Aduana multó en $7.000 millones a una empresa por subfacturación en exportación de litio

Aduana determin los valores corrientes para el carbonato de litio comparando los precios de mercancas idnticas o similares Eran hasta un 122 inferiores
Aduana determinó los valores corrientes para el carbonato de litio comparando los precios de mercancías idénticas o similares. Eran hasta un 122% inferiores.

La Dirección General de Aduana (DGA) denunció una maniobra de subfacturación en la exportación de carbonato de litio que entre 2018 y 2019 generó un perjuicio de US$ 8 millones en derechos de exportación y le aplicó a la empresa involucrada en las operaciones una multa de $7.000 millones.

La maniobra comprende a «más de 400 operaciones de exportación efectuadas por una empresa argentina a una empresa vinculada del exterior», informó el organismo dirigido por Guillermo Michel. Fuentes de la DGA precisaron a Télam que se trata de una «multa infraccional» y que se desarrolla «aún en sede administrativa».

La empresa argentina -que por cuestiones procesales aún no puede ser identificada- «exportaba a su vinculada del exterior a valores sustancialmente inferiores a los estimados de mercado y a los utilizados por otro exportador comparable», precisó la DGA en su denuncia.

El organismo determinó los valores corrientes para el carbonato de litio comparando los precios de mercancías idénticas o similares, documentados por un exportador en similar posición de mercado, en cuanto a capacidad comercial, momento aproximado de exportación y destino.

«Como resultado de tal comparación se comprueba que los precios declarados por otro exportador comparable son sustancialmente superiores, en un promedio de 103% a 122%, a los precios declarados por la empresa» observada, detalló la Aduana en un comunicado.

Asimismo, se ponderó que los precios declarados por el operador comparable acompañan la evolución de los precios internacionales del carbonato de litio, obtenidos de páginas especializadas en recopilar precios de transacción internacionales y por informes de la Secretaría de Minería y la Bolsa de Comercio de Rosario, además de ser semejantes a los declarados por mercadería idéntica o similar ante la Aduana de Chile.

Con esa información, la DGA concluyó que «los precios de transacción declarados por la empresa argentina se encuentran influenciados por la vinculación entre las partes y no cumplen con la condición de ser valores corrientes o de mercado«.

«En otras palabras, la empresa denunciada subfacturó sus exportaciones a la empresa vinculada del exterior», indicó.

Luego de comprobado el ilícito, la Aduana notificó los estudios de valor a la empresa y le reclamó derechos de exportación por US$ 8 millones, por la diferencia de tributos entre lo que pagó y lo que debió pagar, además de aplicarle una multa por $7.000 millones, en base a lo dispuesto en los incisos a) y c) del artículo 954 del Código Aduanero.

Fuente: Télam

Compartir en redes sociales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.