El gobierno de Rusia realizará una cumbre sobre Siria con Irán y Turquía

Telam SE

En plena guerra contra Ucrania, el presidente ruso Vladimir Putin mantendrá este martes en Teherán conversaciones con sus homólogos iraní y turco sobre Siria, otro conflicto en el que su país está implicado.

Este será el segundo viaje de Putin al extranjero desde que lanzó su invasión en Ucrania el 24 de febrero, y su primer encuentro desde entonces con el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, con quien mantendrá además una reunión bilateral para hablar de la salida de cereales ucranianos para abastecer a una parte del mundo.

Putin, Erdogan y el iraní Ebrahim Raissi participarán en «una reunión de los jefes de Estado que garantizan el proceso de paz» en Siria, anunció recientemente el portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov.

La del martes será la primera vez que Erdogan y Putin se reúnen desde que Rusia invadió Ucrania.

Turquía, miembro de la OTAN, ha intentado mantener el contacto con ambos países, y se ha ofrecido como mediador en varias ocasiones.

«Además de la reunión tripartita, también habrá un encuentro bilateral con Erdogan» el mismo día, anunció el Kremlin la semana pasada.

Se espera que ambos líderes hablen sobre Ucrania y más precisamente sobre cómo desbloquear las exportaciones de granos ucranianos. Rusia, Turquía e Irán son tres actores principales en la guerra que afecta a Siria desde 2011.

Rusia e Irán apoyan al régimen de Bashar al Assad y Turquía a los rebeldes.

Los tres países lanzaron en 2017 el llamado proceso de Astana, cuyo objetivo oficial es llevar la paz a Siria, reseñó la agencia de noticias AFP.

Desde fines de mayo, Turquía amenaza con lanzar una nueva operación militar en el norte de Siria, donde busca crear una «zona de seguridad» de 30 kilómetros en la frontera, pero los gobiernos de Irán y Rusia se oponen.

El Ejército turco, presente en zonas del norte del territorio sirio, fronterizo con Turquía, ya lanzó entre 2016 y 2019 tres grandes operaciones en Siria.

Ahora quiere lanzar una operación contra Tal Rifaat y Manbij, dos localidades bajo el control de las Unidades de Protección Popular (YPG), una milicia kurda a la que Turquía acusa de estar afiliada al Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK), clasificado como terrorista por Ankara.

Fuente: Télam

Compartir en redes sociales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.