Cirugías que mejoran la apnea del sueño

La apnea del sueño es una enfermedad crónica que causa paradas en la respiración durante el descanso nocturno sin que la persona afectada sea consciente de ello. Esto repercute en el ciclo normal del sueño y empeora la calidad del descanso.

Los síntomas habituales de la apnea son:

  • Agotamiento
  • Dolor de cabeza
  • Sueño
  • Irritabilidad

Igualmente, a largo plazo, la apnea puede implicar consecuencias más graves, ya que está asociada a enfermedades neurodegenerativas y cardiovasculares.

Afortunadamente, existen varios tratamientos para mejorar la apnea del sueño, desde sintomáticos hasta quirúrgicos. Te contamos en qué consisten y cuándo conviene recurrir a la intervención quirúrgica.

Dispositivo CPAP para aliviar la apnea del sueño

CPAP vs cirugías para la apnea

CPAP son las siglas en inglés de Continuous Positive Airway Pressure, que significa Presión Positiva Continua en la Vía Aérea, y se trata de un dispositivo que alivia las pausas respiratorias originadas durante el descanso. La doctora Beatriz Albarracín Arjona, cirujana maxilofacial del Hospital Quirónsalud Infanta Luisa, nos explica que es «una máscara que ayuda a que la vía aérea no se cierre por las noches».

Aunque los resultados de la CPAP son positivos, no cura la apnea del sueño. Por eso, es necesario utilizar esta máquina de manera regular para evitar las paradas en la respiración. Nuestra doctora nos aclara que «son muchas las personas que por edad no quieren depender de la CPAP para siempre o no consiguen dormir cómodos».

Por ejemplo, hay personas que no llegan a acostumbrarse a la máscara que cubre la nariz o la boca, o ambos; otros sienten que no pueden hacer planes por la CPAP o piensan que puede influir en su relación en pareja. Para estos casos las técnicas quirúrgicas disponibles pueden ser beneficiosas, puesto que mejoran el uso de la máquina o incluso logran que no sea necesario utilizar la CPAP después de la intervención.

La cirugía ortognática y la cirugía nasal

Son las dos técnicas quirúrgicas utilizadas para mejorar la apnea y la respiración. Ambas coinciden en que:

  • Se utilizan procedimientos mínimamente invasivos, ya que se realizan a través de la cavidad de la boca.
  • Se requiere un ingreso hospitalario inferior a las 24 horas.
  • Se recupera la normalidad en tres semanas, como máximo.
  • Se obtienen resultados satisfactorios.

¿Qué es la cirugía ortognática para la apnea?

Es un tratamiento quirúrgico en el que se modifica la estructura de la vía aérea. El objetivo es que esta quede estabilizada durante el descanso nocturno y, en consecuencia, aliviar la apnea del sueño.

La cirugía ortognática está indicada cuando la apnea se produce por una alteración en el desarrollo del esqueleto facial, que a su vez puede presentar cambios en la mordida.

Su principal ventaja es que, después de la intervención, ya no será necesario el uso de la CPAP. De hecho, el doctor Pablo Rodríguez Jara, especialista en Cirugía Maxilofacial del mismo centro hospitalario, nos apunta que «la cirugía ortognática es la única intervención que ha demostrado ser eficaz para que el paciente no dependa de la CPAP«.

Cirugías que mejoran la apnea del sueño

Cirugía nasal para mejorar la respiración

Aunque en muchas ocasiones se recurre a esta cirugía por motivos estéticos, en realidad no solamente puede ayudar a conseguir la nariz que queremos, sino que también es posible utilizarla para corregir las desviaciones en el tabique u otras anomalías que dificultan la respiración. Por tanto, la cirugía nasal puede resultar beneficiosa para las personas afectadas por la apnea.

Operación de nariz combinada con la férula mandibular

Nuestra doctora nos apunta que «algunos pacientes ya están acostumbrados a la máquina, pero querrían hacer más agradable su uso y tener una buena opción para los viajes, por ejemplo, por lo que también se puede optar por una combinación de cirugía nasal y dispositivo de avance mandibular«.

En concreto, la férula de avance mandibular se prepara teniendo en cuenta las características de cada persona, y además se adapta para lograr la posición más confortable durante el sueño y en la que también se producen menos paradas respiratorias.

En cualquier caso, para saber qué cirugía es la más adecuada se realiza un estudio individualizado previo en el que se observa la anatomía, despierto y tumbado, ya que la vía aérea es distinta dependiendo de la persona. Así es posible indicar cuál es la técnica que favorecerá la respiración.

Fuente: tucanaldesalud

Deja tu comentario!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Entrada siguiente

Empiezan a llegar billetes de $1.000 impresos en Brasil

Lun Nov 23 , 2020
Las compras son para abastecer el pico de demanda de efectivo de fin de año. En principio es un stock de 400 millones de billetes Los primeros billetes de $1000 impresos en Brasil comenzaron a llegar. De esta forma, el gobierno busca abastecer el pico de demanda de efectivo previsto […]