El Presidente italiano rechazó la renuncia de Draghi y le pide recomponer el gobierno

Foto AFP
Foto: AFP

El presidente italiano Sergio Mattarella rechazó este jueves la renuncia que presentó el primer ministro Mario Draghi por las tensiones internas en el oficialismo y lo animó a ir al Parlamento para intentar recomponer el Ejecutivo.   El primer ministro italiano Mario Draghi renunció jueves al cargo tras el rechazo de una de las fuerzas de la coalición oficialista, el Movimiento Cinco Estrellas, a darle el «voto de confianza» en el Parlamento.

«Quiero anunciar que esta noche presentaré mi renuncia en manos del Presidente de la República», planteó Draghi en una reunión de Gabinete, según el texto divulgado por la oficina del premier.

«El Presidente de la República, Sergio Mattarella, recibió  en el Palacio del Quirinale al Presidente del Consejo de Ministros, Prof. Mario Draghi, quien renunció al gobierno que presidía», informó un comunicado de la presidencia italiana a las 20 horas locales.

«El Presidente de la República no aceptó la renuncia e invitó al Presidente del Consejo a presentarse al Parlamento para realizar comunicaciones, a fin de que se haga un balance de la situación que se ha presentado a raíz de los resultados de la sesión celebrada hoy en el Senado de la República», agregó el comunicado del Palacio del Quirinal, en referencia a la abstención que había tenido este jueves el «voto de confianza» al Ejecutivo de Draghi por parte del Movimiento Cinco Estrellas (M5E).

Draghi, economista de 74 años en su cargo desde febrero de 2021, decidió dimitir luego de que el oficialista Movimiento Cinco Estrellas rechazara participar en el Senado del denominado «voto de confianza» al Ejecutivo en disconformidad con un proyecto de ayudas sociales y económicas. El miércoles irá al Parlamento para intentar recomponer el Gobierno, informaron fuentes parlamentarias a Télam.

En un país de crisis recurrentes, el Gobierno que encabezó Draghi hasta este jueves fue el número 67 en apenas 75 años de existencia de la República

«Las votaciones de hoy en el Parlamento son muy significativas desde el punto de vista político. La mayoría de la unidad nacional que ha apoyado a este gobierno desde su creación ya no está», agregó el premier en la comunicación a sus ministros antes de ir a presentar la dimisión, que finalmente no fue aceptada.

En un país de crisis recurrentes, el Gobierno que encabezó Draghi hasta este jueves fue el número 67 en apenas 75 años de existencia de la República.

Tras la votación, y antes de anunciar la renuncia a su Gabinete, Draghi se había reunido una hora con Mattarella.

El premier renunciante, de todos modos, había planteado en los últimos días que no era favorable a un nuevo Ejecutivo en el que no esté el Cinco Estrellas.

«El pacto de confianza que subyace a la acción del gobierno ha fracasado. En los últimos días ha habido el máximo compromiso por mi parte para continuar por el camino común, tratando también de atender las necesidades que me han adelantado las fuerzas políticas», planteó también Draghi a sus ministros.

«Como se desprende del debate y la votación de hoy en el Parlamento, este esfuerzo no fue suficiente», lamentó en esa dirección.

El encargo de Mattarella

Mattarella le había encargado a Draghi en febrero de 2021 la formación de un Gobierno «de unidad nacional» que se cristalizó en un Ejecutivo en el que hasta hoy conviven fuerzas de ultraderecha como Liga y Fuerza Italia, de centro como Italia Viva y el Cinco Estrellas y de centroizquierda como el Partido Democrático y Libres e Iguales.

Foto AFP
Foto: AFP

La dimisión del economista, expresidente del Banco Central Europeo, se disparó luego de que los senadores del Cinco Estrellas se retiraran este jueves del recinto a la hora del «voto de confianza» que el Gobierno decidió utilizar para aprobar el denominado «DL Ayudas» y sumó nuevas tensiones dentro de la coalición oficialista.

La semana pasada, en Diputados, el Cinco Estrellas votó a favor de la confianza y se retiró a la hora de apoyar el paquete económico, pero esta posibilidad no es admitida por el reglamento del Senado. Hoy, de hecho, Castellone justificó la no participación de su fuerza con la «coherencia» con lo hecho en Diputados.

El paquete contempla medidas urgentes sobre políticas energéticas nacionales, productividad de las empresas y atracción de inversiones, así como políticas sociales, todo en el marco de la fuerte crisis económica e inflacionaria provocada por la guerra entre Rusia y Ucrania.

Además de pedir mayor gasto social, como reclamó Conte a Draghi en un documento con nueve propuestas concretas, el Cinco Estrellas rechazó la inclusión en el «DL Ayudas» de la propuesta de construcción de una central en Roma para transformar la basura en energía por considerarla «obsoleta».

Las agrupaciones Fuerza Italia, del expremier Silvio Berlusconi, y Partido Democrático pidieron la posibilidad de que el actual premier haga una «verificación de mayoría» en el Parlamento para seguir adelante con otra coalición hasta marzo.

Otras agrupaciones, como la derechista Liga, parte del Gobierno, como sus aliados opositores de la conservadora y nacionalista Hermanos de Italia de Giorgia Meloni, buscan hace tiempo adelantar los comicios para poder sacar provecho de las encuestas que ubican a la derecha primera a nivel nacional.

El ascenso de Hermanos de Italia

Según la mayoría de los sondeos, Hermanos de Italia es ya el primer partido en intención de voto y, en caso de repetir la alianza electoral con la Liga y Fuerza Italia, la derecha tendría las bancas necesarias para formar un Gobierno en soledad.

Hermanos de Italia es además el único partido que no ha participado de ninguno de los tres Gobiernos formados bajo esta Legislatura, elegida en base a las elecciones de marzo de 2018: el primer mandato de Conte entre junio de 2018 y agosto de 2019 (Cinco Estrellas y Liga), el segundo de Conte entre septiembre de 2019 y enero de 2021 (Cinco Estrellas y PD) y el actual Draghi desde febrero de 2021 (Cinco Estrellas, Liga, PD y Fuerza Italia).

Un eventual Gobierno conservador y nacionalista encabezado por Meloni podría además complicar la situación italiana en Europa, a la luz de los más de 200.000 millones de euros que el país recibió de fondos continentales para gestionar la pospandemia.

La Unión Europea (UE) confiaba en que fueran gestionados por Draghi, expresidente del Banco Central Europeo (BCE) y considerado una persona del sistema bancario continental.

De todos modos, un eventual adelantamiento de las elecciones no sería inmediato.

Una norma aprobada en 2019 y ratificada en referendo fijó que en los próximos comicios se elegirá un tercio menos de legisladores, por lo que se debe actualizar la ley electoral para elegir 400 diputados en vez de 630 y 200 senadores en vez de los actuales 315.

Fuente: Télam

Compartir en redes sociales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.