Choferes despedidos se encadenaron en la puerta de la empresa

9 DE Mayo 2022 – 13:02 Son cuatro hombres y una mujer. Uno de los conductores tiene dos hijas discapacitadas. Denuncian que el gremio que los nuclea no los apoyó en ningún momento.

“Nos descuentan 5 mil pesos por mes y aquí estamos solos, sin el apoyo del gremio, sin que la UTA a través del secretario general Miguel Barrera haga algo por nosotros”, dijo hoy a El Tribuno uno de los cinco choferes despedidos que se encadenaron a la puerta de la empresa Transal.

Los cesanteados son cuatro hombres y una mujer. Dos de ellos se encuentran con carpeta médica hasta el 12 de mayo y, sin embargo, recibieron las carta documento que les comunicaba el despido, según relataron, sin justa causa. “Nosotros somos pareja, padres de bebés, y a los dos nos dejaron en la calle, sin trabajo. El lunes pasado nos llegó la carta documento teniendo carpeta médica. Yo estoy recién operada, todavía tengo los puntos de la intervención quirúrgica y cuento con el certificado vigente hasta el 12 de mayo. Sin embargo a la empresa esto poco le importó y nos despidió sin causa alguna”, dijo Stefanía a El Tribuno en la puerta de la empresa.

“Tomaron la decisión de echarnos y no sabemos por qué razón. Nos dejaron sin trabajo y nosotros estamos acá para recuperarlo. Todavía ningún gerente nos recibió y nos justificó esta medida arbitraria que tomaron con nosotros”. 

Por su parte, Francisco es padre de 4 hijas, dos de ellas con discapacidades, y una tercera que se alimenta todavía con una leche especial que tiene un costo de 12 mil pesos. Francisco se encadenó y relató que se quedará ahí hasta que le devuelvan el trabajo.

Stefanía junto a su pareja, ambos fueron cesanteados.

“Antes del Día del Trabajador fui echado por la empresa, me comunicaron que quedé fuera de sistema, unos días después me llegó la carga documento, de que estaba despedido sin causa alguna. Yo quiero volver a trabajar. Necesito trabajar para darle de comer a mis cuatro hijas, dos de ellas tienen discapacidades, y una tercera todavía se alimenta con una leche sin lactosa que tiene un valor de 12 mil pesos. ¿De dónde saco esa plata si no trabajo? Quiero trabajar por eso estoy acá y me voy a quedar hasta que me devuelvan el trabajo”, expresó Francisco a El Tribuno.

“Necesito que me vuelvan a reincorporar, el gremio está ausente, Miguel Barrera me dijo que se iba a ocupar de nosotros, de hablar con la empresa para que nos devuelvan el trabajo y no hizo nada. Ni siquiera pasó para apoyarnos en esta lucha. No nos sentimos representado por el sindicato. Tengo 7 años en la empresa, si él estaría interesado en nosotros estaría acá en la lucha. Ni el gremio ni Saeta hacen nada. Voy a seguir encadenado acá los días que sea hasta que me devuelvan el trabajo, hasta conseguir la reincorporación”.

Francisco otro de los choferes que fueron despedidos por Transal.

Francisco dijo también que la empresa todavía no les justificó por qué razón tomaron la decisión de echarlos. “Ellos reciben el subsidio del gobierno. Nunca dejaron de cobrarlo. Hasta que no me reincorporen no me voy a mover de acá. Voy a luchar por la alimentación de mis cuatro hijas”, afirmó.

La empresa Transal está ubicada en la calle Almirante Brown y Bolívar y está a cargo de los corredores 4 y 6.

Fuente: El Tribuno

Compartir en redes sociales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Entrada siguiente

En Salta la construcción moderna es segura y resistente

Lun May 9 , 2022
9 DE Mayo 2022 – 14:43 El Copaipa es la entidad que hace la revisión de normas sismorresistentes. Desde 1980 la provincia cuenta con una ley que le da la potestad de verificar todos los planos de estructura. Es el único consejo profesional del país que tiene esta responsabilidad por […]