Como si la pandemia no existiera: clausuran boliches con exceso de gente y donde se hicieron fiestas con baile

La música a todo volumen, la pista habilitada y gente bailando como si no existiera la pandemia. Ese fue el panorama que se encontraron los inspectores de la Agencia Gubernamental de Control (AGC) en un conocido boliche de San Telmo en la madrugada de este sábado. También clausuraron una cervecería de Palermo que tenía más gente de la permitida.

El boliche clausurado es Club Museum, en Perú al 500. El local había sido «escrachado» un día antes con imágenes en las redes que mostraban que no se cumplía con el distanciamiento ni con la prohibición de bailar.

El Gobierno nacional, a través del decreto 956, prohíbe todo tipo de actividad en grupos mayores a 100 personas. En las imágenes que se vieron del local había muchas más.

Los boliches fueron habilitados para abrir exclusivamente como locales gastronómicos. Sólo pueden ocupar un 30% de su capacidad, las mesas no pueden estar ocupadas por más de cuatro personas y la música es un acompañamiento, porque no se puede bailar.

Los bares y restaurantes también tienen un límite de ocupación del 30% de su capacidad en su interior. Mientras tanto, las mesas en el exterior deben estar colocadas con distanciamiento y no pueden ser ocupadas por más de ocho personas.

Entre la noche del viernes y la madrugada del sábado los agentes de la AGC inspeccionaron un centenar de lugares, entre bares, restaurantes y boliches. Terminaron clausurando el local bailable de San Telmo y una cervecería en Palermo, donde había exceso de personas. 

La AGC clausuró Club Museum, en San Telmo.

La AGC clausuró Club Museum, en San Telmo.

En la AGC explican que los inspectores recorren las zonas de boliches y bares con actividad nocturna para hacer «tareas de concientización» y controles de lunes a lunes, con especial énfasis de jueves a domingo. Esos días se inspeccionan 120 locales por noche, incluyendo bares, restaurantes y locales clase C.

En los últimos dos fines de semana, sobre un total de 650 locales fiscalizados clausuraron ocho ubicados en Barrio Norte, San Telmo, Palermo y Costanera. Y este fin de semana largo continuarán los controles.

Los inspectores controlan un bar para verificar que no haya más gente de la permitida.

Los inspectores controlan un bar para verificar que no haya más gente de la permitida.

Los inspectores verifican que los establecimientos respeten el horario permitido de apertura, que es hasta las 3 de la madrugada; la capacidad máxima y el distanciamiento social. También se fijan en que no haya personas bailando.

Mientras tanto, los dueños de los boliches piden que les permitan funcionar con «burbujas sociales» para evitar las fiestas clandestinas. La Industria del Entretenimiento Argentino (IDEAr) reclamó de manera “urgente” el regreso formal de la actividad en todo el país. “Sería un grave error por parte de las autoridades no autorizarlo, la industria no soporta más”, deslizaron desde la entidad a través de su cuenta oficial de Twitter.

Fuente: Clarin

Deja tu comentario!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Entrada siguiente

¿Quién fue el broker inmobiliario que sedujo a los inversores y logró vender 4.500 veces el Puente de Brooklyn?

Sáb Dic 5 , 2020
En las primeras décadas del Siglo XX ganó notoriedad un singular estafador nacido en Nueva York que embaucó a miles de personas Durante los los primeros años del pasado siglo se popularizó una expresión en EE.UU. para referirse a una persona demasiado crédula, demasiado inocente: «Si te crees eso, entonces […]