El reclamo de acceso al agua segura une en un encuentro a tres países

28 DE Julio 2022 – 02:31 Argentina, Paraguay y Bolivia participan del “Primer encuentro trinacional de mesas de gestión y acceso al agua”. Desde Fundapaz contarán la experiencia que vienen realizando en el Chaco salteño.

Si bien la misma ONU estableció en 2010 que el acceso a fuentes de agua potable y segura es un derecho humano, son miles las personas que aún no acceden a este elemento básico para vivir. Es por eso que hoy se realizará en Salta el «Primer encuentro trinacional de mesas de gestión y acceso al agua», con el objetivo de analizar y buscar soluciones para que las comunidades originarias y criollos puedan tener el líquido elemento.

La actividad está programada que inicie a las 9 en uno de los salones del Centro Cívico Gran Bourg. Este evento tiene a la cabeza a la Fundación para el Desarrollo en Justicia y Paz (Fundapaz), que desde 1973 trabaja para el desarrollo rural sustentable, con organizaciones indígenas y campesinas, en el norte argentino.

En el encuentro estarán presentes ONG y autoridades gubernamentales de Salta. También estarán de los municipios chaqueños de Juan José Castelli y Miraflores. Habrá referentes de la Fundación HUGO y autoridades del departamento paraguayo de Boquerón; en tanto de Bolivia hay miembros del Cerdet de Tarija y autoridades políticas de este departamento.

Uno de los objetivos que tienen los representantes salteños es mostrar a los asistentes al encuentro los avances que tuvo el trabajo de la denominada Mesa del Agua, que se conformó en 2016 en la provincia. Este ente está formado por representantes de organizaciones civiles y autoridades gubernamentales. Tienen como principal misión buscar la forma de llevarle agua a las poblaciones originarias vulnerables del chaco salteño.

Gabriel Seghezzo, coordinador de Fundapaz, recordó cómo nació la Mesa del Agua en Salta. Señaló que en aquellos años realizó, con autoridades provinciales, un viaje a Brasil para ver cómo ellos habían logrado que miles de familias campesinas de las zonas más secas accedan al agua con la utilización de cisternas de placa y cosechas de agua.

«Ahí vimos que ellos avanzaron con un sistema de cooperación y trabajo entre las organizaciones civiles y el Estado. Lograron que 5 millones de personas accedan a agua segura», contó emocionado.

Lo cierto es que a la vuelta de su viaje comenzaron a analizar cómo replicar ese esquema en Salta. Es ahí cómo surge la Mesa del Agua. «Con la Mesa del Agua no teníamos como objetivo solo hacer cisternas, sino trabajar en la capacitación y formación de las comunidades. A los criollos e indígenas los capacitamos para construir las cisternas y luego para el cuidado y conservación del agua», dijo Cristina Garros Martínez, titular de Fundapaz.

El Chaco salteño es la zona más castigada por la falta de agua debido a la sequía que hay en gran parte del año. Es por eso que allí se está trabajando en la construcción de cisternas de placas de hormigón donde se junta el agua de lluvia de la época estival.

Hablamos de cisternas que tienen una capacidad de 16 mil litros de agua. Estiman que esta cantidad le serviría a una familia tipo para pasar los meses de seca. Algunos cálculos señalan que en el Chaco salteño hay unas 2.000 necesidades de este tipo, si bien no está actualizado el precio, podría rondar el millón de peso cada una.

Fuente: El Tribuno

Compartir en redes sociales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.