Elecciones 2021: Faltan liderazgos claros

9 DE Mayo 2021 – 01:45

Esta semana cierran las listas de los candidatos que competirán en las elecciones del próximo 4 de julio. Esto significará que, hasta última hora del sábado 15, habrá negociaciones en los diferentes partidos y mucho lobby. Y, a falta de elecciones PASO, el dedo (en muchos casos llamado consenso) servirá para definir los postulantes de cada fuerza.
El miércoles pasado cerró el plazo para presentación de los frentes políticos. Fueron siete las alianzas que se anotaron. A la hora de analizar el escenario que quedó planteado, se pueden sacar varias conclusiones: primero, hay mucha dispersión de las fuerzas. 
Segundo, con dos frentes, solo el oficialismo se encolumnará detrás de una figura fuerte, como es el gobernador Gustavo Sáenz. La oposición no tiene un líder claro y de peso a quien responder. Ni Sergio Leavy, Miguel Nanni o Alfredo Olmedo pueden tomar la posta del opositor convocante. 
Y por último, cada vez se nota más el mal momento que pasan los partidos políticos tradicionales.
El Partido Justicialista, sin tener el dominio de antes, terminó dentro del denominado frente Salta Gana, donde hacen punta el Frente Plural y Memoria y Movilización.
La UCR también licuó su poderío y comparte cartel con el PRO y el olmedista Ahora Patria. En varios distritos, incluido Capital, los radicales irán solos, lo que genera dudas de los cargos que puedan ganar en la contienda.
Otro partido que muestra su debilitamiento es el tradicional PRS. Es que pese a que tiene nuevas autoridades -Jorge Folloni le ganó hace pocos días las internas al sector de Cristina Fiore- apenas se coló dentro de uno de los frentes saencistas. Habrá que ver qué lugares le darán en las listas.
El kirchnerismo salteño -que viene golpeado en estos días por la trama de corrupción que se desarticuló en la oficina local de Anses en manos K- se presentará fragmentado en dos frentes. Esa dispersión lo único que hace es quitarle fuerza a este sector. Es más, las dos facciones se pelean por ver quién se queda con el nombre de Frente de Todos. Desde el sector liderado por Elia Fernández acusaron a Sergio “Oso” Leavy de querer imponer a todos los candidatos. Esa situación llevó a la fractura.
En la izquierda también hay división. La profunda crisis política que vive el Partido Obrero (PO) hizo que las distintas facciones que lo componen se presenten en dos frentes. Uno con Violeta Gil a la cabeza y otro con los históricos Claudio del Pla y Pablo López. El PO arriesga en este turno la única banca que tiene en Diputados.
En este contexto de corrimientos y saltos de un lugar a otro, el frente oficialista Unidos por Salta es el único que se viene manteniendo en las últimas elecciones provinciales. En este espacio, este fin de semana, ya comenzó la danza de nombres. Mientras para senador por Capital suenan Guillermo Durand Cornejo, Bernardo Biella y Emiliano Durand, para diputado Andrés Suriani sería número puesto para buscar renovar su banca. Aroldo Tonini también ya largó su campaña para concejal, al tiempo que son varios los actuales ediles de este espacio que buscarían ir por la reelección.
En el otro frente saencista, Salta Gana, también habían puesto nombres sobre la mesa. Primero esperan llegar a un acuerdo para que Matías Posadas sea el único candidato a senador por Capital. También deslizaron en este sector que Javier David y David Leiva buscarían anotarse en la carrera para ser diputados. Y para el Concejo, el histórico y actual presidente del PJ, Miguel Isa, encabezaría una lista. Otra tendría el nombre de Matías Asenatto. 
 
 Avance de la pandemia

Mientras a nivel nacional hubo acuerdo para postergar un mes las elecciones (ahora se llevarán adelante el 12 de septiembre las PASO y las legislativas el 14 de noviembre), habrá que ver cómo sigue la situación epidemiológica en Salta.
Desde los distintos partidos políticos ya se habían expresado con mucha cautela de lo que pueda ocurrir el próximo 4 de julio. Hay que tener muy en cuenta el avance de los contagios. Es que si uno toma los números entre el lunes 3 y ayer, esta semana se sumaron 1.345 casos y 27 personas perdieron la vida por coronavirus. Si bien la curva sube de forma sostenida pero lenta, hay mucho temor por lo que pueda significar la segunda ola y el pico de contagios.
Más aún, teniendo en cuenta que casi la totalidad de las actividades están trabajando de forma normal y hay clases presenciales. En este momento, una explosión de casos que obligue a un cierre parcial o total sería un tiro de gracia para la economía local, muy golpeada en el último año y con una avanzada precarización laboral.
Por estas horas, en el Gran Bourg esperan, primero, dominar al enemigo invisible que es la COVID, para luego hacer un buen papel en las legislativas, que les dé más control de la Legislatura y los concejos.
 

Fuente: El Tribuno

Compartir en redes sociales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Entrada siguiente

Andrés Malamud: "Por primera vez en su historia, para la sociedad argentina el futuro parece peor"

Dom May 9 , 2021
– Muchos de los que votaron al Alberto Fernández, implacable Jefe de Gabinete de Néstor Kirchner, hoy se encuentran con otra personalidad… En realidad Alberto Fernández no ganó por su carisma sino porque la elección se transformó en un plebiscito a favor o en contra del gobierno de Mauricio Macri. […]