El sector financiero se compromete en la COP26 con el «cero neto». ¿Realidad o ecoblanqueo?

La semana pasada, en la sesión de la COP26 dedicada al ámbito económico, el anuncio de un gran acuerdo climático estuvo en boca de todos: de la noche a la mañana, los miembros de la iniciativa «Alianza Financiera de Glasgow para el Cero Neto» (Gfanz) sumaban ya 450 bancos e instituciones financieras procedentes de 45 países, todos ellos comprometidos a trabajar para que, mediante sus inversiones y transacciones financieras, la economía mundial pueda alcanzar la neutralidad de carbono hacia 2050. Cualquier transacción realizada con su dinero estará sujeta a ciertas condiciones de tolerancia climática.

La iniciativa permitiría la transición hacia una economía global respetuosa con el clima. Según sus impulsores, los miembros de Gfanz gestionan fondos valorados en 130 billones de euros. La cifra equivale a un 40% de los activos bajo gestión a escala mundial y, en teoría, sería suficiente para cubrir los costes relacionados con el cambio climático, que se estiman en un orden de magnitud similar.

Su principal impulsor, Mark Carney, habla de un «punto de inflexión». El expresidente del Banco de Inglaterra creó la iniciativa Gfanz en abril de 2021 y ha reclutado nuevos miembros desde entonces. Carney, quien asiste a la conferencia de Glasgow como asesor financiero del Gobierno británico y embajador del clima de la ONU, señala que «ahora tenemos todas las piezas listas para sacar al cambio climático de su nicho y centrarlo en el mundo financiero».

Entre los miembros de Gfanz figuran grandes empresas como Morgan Stanley, HSBC, Bank of America, Santander y Deutsche Bank. Ahora se espera que cumplan con su «parte justa» para reducir los gases con efecto invernadero hacia mediados de 2030. Además, según el comunicado de Gfanz, las instituciones deberán realizar cada cinco años una evaluación de su contribución.

En los últimos años, las empresas financieras han sido objeto de crecientes críticas por apuntalar económicamente el cambio climático con sus inversiones en la industria de los combustibles fósiles. Según datos de la empresa de servicios financieros Bloomberg, la industria financiera ha invertido cerca de cuatro billones de dólares en petróleo, gas y carbón desde 2015, año en que se firmó el Acuerdo de París. Si tales inversiones se eliminaran ahora, se allanaría el terreno para la transición hacia las energías renovables.

Sin embargo, existen grandes dudas sobre el verdadero alcance de la promesa de Gfanz. Por ejemplo, no se exige a sus miembros que renuncien a sus inversiones en energías fósiles, ni siquiera que las reduzcan de una forma concreta. Tampoco se ha definido con precisión el término «cero neto» ni queda claro hasta qué punto deben tomarse en consideración las controvertidas medidas de compensación por las emisiones de CO2.

Según informa el Financial Times, numerosos bancos se habían opuesto a la imposición de normas estrictas en la fase previa. En un principio, estaba previsto proporcionar a todos los firmantes una hoja de ruta elaborada por la Agencia Internacional de la Energía para alcanzar la neutralidad de carbono en 2050.

La organización sin ánimo de lucro Carbon Disclosure Project ha calculado que, en la actualidad, solo la mitad de los activos gestionados por las entidades firmantes se han invertido de acuerdo con los objetivos acordados en París. En cualquier caso, la cifra de 130 billones parece ser una cantidad inflada artificialmente que, según ciertas informaciones, se alcanzó multiplicando varias veces los activos gestionados por los participantes y sus subcontratistas.

Por ello, muchos observadores críticos ven en Gfanz un instrumento con el que los bancos pueden barnizarse de verde sin tomar realmente medidas efectivas. «Una alianza por el clima que no incluye en sus directrices ningún criterio duro sobre las energías fósiles es como una campaña antitabaco que no se preocupa por los cigarrillos», escribe Bill McKibben, activista medioambiental y fundador de la organización 350.org.

Jan Dönges

Fuente: Investigación y ciencia es

Compartir en redes sociales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Entrada siguiente

Emiliano Estrada: “La gente esta medio cansada de ver siempre las mismas caras”

Dom Nov 7 , 2021
A tan solo algunos días de las elecciones legislativas nacionales 2021, que se desarrollarán el domingo 14 de noviembre, el candidato Emiliano Estrada fue entrevistado por el periodista Federico Storniolo en el programa SinVueltas. Durante la entrevista, Estrada comentó que se sintió acompañado por la gente cuando recorrió tanto el […]