Elecciones 2021: las 10 frases de la campaña que hicieron ruido

El camino hacia las PASO entró en la recta final, con una campaña que estuvo caracterizada por la escasez de propuestas y un alto caudal de dichos polémicos -algunos con ribetes de tinte insólito– tanto de oficialistas como de opositores.

Para muestra vale un botón. La intelectual Beatriz Sarlo cuestionó este lunes el nivel de debate de los candidatos y disparó contra algunos de ellos. De la oficialista Victoria Tolosa Paz dijo que es «una cheta a la que le gusta decir malas palabras», del libertario Javier Milei afirmó que «también dice palabrotas para llamar la atención» y del radical Facundo Manes, que «quiere que la gente sea feliz, pero no nos ha explicado el método«.

La ensayista reaccionó así al recordar algunas de las declaraciones resonantes de las últimas semanas realizadas en un contexto electoral. Su análisis fue en línea con la sensación expandida.

Hubo frases carentes de sustancia, furcios, chicanas, insultos, guarangadas, delirios y necesidades obvias de congraciarse con votantes esquivos fueron la norma. Las propuestas -insulsas para la presentación, aburridas para la era de la viralidad-, al punto que un candidato olvidó algunos de sus proyectos cuando los presentaba.

A continuación, las 10 frases que marcaron el tono en lo que va de la campaña, a veces por el ruido que generaron, otras por lo que produjeron como respuesta. Una selección que no se limita a candidatos como los autores , sino que llega a funcionarios y a referentes partidarios que salieron a hablar en campaña y coparon la agenda -para bien y para peor.

Javier Milei, 27/8

«¿Sabés qué, Larreta? Como el zurdo de mierda que sos, a un liberal no le podés ni lustrar los zapatos, sorete. Te puedo aplastar aún en silla de ruedas, a ver si lo entendés».

El candidato libertario -sorpresa para algunos analistas y preocupación por sus posturas extremas para otros- se desbordó en insulto contra el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta.

Siempre en un registro recalcitrante, Milei también apuntó contra Santoro al tratarlo de «parásito del Estado» y recibió de respuesta una muestra de su pasado contradictorio: le desempolvaron su propio puesto público, cerca de un genocida.

Victoria Tolosa Paz, 30/8

«En el peronismo siempre se garchó«.

La primera en la lista bonaerense del Frente de Todos no titubeó en una entrevista en redes sociales con Pedro Rosemblat y Martín Rechimuzzi. Fue un intento de agraciarse con el voto joven, pero la candidata sufrió como Alberto Fernández de la relajación ante micrófonos amistosos. Y sus palabras no terminaron generando el efecto deseado.

Al menos, con su frase rimbombante desvió la atención en pleno escándalo por el Olivosgate, del que tuvo que responder hasta cansarse.

Victoria Tolosa Paz se anotó en las frases más polémicas de la campaña. Foto Federico Lopez Claro

Victoria Tolosa Paz se anotó en las frases más polémicas de la campaña. Foto Federico Lopez Claro

Pero hubo consecuencias y todos le salieron al cruce por la liviandad de sus comentarios en tiempos de realidades complejas. María Eugenia Vidal la acusó de «subestimar» a los jóvenes y la periodista María Julia Oliván le apuntó a su pareja, el amigo presidencial y publicista Enrique Albistur.

Horacio Rodríguez Larreta, 3/9

«Yo no tengo ninguna duda que Diego Santilli es el mejor candidato a diputado que tenemos en la Ciudad de Buenos Aires en el marco de este gran equipo de Juntos».

El jefe de Gobierno porteño cometió el furcio de la campaña en un acto de campaña en Olavarría. Allí se movilizó para apoyar a Santilli, que dejó su puesto porteño de vicealcalde y ministro para competir en la interna de Juntos del otro lado de la General Paz. Facundo Manes no dejó pasar el traspié y reaccionó al video del error con divertidos emojis en Twitter.

El inconsciente le jugó una mala pasada a Rodríguez Larreta: el error vino en el tema del cambio de distrito, de lo que más le achacaron a sus candidatos.

María Eugenia Vidal, 31/8

«Una cosa es fumarte un porro en Palermo, relajado con amigos un sábado a la noche, y otra es vivir en la Villa 21-24 o la Zabaleta, rodeada de narcos y que te ofrezcan un porro. Para esos pibes la marihuana no es un consumo ocasional, de recreo y plenamente elegido, es parte del inicio de un camino mucho más jodido y más duro».

La precandidata a diputada por la Ciudad de Buenos Aires opinó sobre el uso recreativo de la marihuana, en una distendida entrevista en TikTok. Allí mostró sus dudas sobre la conveniencia de la legalización. Y Axel Kicillof la acusó de estigmatizar a los sectores populares. Rodríguez Larreta salió en su apoyo.

Lo extraño es que el debate cannábico -algo hipotético y pasatista- que instaló Vidal fue otro bálsamo para el oficialismo que pude dejar de hablar un rato de las fotos y videos en las fiestas vip de Olivos.

Alberto Fernández, 27/8

«Que haya tenido ese debate es formidable porque abre la cabeza de los alumnos».

