¿Cómo abordar la calvicie relacionada con la Covid-19?

El aspecto del pelo ha sufrido las consecuencias de la pandemia y la Covid-19. De hecho, durante el confinamiento aumentaron las consultas por la caída del cabello.

Uno de los tipos de alopecia observados es el efluvio telógeno, que se asocia de manera directa con los procesos infecciosos como el coronavirus. Pero esta no es la única causa posible, sino que existen otros factores que originan su aparición, y que además están presentes en el contexto actual de alerta sanitaria, como el estrés.

Afortunadamente, los efectos de esta calvicie pueden corregirse. Así lo indica el doctor Amir Tarighpeyma, jefe de la Unidad de Medicina y Trasplante Capilar del Hospital Quirónsalud Infanta Luisa, «el efluvio telógeno tiene muy buena recuperación siempre que se trate correctamente, atendiendo a cada caso». Para ello, es importante establecer una estrategia para su tratamiento.

Te contamos cómo se aborda esta caída del pelo relacionada con la Covid-19, la pandemia y el estrés.

¿En qué consiste la alopecia del efluvio telógeno?

Es una alteración del ciclo capilar que provoca una caída de pelo muy alarmante. En esta línea, nuestro especialista nos explica que «consiste en que una gran cantidad de cabellos aceleran su entrada en la fase telógeno o fase de caída». Así es como aparece la pérdida de pelo tan exagerada y repentina. No obstante, no ocurre de manera inmediata, sino que puede trascurrir un periodo de 2 a 3 meses desde que tiene lugar el daño hasta que se observa la calvicie.

Se considera una alopecia de efluvio telógeno, «cuando la caída representa aproximadamente el 20% del total del cabello«, según indica nuestro especialista, quien agrega que «esto resulta una situación muy alarmante para los pacientes, que acuden a la consulta refiriendo haber observado un aumento exagerado de pelos caídos, especialmente en el peine o cepillo, o en la almohada o colchón».

Asimismo, se añade el estrés que genera el hecho de ver esa llamativa pérdida del cabello, lo que produce un círculo vicioso en la persona afectada, y del que puede ser complicado salir.

¿Por qué se relaciona esta caída del pelo con el coronavirus?

Las principales causas de esta calvicie son el estrés, la falta de nutrientes y determinadas enfermedades de tipo infeccioso o endocrinológico, entre otras. Todas ellas están presentes en la pandemia:

¿Cómo abordar la calvicie relacionada con la Covid-19?

  • La enfermedad del coronavirus. Teniendo en cuenta que las infecciones pueden causar esta alopecia, se deduce que la Covid-19 también puede provocarla o acelerarla, puesto que puede llegar a ser una infección muy severa.
  • El ingreso en el hospital o en casa, que conlleva el tratamiento de la Covid-19, genera un importante estrés en el organismo. Como respuesta, el cuerpo dedica los nutrientes a otras prioridades; entonces, se disminuyen las reservas, obligando al cuero cabelludo a avanzar a la caída, que es la última etapa de su ciclo.
  • El incremento de estrés psicosocial. Puede influir en la evolución de las afecciones habituales y dermatológicas, derivando en el empeoramiento de la patología. Esto ocurre, sobre todo, en la calvicie causada por el efluvio telógeno, que se relaciona con las situaciones de estrés.

¿Qué debe incluir el tratamiento de esta alopecia?

La terapia del efluvio telógeno debe incluir los siguientes puntos:

  1. Aliviar el estrés. En este sentido, nuestro doctor nos apunta que «el paciente debe bajar su nivel de estrés, cosa que en ocasiones resulta difícil dada la situación en la cual están inmersos por la Covid-19». Para ello es necesario una adecuada comunicación entre el especialista y la persona afectada, tal y como detalla nuestro doctor: «La conversación activa médico-paciente, explicando que esa caída del cabello es un proceso reversible y que tiene solución, les infunde tranquilidad, lo cual es el primer paso de la terapia para la mejora».
  2. Trazar una estrategia, porque, además del factor psicológico, existe un notable déficit nutricional.
  3. Aplicar las recomendaciones médicas. Al respecto, nuestro doctor nos indica una serie de pautas que «ayudan a mejorar significativamente el resultado. Eso sí, todas ellas deber ser supervisadas por doctores especializados. Entre estas medidas están:
    • Utilizar champú neutro.
    • Cuidar la higiene diaria del cabello.
    • Aplicar, en algunos casos, las terapias con micronutrientes o con minoxidil, o ambos (pautados por el especialista).
  4. Usar otros tratamientos como la mesoterapia, Dermapen o el plasma rico en plaquetas o PRP. Estos son muy importantes para estimular el cuero cabelludo, frenar la pérdida del cabello y acelerar la fase de crecimiento capilar. De esta forma se logra recuperar la densidad del pelo, que, al mismo tiempo, mejora su aspecto anterior.

Fuente: tucanaldesalud

Deja tu comentario!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Entrada siguiente

El dolor de Tevez: "Lamentablemente, mi viejo no tiene posibilidades"

Lun Ene 18 , 2021
18 de enero de 2021 – 08:01 El «Apache» habló de la salud de su padre, quien está muy grave Carlos Tevez ingresó los último minutos de la final de la Copa Diego Maradona y, tras la consagración del título, habló acerca de la salud de su padre, quien está […]