Abusaba de las amigas de su hijita cuando quedaban a dormir: ni siquiera irá preso

Un metalúrgico de 31 años fue condenado a 3 años de prisión condicional (no irá preso) por la Justicia de la provincia de San Juan, luego que se comprobara que había manoseado a dos amigas de su hija, cuando iban a jugar a la casa, y en un cumpleaños. 

El juicio abreviado se resolvió en la jornada del pasado martes, cuando el acusado, identificado como Sergio Alejandro Rodríguez, de 31 años, admitió la autoría de los ataque sexuales a ambas nenas y llegó a un acuerdo.

De tal manera, el hombre podrá cumplir la pena sin encierro, aunque deberá cumplir ciertas condiciones como por ejemplo no acercarse a menos de 200 metros de sus víctimas, no molestarlas ni contactarlas por ninguna vía ni consumir estupefacientes o alcohol.

Uno de los episodios salió a la luz en febrero pasado en el Camping de Rivadavia, según consignó Diario de Cuyo. En ese momento, Rodríguez se acercó hasta una familia que conocía a pedirle leña. Sin embargo, cuando la hija del matrimonio lo vio, esta salió corriendo y se metió en la carpa, llorando.

Cuáles son los hechos por los que fue condenado
Luego, la niña de 11 años le contó a su hermana mayor que ese sujeto la había tocado por debajo de su ropa en 2017 o 2018, en el cumpleaños de otra nena. En esa situación, el abusador le había preguntado por sus padres y cuando la nena respondió que no estaban, «la tomó de un brazo y la llevó hasta un lugar donde la manoseó». «Vos sos amiguita de …. (su hija), sabés que sos muy bonita», le dijo. Luego la sentó en su falda y la manoseó, según los dichos de la menor. A lo que luego le aclaró, «esto es un juego, yo hago lo mismo con (su hija), que esto quede entre vos y yo».

La abuela de la nena denunció el abuso el pasado 6 de marzo. Sin embargo, la situación judicial del acusado tomó mayor gravedad cuando, al día siguiente, recibió otra denuncia. 

En esta ocasión, fue realizada por el padre de una nena de 10 años, también amiga la hija de Rodríguez, con quien los hechos de abuso se habrían repetido varias veces cuando se juntaban a jugar, según consta en el expediente.

A partir de las denuncias, se realizó una investigación, gracias a la cual se pudo saber que el acusado no había sometido a su propia hija.

No obstante, los psicólogos informaron que las otras menores cuyos padres habían denunciado los abusos no mentían cuando señalaban a Rodríguez como el autor de los manoseos. Por estos motivos, el acusado fue condenado a 3 años de prisión condicional.

Con información de Crónica

Fuente: Informate Salta

Compartir en redes sociales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.