¿Dónde hay baños públicos? en la Ciudad son pocos y con la gente al aire libre se nota más

La pandemia de coronavirus revitalizó la importancia del espacio público en las grandes ciudades. Un escenario que estimula la posibilidad de retomar reuniones familiares y sociales; en el que se organizan cumpleaños; el que se transforma en un gimnasio al aire libre; en el que se multiplican los patios de juegos, con partidos de fútbol y otras actividades. Los especialistas en salud refuerzan el concepto de trasladar a los espacios abiertos la mayor cantidad de actividades posible. Al aire libre las posibilidades de contagio disminuyen, aseguran. Y en Buenos Aires, los vecinos se tomaron al pie de la letra la recomendación. Pero volvieron a encontrarse con un problema recurrente: la poca cantidad de baños públicos. 

Ocurre sobre todo los fines semana, cuando miles de vecinos salen a ocupar los espacios públicos disponibles en plazas, parques y paseos. 

Una imagen típica de fin de semana en plaza Chile, en Sánchez de Bustamante y Avenida del Libertador: una mesa plegable, globos, guirnaldas, una heladerita con bebidas, una torta. Se festeja un cumpleaños y los chicos y las chicas corren, juegan, toman algo y soplan las velitas. Cuando la reunión está por terminar, surge la duda. ¿Dónde hay un baño? Una mamá tiene el dato salvador: el bar que funciona en el Museo de Arte Decorativo. En la plaza no hay, y aunque una ordenanza indica que los baños de los restaurantes y bares están obligados a prestar sus instalaciones, se sabe que no es lo habitual. Y menos ahora, que tienen aforo restringido por el coronavirus y tras cada uso se requiere limpieza y desinfección. 

La ordenanza 46.798 obliga a bares y restaurantes a prestar sus sanitarios a las personas que los demanden, hayan consumido o no en el comercio. La enorme mayoría, no los cede. Los carteles son un clásico: «Baños disponibles sólo para los clientes».

Por ley, las nuevas concesiones de los predios debajo de la autopista 25 de Mayo deberán tener baños públicos. Pero no se avanzó con la construcción. Foto: Emmanuel Fernández

Por ley, las nuevas concesiones de los predios debajo de la autopista 25 de Mayo deberán tener baños públicos. Pero no se avanzó con la construcción. Foto: Emmanuel Fernández

El año pasado, en la Legislatura porteña ingresó un proyecto de ley para habilitar a los comercios a cobrar por el uso del baño. No se trató en el recinto y cuando quedan tres sesiones para que finalice el año legislativo, el autor del proyecto (Sergio Abrevaya de GEN) estima que hay pocas chances de que se trate, según confirmó a Clarín. Abrevaya impulsó esa iniciativa basado en que para él, la responsabilidad de abastecer de baños públicos es del Estado. 

A nivel de la infraestructura pública, ¿cuántos baños públicos son los que se encuentran disponibles en la Ciudad? Pocos, poquitos. Exactamente son 34 en parques y plazas. Los más nuevos son los que se encuentran en Puerto Madero. A estos se suman dos que fueron construidos en la Costanera Norte, junto al Monumento de Cristóbal Colón, e inaugurados en junio del año pasado.

v 1.5

Baños públicos en CABA

Tocá para explorar los datos
Tocá para explorar los datos



Fuente: GCBA
Infografía: Clarín

Por la pandemia se supone que no deben estar abiertos, ya que se consideran un potencial foco de contagio. Sin embargo, hay parques, como el Centenario, en los que sí funcionan, según pudo comprobar Clarín hace una semana. 

Una ley promulgada en enero del año pasado, la 6.107, obliga al Gobierno de la Ciudad a incorporar baños públicos en los espacios verdes de más de tres hectáreas. Pero no se hicieron baños nuevos.

También se habilitó la licitación de los predios bajo la autopista 25 de Mayo, y se dispuso que deberán tener sanitarios públicos. Pero esas construcciones tampoco avanzaron.

En el paseo que se construyó en la Costanera Norte junto al monumento a Colón se hicieron baños públicos en 2019.

