El combate de nunca acabar contra la dualidad del mercado laboral

Todos los informes institucionales, internos y externos, sobre los defectos de la econom铆a espa帽ola censuran la excesiva dualidad del mercado de trabajo, por entender que da帽a la formaci贸n de la fuerza laboral, perjudica la productividad y engorda la desigualdad entre los colectivos laborales, entre los que se identifican como v铆ctimas recurrentes los j贸venes. Tres deficiencias que proyectan d茅ficits adicionales sobre la competitividad de la econom铆a, los ingresos y gastos p煤blicos y la generaci贸n y el reparto inclusivo de la riqueza. Por ello todos esos informes institucionales incluyen en sus recomendaciones, ya desde hace a帽os, la reducci贸n de la temporalidad hasta niveles europeos, con un sistema de contrataci贸n que responda a la causalidad y que sea reflejo del sistema productivo.

Espa帽a tiene un modelo m谩s intensivo en actividades coyunturales y estacionales que el resto de Europa, por la elevada penetraci贸n del turismo; pero en absoluto tales tareas justifican unos niveles de temporalidad laboral del 30%, que es la tasa media de contratos temporales entre los asalariados desde que se permitieron en octubre de 1984, con una figura tan ambigua como el contrato de fomento de empleo, de imposible catalogaci贸n como instrumento para calibrar la causalidad. Aunque en las 煤ltimas reformas laborales se han liquidado algunas f贸rmulas temporales, sigue existiendo un abanico generoso, que han echado ra铆z incluso en la Administraci贸n p煤blica, que en momentos puntuales ha registrado m谩s temporalidad que el sector privado.

El Gobierno ha empezado a lanzar instrumentos punitivos contra la contrataci贸n temporal abusiva, como una tasa en la rescisi贸n de contratos eventuales recurrentes para esquivar las cotizaciones a la Seguridad Social durante fines de semana, puentes o vacaciones. Una sobrecotizaci贸n que se sumar铆a a la penalizaci贸n ya existente desde 2018 y que no ha logrado atajar el recurso a la eventualidad laboral.

Por tanto, el Gobierno, con empresarios y sindicatos, debe buscar soluciones que vayan a la ra铆z del problema, que no es otra que preguntarse sin apriorismos ideol贸gicos por qu茅, pese a las penalizaciones, es m谩s atractivo contratar temporal que fijo. Si el empresario sabe que la relaci贸n fija es m谩s productiva y la reh煤ye debe ser porque dispone de desincentivos para utilizarla de forma m谩s regular. La propuesta recurrente de las empresas es el elevado coste de las rescisiones, aunque los abaratamientos de los 煤ltimos a帽os no han aliviado gran cosa las tasas de temporalidad. La soluci贸n debe ser consensuada y evitar en la medida de lo posible la coerci贸n econ贸mica, y menos cuando una crisis del empleo como la actual desaconseja subir cualquier coste que lo dificulte.

Fuente: Cincodias.elpais

Deja tu comentario!

Deja una respuesta

Tu direcci贸n de correo electr贸nico no ser谩 publicada. Los campos obligatorios est谩n marcados con *

Entrada siguiente

Unilever saca la cabeza en la carrera de la transici贸n verde

Mar Dic 15 , 2020
Unilever va a dar a los inversores un voto no vinculante sobre sus planes verdes. Hay un precedente: Aena ha dicho recientemente que someter谩 a votaci贸n de los accionistas sus planes ecol贸gicos. Pero fue en parte por la presi贸n del gestor de hedge funds Chris Hohn. El movimiento de Alan […]