De qué hablaron Sergio Massa y el asesor de Joe Biden para América Latina

Habían logrado sintonía en abril, en Buenos Aires, cuando comieron juntos asado y empanadas. Esta vez, en suelo estadounidense, el menú incluyó roll de langosta y vino tinto en una de las mejores terrazas de Washington, con vistas a la Casa Blanca, y regalos bien argentinos como una camiseta de fútbol, obviamente de Tigre, dada la naturaleza del visitante.

Así, el líder de la Cámara de Diputados Sergio Massa comenzó su visita el domingo por la noche en Estados Unidos con una cena con el asesor principal del presidente Joe Biden para América latina, Juan González, que duró cerca de tres horas y media e incluyó un repaso por los temas más candentes: pandemia, vacunas, el rol del presidente Alberto Fernández en la región, Nicaragua, las elecciones legislativas de octubre y la renegociación de la deuda con el Fondo Monetario Internacional.

“Hay una enorme vocación de la política de Estados Unidos para colaborar con la situación argentina”, dijo escuetamente Massa a la prensa argentina en la capital estadounidense sobre el resultado de esa reunión, la primera de su gira de alto perfil por este país.

Massa se reunió con González en el rooftop del hotel W, con vistas al monumento a Washington, y uno de los lugares donde los funcionarios suelen tomar cócteles y tener reuniones informales. González le devolvió así la invitación a una cena en la casa de Massa en abril, cuando el funcionario visitó un par de días Buenos Aires.

Massa estuvo atento a los detalles: le regaló el disco Summit, de Astor Piazzolla y Gerry Mulligan, un vino de la bodega Catena Zapata y la camiseta de Tigre, ya que el funcionario –de origen colombiano llegado a Estados Unidos a los 7 años– es fan del fútbol, aunque practica el cross country y el ciclismo de montaña.

El líder de diputados es el primer funcionario de la coalición oficialista argentina que llega a Washington desde el inicio de la pandemia y el de más alto perfil hasta ahora. Lo hace en momentos en que nuestro país busca reforzar los vínculos con la administración Biden, cuyo rol es vital para cualquier renegociación de la deuda en el Fondo.

Sergio Massa, de gira por los Estados Unidos

Sergio Massa, de gira por los Estados Unidos

Consciente de que la importancia del tema, Massa fue a la cena con Sergio Chodos, representante argentino ante el FMI. También fue el embajador Jorge Argüello, mientras que González fue acompañado por Andrew Sanders, director para el Cono sur del National Security Council.

Massa no tiene agendada, al menos por ahora, reuniones formales con el Fondo. Según supo Clarín de fuentes de la delegación argentina, el jefe de Diputados planteó a González el argumento clásico esgrimido en el Frente de Todos: que más allá de la cuestión técnica, en el tema de la deuda hay una cuestión política. Que el préstamo que se le otorgó a la Argentina en 2018 fue político (un apoyo específico del gobierno de Donald Trump al de Mauricio Macri) y entonces la renegociación en curso debe tener un enfoque similar.

La conversación, según las fuentes, no incluyó precisiones que ha planteado el oficialismo, como la eliminación de sobrecargos de tasa o una extensión a 20 años. Pero González, según dijo Massa, mostró vocación de ayudar a la Argentina.

Los argentinos señalan que Estados Unidos ve la necesidad de re enfocar su relación con América latina ante el avance de China en el continente y que nuestro país, y particularmente el peronismo, puede ser un vehículo de equilibrio en la multiplicidad de miradas que hoy existen en la región.

Estiman que el gobierno de Fernández podría ser un buen interlocutor en estos momentos con la mayoría de los gobiernos de la zona, y más aún si próximamente se produce un cambio de rumbo en Brasil.

Massa también conversó sobre la posibilidad de una visita del presidente Alberto Fernández a la Casa Blanca este año, algo en lo que viene trabajando desde hace meses el embajador Argüello. Biden, muy cuidadoso del coronavirus, recién ahora comenzará a recibir líderes de países centrales como Francia o Alemania. Todo es posible, pero no se avizora que el presidente argentino se anticipe a los tradicionales aliados estadounidenses.

En la reunión también se habló del tema vacunas y la delegación argentina es optimista al respecto porque cree que puede haber sorpresas con anuncios en los próximos días que podrían beneficiar a nuestro país más de lo estimado. El gobierno de Biden ha prometido donar 6 millones de dosis a nuestra región (de 25 millones en total al mundo) de Pfizer, Moderna, Johnson y Johnson.

Pfizer está aprobada por la ANMAT, pero aún existen rispideces en los términos contractuales con el Gobierno, con lo que un envío de ese laboratorio podría complicarse. Moderna y Johnson y Johnson aún no están aprobadas por el organismo sanitario argentino. Pero la ANMAT podría resolver pronto ese problema, estiman.

También conversaron sobre las próximas elecciones legislativas en nuestro país y la visión del argentino fue que iba a ser un proceso competitivo porque la economía y la vacunación avanzarán y porque la oposición está atomizada.

Extrañamente no hubo mención al tema Venezuela, pero sí a Nicaragua, donde se habló de un papel del Gobierno en la liberación de los opositores detenidos y de una próxima reunión en la OEA sobre la situación convulsiva en ese país.

Massa llegó a Washington con Gustavo Martínez Pandiani, su asesor de asuntos internacionales, y Laura Russo, presidenta del grupo parlamentario de Amistad Argentina-Estados Unidos.

Este lunes, Massa continúo su agenda con una reunión con Dan Restrepo, ex asesor de Barack Obama para la región y un encuentro con el presidente de la Comisión de Relaciones Exteriores de la Cámara de Diputados, Gregory Meeks.

El martes tendrá contactos con líderes de la comunidad judía y legisladores como Mario Diaz Balart y Jaime Herrera Beutler y los demócratas Adriano Espaillat y Debbie Wasserman Schulz. También se encontrará con el presidente de la Comisión de Relaciones Exteriores de la Cámara de Senadores del Congreso, Bob Menéndez.

El miércoles se reúne con el presidente del Subcomité del Hemisferio Occidental y Política Económica Internacional de la Cámara de Diputados de Estados Unidos, Albio Sires, y por la tarde hará una presentación en el Interamerican Dialogue sobre los desafíos que enfrenta la Argentina hoy.

El martes y el miércoles tendrá por la noche dos cenas en la embajada con empresarios y actores económicos relevantes y miembros de la comunidad argentina de Washington.

El jueves viajara a Nueva York, donde se reunirá con Jack Rosen, presidente del American Jewish Congress, y luego tendrá una presentación en el Council of Americas, donde participarán inversionistas interesados en la Argentina. Antes de partir de regreso el viernes, su gira cierra con un encuentro con inversionistas y el ex presidente demócrata Bill Clinton.

Washington. Corresponsal

Fuente: Clarín

Compartir en redes sociales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Entrada siguiente

Vacaciones de invierno: El turismo sigue esperando la resolución de Nación

Lun Jun 14 , 2021
Una de las grandes expectativas del sector turístico tiene que ver con las vacaciones de invierno, habrá temporada, es lo que muchos se preguntan, a pesar de que los expertos aseguran que junio y julio serán los meses más complejos en términos epidemiológicos, Salta aún espera la resolución de Nación.  […]