Elecciones 2021: la pelea por la Provincia hace escalar la tensión interna en el kirchnerismo y Cambiemos

Una coalición acumula dificultades por la crisis económica agravada por la pandemia, la inflación y la pérdida de empleo y del poder adquisitivo. La otra afronta disputas por el momento sin resolución a la vista, con discusiones por las candidaturas con origen en la pelea de fondo por el liderazgo del espacio.

El Frente de Todos y Juntos por el Cambio encaran con tensiones la etapa decisiva de las definiciones electorales en la provincia de Buenos Aires, el principal distrito del país y en el que otra vez tendrá lugar la batalla decisiva de las próximas legislativas.

La reaparición pública de Cristina Kirchner, en un acto en el Hospital de Niños de La Plata con Axel Kicillof, funcionó como un adelanto de la estrategia de campaña del kirchnerismo. La vicepresidenta y el gobernador en el centro de la escena, más allá de los candidatos.

Cristina Kirchner con Axel Kicillof, en un acto en La Plata.

Cristina Kirchner con Axel Kicillof, en un acto en La Plata.

Como contó Clarín, la caída del oficialismo en las encuestas -una que circuló entre funcionarios daba una ventaja de cuatro puntos a Juntos por el Cambio en la Provincia- empujó el regreso de Cristina a la escena.

La ex mandataria dejó mensajes en ese discurso, como la radicalización en algunos puntos como la reformulación del sistema de salud y un tono más amable en otros, cuando pidió separar la pandemia y la vacunación de la disputa política.

Sin definiciones sobre la lista, por el momento circulan los nombres de Fernanda Raverta -titular de la ANSeS-, Victoria Tolosa Paz -presidenta del Consejo Nacional de Políticas Sociales-, Malena Galmarini -directora de AySA-, los ministros Gabriel Katopodis -Obras Públicas- y Daniel Arroyo -Desarrollo Social- y el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero.

Con la inflación que apenas cedió algo en mayo y se mantiene alta, la apuesta por el avance del proceso de vacunación para que la salida de la pandemia impulse la actividad y las medidas para promover una recuperación del consumo en términos electorales funcionan como una carrera contrarreloj, a 83 días de las primarias.

En el regreso de las clases presenciales en la Provincia también incidió la cercanía del clima previo a las legislativas.

Ante ese panorama complicado para el Frente de Todos, uno de los ejes será subir a Mauricio Macri lo máximo posible a la discusión de la campaña.

El Frente de Todos quiere subir a Mauricio Macri a la discusión de la campaña.

El Frente de Todos quiere subir a Mauricio Macri a la discusión de la campaña.

“Entramos a la pandemia con un país fundido, sin crédito, porque se lo fugó Macri en cuatro años. Por eso duele cuando vemos que se iba a ver Netflix”, apuntó Máximo Kirchner el sábado, en la reunión del Congreso del PJ bonaerense.

A su vez, Juntos por el Cambio afronta la discusión por el liderazgo y la definición de las candidaturas, en la Provincia con un revuelo potenciado por el espacio vacante de María Eugenia Vidal, la dirigente que según los referentes en disputa “ordenaba” el escenario en ese distrito.

La ex gobernadora regresó este domingo de Estados Unidos y se tomará unos días más para anunciar su decisión, aunque todo indica que en caso de ser candidata será en la boleta de la Ciudad.

Con ese panorama se desató y tomó fuerza en las últimas semanas una fuerte interna en el PRO.

Horacio Rodríguez Larreta busca imponer a Diego Santilli como cabeza de la lista de diputados nacionales, lo que generó el rechazo principalmente de Jorge Macri, el intendente de Vicente López con aspiraciones de suceder a Axel Kicillof.

Otros dirigentes anotados en esa carrera para 2023, como Emilio Monzó y Joaquín De La Torre, también resisten el desembarco del vicejefe de Gobierno porteño.

En el fondo se trata de una disputa entre Rodríguez Larreta y Macri, por el liderazgo del espacio. El ex presidente insiste con que Vidal se postule en la provincia y ubicar a Patricia Bullrich como cabeza de la boleta en la Ciudad.

Candidato de la UCR

En la última semana el radicalismo irrumpió en la discusión con el intento de cobrar más peso a partir de la posibilidad de llevar a Facundo Manes como candidato en el principal distrito del país.

El neurocientífico aún no confirmó que esta vez dará el salto a la política electoral, aunque la UCR ya generó un movimiento al que se sumó Elisa Carrió.

La fundadora de la Coalición Cívica almorzó con Manes en su casa de Exaltación de la Cruz, y al día siguiente causó un cimbronazo en Juntos por el Cambio al cuestionar el “destrato” del PRO al radicalismo y a su partido.

Tanto Carrió como Manes, en caso de ser candidatos, buscarán encabezar la boleta. Miguel Pichetto también podría pelear por un lugar y Monzó prepara los avales y el armado de una lista en tándem con el radical Gustavo Posse.

Fuente: Clarín

Compartir en redes sociales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Entrada siguiente

Patricia Bullrich cruzó a Alberto Fernández: "Me acusaron de desaparecer una persona y nunca hice un juicio"

Dom Jun 20 , 2021
Luego de que la mediación entre el presidente Alberto Fernández y la titular del PRO, Patricia Bullrich, quedó sin acuerdo entre las partes, y ahora el mandatario la demandará por difamaciones en la justicia civil, la dirigente opositora dijo que es «un despropósito«. «Me parece un despropósito total y absoluto […]