten a comedores para alimentarse” y el hecho de que “la economía del país pasa por un frágil equilibrio y se cierran miles de fuentes de trabajo”.

“Si es cierto que las leyes se ordenan al bien común de los ciudadanos, organizan la sociedad e inciden en la cultura de un pueblo, el tratamiento de este género de leyes nos advierten que estamos ante una legislación que, por un lado promueve las apuestas en línea sin medir sus consecuencias nefastas para la sociedad, en especial para los más pobres”, puntualizan.

Y completan: “Por otro –bajo el aspecto de una ley preventiva y asistencial–, reconoce que los juegos de azar en línea son causantes de graves daños para la salud psíquica en la población, sobre todo de los más vulnerables. No podemos desconocer el dolor de las familias cuando un miembro pasa de ser un jugador casual a un adicto”.

A su juicio, ambas iniciativas “no hacen más que visualizar una cruel propuesta del Estado a nuestros jóvenes. Cualquier chico o chica desde el celular puede estar en línea con la enorme oferta que presenta el juego; esta población -indican- recibirá de los adultos un mensaje ambiguo y peligroso”.

Los dueños de los barcos casino de Puerto Madero también podrán ingresar al negocio del juego online con los cambios que se votaron en la ley porteña.

Los dueños de los barcos casino de Puerto Madero también podrán ingresar al negocio del juego online con los cambios que se votaron en la ley porteña.

Advierten al respecto que “la modalidad del juego en línea permite el fácil acceso desde la casa, la oficina, la escuela o la plaza: solo es necesario la conectividad desde cualquier dispositivo. Esto agrega el riesgo de que los jugadores queden en el anonimato y resultaría muy difícil controlar el ingreso de menores al sistema de juego”.

“Para sancionar la ley del juego en línea, no creemos válido el argumento de que este negocio se da en la clandestinidad. Si eso es así, no debiera ser un recurso recaudatorio del Estado, como se sospecha –aunque sea destinado a un bien social–, y menos, que se convierta en el negocio de unos pocos empresarios del juego y la publicidad”, señalan.

Consideran, pues, que “todo cierra para que las únicas beneficiadas siempre sean las empresas de apuestas, que se llevarán entre sus ganancias el dinero de familias pobres”.

Luego se preguntan: “¿Se consultó a las familias si eso es lo que quieren para sus hijos? ¿Se escuchó a las instituciones educativas, que por oficio tienen una especial cercanía con las expectativas de los adolescentes y jóvenes? ¿Alguien consideró el parecer de los jóvenes comprometidos en acciones solidarias, proyectos sociales o los que participan en movimientos populares?”.

“Estamos convencidos de que la amplia mayoría apuesta al sacrifico, al trabajo honrado, a conservar los valores que se maman en las familias y a las virtudes que sostienen la vida entera. Por el contrario ‘la pasión del juego corre peligro de convertirse en una grave servidumbre´”, lamentan.

SC

Fuente: Clarin

Deja tu comentario!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Entrada siguiente

¿Se podrá comprar dólares este viernes?: qué dicen en el Banco Central luego de habilitar las transferencias

Jue Sep 24 , 2020
El mercado vive momentos de tensión debido al freno a la venta de dólares que se generó a partir del lanzamiento del «súper cepo» El Banco Central estimó que este viernes puede estar operativa la compra de dólares a través del homebanking, remarcó que el sistema financiero trabaja «con normalidad» […]