2021, vacunas para el optimismo

Encaramos, con cierta alegr√≠a, la recta final de un a√Īo en el que nada ha salido como esper√°bamos. Nuestra mente est√° preparada para proyectar el futuro en base a supuestos de estabilidad, pero 2020 se ha empe√Īado en dar un vuelco a dicha estabilidad, empuj√°ndonos a vivir en una realidad que hasta hace poco nos hubiera parecido una distop√≠a. La expansi√≥n del coronavirus golpe√≥ a una realidad ya de por s√≠ incierta, y oblig√≥ a la econom√≠a mundial a paralizar su actividad, aboc√°ndonos a una recesi√≥n econ√≥mica de gran magnitud. Las previsiones m√°s actualizadas del FMI, que datan de octubre, esperan una ca√≠da en el PIB para el a√Īo 2020 del 4,4% a escala global, con una ca√≠da a√ļn m√°s acusada en el caso de la zona euro, donde se espera que el retroceso se acerque al 8%.

Los mercados financieros, a diferencia de la econom√≠a real, tienen una facilidad pasmosa para adaptarse a situaciones complejas. Despu√©s de una sobrerreacci√≥n inicial a la baja, a ra√≠z de conocer los primeros confinamientos en Europa durante el mes de marzo, el mercado comenz√≥ a evaluar con m√°s detenimiento el impacto que el cierre de la actividad tendr√≠a en las compa√Ī√≠as, lo que, unido a la inmediata respuesta por parte de los bancos centrales, que inundaron el mercado de liquidez, y a la imaginaci√≥n mostrada por los Estados para implementar est√≠mulos fiscales, calm√≥ el √°nimo de los inversores. El mercado tambi√©n identific√≥ cu√°les ser√≠an los sectores ganadores y perdedores de esta crisis, dej√°ndonos fuertes dispersiones en la rentabilidad, seg√ļn en qu√© sector pongamos el foco. Las compa√Ī√≠as ligadas a la tecnolog√≠a o a los nuevos h√°bitos de consumo sobresalen con ganancias notables, v√©anse las famosas FAANG, mientras que las m√°s dependientes del ciclo econ√≥mico, como financieras, energ√≠a o el turismo, caen estrepitosamente. Sin embargo, la situaci√≥n parece haber cambiado √ļltimamente.

Noviembre ha sido, claramente, un mes de inflexi√≥n. Los buenos resultados obtenidos por las vacunas, primero de Pfizer y despu√©s de Moderna y AstraZeneca, incluyendo la inminente aprobaci√≥n por parte de las agencias del medicamento para su distribuci√≥n, suponen un revulsivo de cara a la recuperaci√≥n econ√≥mica que cabr√≠a esperar para el pr√≥ximo a√Īo, hecho que las Bolsas han celebrado con euforia, asistiendo a un comportamiento espectacular de las compa√Ī√≠as que estaban m√°s castigadas en el a√Īo. Por poner un ejemplo, el Ibex 35, una de las Bolsas m√°s rezagadas en 2020, se anotaba un 25% en noviembre. Tiene su l√≥gica.

Adem√°s, desde una perspectiva fundamental, y en la medida en que bancos centrales y Gobiernos actuaron con celeridad para paliar la falta de ingresos en las empresas, hemos visto c√≥mo la situaci√≥n financiera de las mismas no ha empeorado de manera significativa. En Europa, por ejemplo, las compa√Ī√≠as no han perdido el acceso a los mercados de capitales, lo que les ha permitido emitir deuda relativamente barata, que ha estado dirigida mayoritariamente a reforzar la posici√≥n de liquidez de las compa√Ī√≠as, ayudando a que la tasa de impagos esperada en la regi√≥n se encuentre por debajo del 2%. De cara al pr√≥ximo a√Īo, y en la medida en que la actividad se normalice, tocar√° poner a trabajar esa liquidez para incrementar la l√≠nea de ingresos.

Con este tel√≥n de fondo, las casas de an√°lisis y gestoras internacionales llevan semanas lanzando sus previsiones para el a√Īo 2021, mostrando su preferencia por los principales activos de riesgo, esto es, renta variable y deuda high yield, que deber√≠an ser los m√°s favorecidos en un entorno de normalizaci√≥n de la actividad y de recuperaci√≥n de los beneficios empresariales. Dentro de la renta variable, la oportunidad reside en sobreponderar los sectores m√°s da√Īados este a√Īo, como el retail, industria o financieras, donde la revisi√≥n de beneficios al alza ser√° mayor. A largo plazo, tambi√©n ser√° importante no perder exposici√≥n a los sectores anclados en tendencias de crecimiento secular, como la tecnolog√≠a o la salud, si bien, la expectativa de un mayor crecimiento y, previsiblemente, de una mayor inflaci√≥n a futuro podr√≠a pesar negativamente sobre la exigente valoraci√≥n que presentan algunas de las compa√Ī√≠as en estos sectores.

Por otro lado, los activos de riesgo encontrar√°n soporte en la falta de alternativas atractivas de inversi√≥n, as√≠ como en el exceso de liquidez existente en el sistema, lo que empujar√° al inversor a tener que soportar cierto nivel de riesgo para aspirar a obtener rentabilidades positivas o para, directamente, no perder dinero. Como ejemplo, el activo sin riesgo en Europa nos asegura la p√©rdida, al ser el coste de la liquidez fijado por el BCE, del -0,5%. En Estados Unidos, los tipos de inter√©s a corto plazo se sit√ļan en un rango entre el 0%-0,25%, pero, como inversores europeos, asumir√≠amos riesgo d√≥lar.

Por supuesto, existen riesgos en el horizonte que nos invitan a ser cautos. A corto plazo, el mercado se est√° mostrando muy complaciente, con las Bolsas americanas en m√°ximos hist√≥ricos y Europa habiendo experimentado un noviembre espectacular. Adem√°s, la situaci√≥n actual del virus sigue presentando matices negativos y a√ļn habr√° que esperar a la segunda mitad de 2021 para alcanzar la deseada inmunidad de grupo. A nivel pol√≠tico, el desenlace del Brexit parece m√°s cercano, aunque no conviene descartar sorpresas.

Nuestra receta, como casi siempre, es permanecer invertido en carteras diversificadas, globales y con exposici√≥n a compa√Ī√≠as que se beneficien del crecimiento mundial, que tarde o temprano llegar√°.

Manuel Rodríguez Torrecillas es Selector de fondos de renta fija en Abante

Fuente: Cincodias.elpais

Deja tu comentario!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Entrada siguiente

El derecho a la asistencia sanitaria de la UE

S√°b Dic 12 , 2020
Los reglamentos de la Seguridad Social aplicables en todo el territorio de la Uni√≥n Europea extienden los derechos sociales a todos los ciudadanos, incluyendo la prestaci√≥n de asistencia sanitaria en casos de enfermedad, accidentes de trabajo y maternidad de los trabajadores por cuenta ajena, por cuenta propia y a los […]