En el paseo que se construyó en la Costanera Norte junto al monumento a Colón se hicieron baños públicos en 2019.

Entonces, la carencia se hace notar. Y es cada vez más común observar gente que orina junto a los contenedores de basura e incluso contra las paredes, lo que incrementa la suciedad y el mal olor. 

La problemática se potencia con las personas -familias enteras, en muchos casos- en situación de calle y también con aquellos trabajadores y trabajadoras informales que pasan muchas horas del día fuera de sus casas, como los cartoneros y cartoneras que no pertenecen a cooperativas.  

Las estaciones de subte y trenes también tienen baños públicos. El subte porteño, desde el primer momento de la cuarentena, tiene sus estaciones operando con limitaciones. En este momento se encuentran abiertas 50, de un total de 90, distribuidas entre las seis líneas.

En las 90 estaciones hay disponibles 86 baños. Según informó Metrovías a Clarín, todos estaban operativos antes de la pandemia. Pero ahora hay 37 abiertos. Vale aclarar que, por ejemplo, la Línea C no tiene un solo baño en ninguna de sus 9 estaciones. Durante 2019 los vecinos realizaron casi 50 millones de viajes en esa línea que cubre Constitución, el Área Central y Retiro.

El baño de una estación de subte, entre las opciones de acceso a sanitarios de uso público.

El baño de una estación de subte, entre las opciones de acceso a sanitarios de uso público.

Fuentes de la empresa aclararon que «por lo general los baños se mantienen habilitados y abiertos al público. Sin embargo, pueden haber algunos temporariamente inhabilitados ya que se realizan algunos cierres programados para ejecutar tareas de mantenimiento”.

En cuanto a la red de trenes en el AMBA, desde la empresa Trenes Argentinos Operaciones informaron que hay 446 baños, todos operativos. Hay 114 en los tres ramales del Mitre; 57 en la línea Sarmiento; 145 en el Roca; la línea San Martín tiene disponible 46 baños y hay otros 84 en la Belgrano Sur. 

Muchos fueron renovados entre 2016 y 2018, con la puesta en valor de las estaciones de distintos ramales. E incluso se renovaron los sanitarios de Constitución, famosos por su suciedad y por historias vinculadas con situaciones de inseguridad. 

Bosques de Palermo. Por la pandemia, los espacios al aire libre son lugares de encuentro. Pero no siempre es fácil encontrar baños. Foto: Germán García Adrasti

Bosques de Palermo. Por la pandemia, los espacios al aire libre son lugares de encuentro. Pero no siempre es fácil encontrar baños. Foto: Germán García Adrasti

La historia

En 1872 aparecieron los primeros mingitorios en la vía pública, sólo para hombres. Eran de madera y chapa y estaban debajo de las avenidas y en las esquinas. Casi no daban privacidad.

El 8 de mayo de 1923 sacaron una ordenanza municipal para reemplazarlos por los «Baños Públicos Urbanos» subterráneos en todos los espacios verdes de la Ciudad con «las condiciones de asepsia necesarias para satisfacer las exigencias de la población».

Los baños eran subterráneos. Uno de los más importantes estaba en la Plaza Lorea, la de Rivadavia y Paraná. Contaba con seis inodoros y cuatro lavatorios para mujeres y otro tanto para hombres, para quienes también se incluían seis mingitorios. De hecho, su ingreso clausurado sigue estando.

Con el tiempo se fueron deteriorando y cerraron. Y no fueron reemplazados hasta ahora, que se nota un déficit. 

SC

Fuente: Clarin

Deja tu comentario!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Entrada siguiente

Oficializan el nuevo DNU de Distanciamiento: permite eventos al aire libre con hasta 100 personas

Lun Nov 30 , 2020
La nueva etapa sanitaria rige hasta el próximo 20 de diciembre en todas las provincias y en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, con excepción de Bariloche y Dina Huapi, en Río Negro, y Puerto Deseado, en Santa Cruz, que continuarán en Aislamiento. La norma establece que las autoridades de […]