Deforestan los faldeos del cerro 20 de Febrero

3 DE Septiembre 2021 – 02:28 Vecinos de la zona temen un desastre por desestabilización de laderas y alteración de desagües naturales.

Vecinos de la zona del Alto Noa Shopping y la Peña Gauchos de Güemes denunciaron que actores privados siguen avanzando sobre los faldeos del cerro 20 de Febrero con deforestaciones, movimientos de suelos y obras civiles que desestabilizan las laderas, alteran los cauces naturales y acrecientan los riesgos hidrogeológicos en ese sector de la capital salteña.

«Tendremos que esperar un desastre para que los organismos competentes pongan freno al atropello ambiental que ocurre a la vista de todos desde hace ocho años», se preguntó ayer una de las vecinas que hicieron llegar a esta redacción fotos y filmaciones que muestran árboles y suelos del área paisajística de las serranías del este barridos con motosierras y una máquina vial.

«Avanzan sobre espacios del dominio público que se suponen protegidos, depredan árboles y ejecutan obras de cercamiento y edificación por encima de la cota de los 1.225 metros de altura sobre el nivel del mar», manifestó la afectada. Se refirió en estos términos al techo máximo en el que la Carta Orgánica Municipal permite construir en los faldeos de la capital provincial.

Vecinos aclararon que desconocen a la persona o empresa que contrató a las cuadrillas y al maquinista, porque no hay un cartel que identifique a los responsables técnicos y ningún operario respondió a sus consultas. De todos modos desprendieron que la cota máxima estaría sobrepasada, porque el sector intervenido colinda con una construcción que fue suspendida luego de que una veintena de vecinos de la zona decidieran en 2019 llevar el caso a la Justicia con un recurso de amparo.

Según adelantaron, en los próximos días interpondrían una nueva acción colectiva con otra importante cantidad de firmas.

El Código de Planeamiento Urbano y Ambiental (CPUA) de la Ciudad de Salta, siempre bajo la cota máxima de los 1.225 metros, considera a las obras previstas en el área de interés de las serranías del este como «proyectos especiales de impacto ambiental y social». Los respectivos estudios deben contener un capítulo referido a riesgo hidrogeológico, la determinación del área de influencia del proyecto, una identificación y cuantificación de riesgos hídricos y geológicos, la determinación de la factibilidad y una detallada descripción de las obras necesarias para disipar los riesgos detectados. Deben sumarse, además, los proyectos de contención de laderas y de canalización de desagües. El legajo para aprobación debe contener las memorias de cálculo, planos, planillas e instrumentos técnicos indispensables para asegurar la correcta materialización de las obras. En los proyectos especiales de impacto ambiental se exige la realización de audiencias públicas por requerimiento de la legislación provincial o municipal vigente, la autoridad de aplicación del CPUA, el Consejo Municipal de Desarrollo Urbano Ambiental (Comdua) o los propios vecinos mediante nota con al menos 15 firmas.

Fuente: El Tribuno

Compartir en redes sociales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Entrada siguiente

Elecciones 2021: qué se vota en Mendoza

Vie Sep 3 , 2021
Mendoza va a las urnas en las elecciones de medio término de 2021 para renovar la mitad de sus bancas en la Cámara de Diputados, las tres del Senado y una parte importante en los dos cuerpos de la Legislatura provincial, y con un escenario de internas sólo en una de […]