A un año de su magnicidio, Haití recuerda al presidente Jovenel Moise

Los deudos ms cercanos de Moise desconfan del actual gobierno haitiano Foto AFP
Los deudos más cercanos de Moise desconfían del actual gobierno haitiano / Foto: AFP.

Con una breve ceremonia en el corazón del jardín del Museo del Panteón Nacional, en la capital Puerto Príncipe, Haití recordó este jueves el primer aniversario del asesinato del presidente Jovenel Moise, un crimen perpetrado en su residencia por un grupo comando de alrededor de 30 personas que arribó al lugar con la orden de matar a todos los que estuvieran allí.

El primer ministro, Ariel Henry, dijo durante el acto para homenajear al exgobernante que el país aún está en duelo a un año del «barbarismo» cometido en su contra, y que eso obliga a los haitianos «a sumergirnos en un profundo cuestionamiento».

Henry, el último primer ministro nombrado por Moise dos días antes de su asesinato, aseguró que la familia, la diáspora y todo el pueblo quiere conocer lo sucedido y reiteró que la justicia va a determinar quiénes son los responsables del crimen.

Moise fue baleado en su residencia presuntamente por exmilitares colombianos, a los que un año después no se le imputaron cargos.

También reconoció la compleja situación de inseguridad que vive la nación, donde el clima de paz se deterioró «considerablemente», consignó la agencia de noticias Sputnik.

«En los últimos años nosotros experimentamos la violencia en todas sus formas, y la banalización de la vida, un círculo vicioso que nos destruye», subrayó Henry, para quien la solución de los problemas está prevista en el mismo modelo adoptado por el Gobierno: la democracia.

El primer ministro agregó que Moise no estaba satisfecho con lo que ocurría en la nación y la sociedad, y quería poner fin a la violencia, secuestros y asesinatos.

«Quería que los haitianos se reconciliaran», aseguró, tras destacar que la visión del exgobernante estaba encaminada al diálogo, consenso, elecciones y reivindicación de las demandas de los ciudadanos.

«Su asesinato es una muestra de la intolerancia», dijo.

El magnicidio sigue pendiente de esclarecimiento Foto AFP
El magnicidio sigue pendiente de esclarecimiento / Foto: AFP.

El magnicidio

 
Moise fue baleado en su residencia presuntamente por exmilitares colombianos, a los que un año después no se le imputaron cargos.

La familia cercana al expresidente rechazó participar de los homenajes del Gobierno por considerar las «graves sospechas» de implicación de Henry en el magnicidio.

Desde la muerte de Moise, la presidencia está vacante y no hay fecha prevista de elecciones para designar a su sucesor.

La Justicia está más a la deriva que nunca: desde hace un mes, las oficinas de la fiscalía en Puerto Príncipe fueron ocupadas por una de las muchas bandas criminales que controlan porciones enteras del territorio haitiano.

Cinco jueces de instrucción se sucedieron en este caso y ninguno de ellos acusó formalmente a ninguna de las cuarenta personas encarceladas, incluidos los colombianos que presuntamente integraron el comando.

La Justicia está más a la deriva que nunca: desde hace un mes, las oficinas de la fiscalía en Puerto Príncipe fueron ocupadas por una de las muchas bandas criminales que controlan porciones enteras del territorio haitiano.

«A pesar de su debilidad, la Justicia debe seguir haciendo todo lo posible para localizar a los culpables, llevarlos ante los jueces e imponerles sentencias ejemplares y disuasorias», dijo Henry ante funcionarios y diplomáticos extranjeros que participaron de la ceremonia.

Fuente: Télam

Compartir en redes sociales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.