Bombardeos de la coalición dirigida por Arabia Saudita: hay más de 150 rebeldes muertos

Los hutíes lanzaron en febrero una campaña para conquistar Marib.

Los hutíes lanzaron en febrero una campaña para conquistar Marib.

Más de 150 rebeldes hutíes murieron en ataques de la coalición militar liderada por Arabia Saudita en la estratégica ciudad de Marib, en el oeste de Yemen, controlada por las fuerzas gubernamentales.

«La operación destruyó 11 vehículos militares y mató a más de 150 elementos terroristas» en Al Abdiya, al sur de Marib, indicó la coalición, en referencia a los rebeldes chiitas hutíes, informó la agencia de noticias saudita SPA.

Los hutíes lanzaron en febrero una campaña para conquistar Marib, último feudo del Gobierno en esa parte de Yemen, y en las últimas semanas intensificaron su ofensiva.

La coalición respondió con bombardeos aéreos durante los últimos cuatro días, y mató -según ella- a más de 500 insurgentes. Los balances, sin embargo, no pudieron ser verificados.

El conflicto en Yemen ya lleva siete años y enfrenta a los rebeldes hutíes con el Gobierno, que es respaldado militarmente por una coalición de países árabes sunnitas encabezada por Arabia Saudita

Yemen se halla devastado por un conflicto que ya lleva siete años que enfrenta a los rebeldes hutíes con el Gobierno, que es respaldado militarmente por una coalición de países árabes sunnitas encabezada por Arabia Saudita.

Los rebeldes, apoyados políticamente por Irán, controlan gran parte del norte de Yemen, incluida la capital, Sanaá, tomada desde 2014.

Los enfrentamientos en torno a Marib se intensificaron en las últimas semanas y causaron decenas de muertos, en un contexto de estancamiento diplomático de cara a un eventual alto el fuego.

Desde febrero, los rebeldes intentan controlar esta provincia rica en petróleo, situada a unos 120 kilómetros de la capital, y que constituye el principal reducto de las fuerzas leales al Gobierno en esa zona del país.

La pérdida de Marib supondría un gran revés para el Gobierno y Arabia Saudita.

La batalla de Marib agravó el conflicto de este país castigado por la peor crisis humanitaria del mundo según la ONU, que advierte de un riesgo de hambruna a gran escala.

Un 80% de los 30 millones de habitantes depende de una ayuda humanitaria que no cuenta con el financiamiento necesario

Un 80% de los 30 millones de habitantes depende de una ayuda humanitaria que no cuenta con el financiamiento necesario, en tanto las organizaciones internacionales consideran que la guerra ya dejó decenas de miles de muertos y millones de desplazados internos.

A causa de los combates, decenas de miles de personas tuvieron que abandonar Marib este año, informó la ONU.

«Desde el 1 de enero hasta el 30 de septiembre, la OIM (Organización Internacional para las Migraciones) registró más de 55.000 personas desplazadas en la gobernación de Marib», en las áreas accesibles para sus equipos de monitoreo, explicaron fuentes de la organización a la agencia de noticias AFP.

Solo en septiembre se registraron 10.000 desplazados en esa provincia, indicó la OIM.

Mientras la ONU y Estados Unidos impulsan el fin de la guerra, los hutíes exigen especialmente la reapertura del aeropuerto de Sanaá, bloqueado por Arabia Saudita desde 2016, antes de cualquier alto del fuego o negociación.

Fuente: Télam

Compartir en redes sociales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Entrada siguiente

"Me dijo amor, me apuñalaron, y cayó al piso", contó la novia del joven atacado en el cerro

Jue Oct 14 , 2021
El martes en la noche la víctima se encontraba junto a su pareja en el cerro San Bernardo cuando fueron abordados por tres sujetos que les robaron y antes de irse hirieron al joven con arma blanca. Tras conocerse el hecho la novia del muchacho habló totalmente quebrada y clamó […]