El mandatario nacional defendió a la docente K que intentó adoctrinar a los gritos en una clase en una escuela de La Matanza. Pero el padre del joven afectado le respondió duramente: «La violencia no sirve, la verdad que me da lástima por él, decir que está bien educar a un chico con violencia, para mí no está bien».

La frase tuvo tanto impacto que dejó a ministros como Nicolás Trotta, de Educación, expuesto en la otra contradicción. Santoro también quedó del otro lado, al decir que lo visto en el video, no le «gustó», misma respuesta que debió usar ante el escándalo de Olivos.

Sabina Frederic, 28/8

«Suiza es más tranquilo, pero más aburrido«.

A la ministra de Seguridad de la Nación le preguntaron si había que emigrar del país para dejar de sentir miedo o de sufrir actos de inseguridad. La referencia era ante un caso que se había suscitado en Ituzaingó, en el conurbano. Y la funcionaria -que luego aclaró tener ciudadanía francesa– se despachó con una frase sorprendente que cosechó severas críticas en la oposición e incluso en el oficialismo.

Juan Carlos Blumberg le envió una carta en la que calificó de «burla» a su polémica frase. Más relajada fue la réplica del embajador de Suiza en Argentina, Heinrich Schellenber: compartió un divertido video con menciones a Roger Federer y Robert De Niro.

Su archirrival interno, el ministro bonaerense Sergio Berni también aprovechó para descalificarla por enésima vez: «Está en otra frecuencia», le endilgó.

Frederic había sido una de las (pocas) voces que en la campaña legislativa lanzó el globo de ensayo de la reelección presidencial.

Sergio Berni, 30/8

“El daño de las palabras es grandísimo. Capaz cree que nosotros vivimos de joda y por eso en pleno Olivosgate salió a pedir la reelección del Presidente»

El ministro de Seguridad de la Provincia de Buenos Aires le respondió desde el propio oficialismo a Frederic, con quien mantiene un duelo político.

Las apariciones de Berni, que desistió de ser candidato en favor de incluir a su esposa Agustina Propato en las listas K, parecieron marcarle siempre la agenda al oficialismo, en sus momentos de menor sensatez declarativa.

Florencio Randazzo, 1/9

«Es grave lo que ha hecho. Se fundían las pymes, los pibes no podían ir al colegio, la gente no pudo despedir a sus seres queridos y ellos festejaban: nos han tomado de boludos«.

Florencio Randazzo, precandidato a diputado nacional por la Provincia de Buenos Aires.

Florencio Randazzo, precandidato a diputado nacional por la Provincia de Buenos Aires.

De recorrida en Bahía Blanca, el precandidato a diputado nacional fue categórico al referirse a los argumentos del presidente Alberto Fernández respecto del festejo en Olivos.

Randazzo fue, tal vez con la izquierda, el que más allá fue en materia de spots. Incluso se permitió usar una imitadora de Cristina Kirchner para reflejar su versión de su renuncia a la candidatura que la expresidenta le ofreció en 2015.

Facundo Manes, 26/7

«Espero que no se gasten los impuestos de los porteños en la campaña».

Facundo Manes, en un acto en La Plata. Foto Mauricio Nievas

Facundo Manes, en un acto en La Plata. Foto Mauricio Nievas

El precandidato de Juntos por el Cambio apuntó con sus palabras a Rodríguez Larreta y a Diego Santilli, su competidor en la interna bonaerense. Con esa frase se encendió una feroz interna en la principal coalición opositora, que se extendió gran parte de la campaña.

Elisa Carrió le respondió y hasta amagó a llevarlo a la Justicia. Y Gerardo Morales se sumó para criticar a Larreta, como si fuera el titiritero detrás de las respuestas al neurocientífico.

La frase de Manes expuso incluso más que cualquier declaración kirchnerista a las grietas en el armado del espacio creado por Mauricio Macri, que ya había crujido con las bajas de las candidaturas de Carrió y Patricia Bullrich.

Alberto Fernández, 31/8

«No voy a traicionar a Cristina, no voy a traicionar a Máximo, no voy a traicionar a Massa, ni a ninguno de ustedes, no voy a traicionar al pueblo que me votó».

Fue en la aparición del Presidente en un acto de campaña en Tecnópolis, donde sostuvo que hay quienes no le perdonan la unidad del peronismo.

En ese discurso también aludió en reiteradas oportunidades a la frase de Tolosa Paz («En el peronismo siempre se garchó»): dijo que «bienvenido sea que después de tanto dolor» llegue «el disfrute«.

El Presidente necesitó mostrar la imagen de unión mientras sufría los mayores cuestionamientos de su gestión y era imputado por las fiestas en Olivos, un escándalo del que con disculpas más y menos sentidas nunca pudo salir.

DS

Fuente: Clarín

Compartir en redes sociales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Entrada siguiente

Victoria Tolosa Paz, en TikTok, quiso dejar atrás el Olivosgate: "Nadie me habla de la foto"

Lun Sep 6 , 2021
Victoria Tolosa Paz le restó importancia al escándalo por las visitas a la Quinta de Olivos. «Nadie me habla de esa foto», dijo la candidata a diputada por la Provincia de Buenos Aires, en referencia a la imagen que se difundió con Alberto Fernández, Fabiola Yañez e invitados. Además, dijo […]