Empresarios elogian la capacidad de Batakis y piden conocer el «plan» económico

Daniel Marx
Daniel Marx.

Diferentes economistas y empresarios destacaron este lunes la capacidad profesional y los antecedentes en la función pública de la nueva ministra de Economía, Silvina Batakis, y coincidieron en pedir la adopción de un plan para hacer frente a la inflación y a los problemas del frente externo.

El exsecretario de Finanzas Daniel Marx consideró que Batakis, posee una experiencia «de razonable administración en la provincia» de Buenos Aires y pidió cautela y esperar que trasciendan «las decisiones de política económica y la orientación que se les quiera dar».

En declaraciones a Radio Con Vos, Marx subrayó la necesidad de resolver la inflación, que -enfatizó- «erosiona el poder adquisitivo y hace que la gente huya de la moneda».

Asimismo, apuntó a la importancia de lograr el «apoyo del financiamiento», tanto de «quienes renuevan los títulos públicos que vecen» como «del Fondo Monetario Internacional».

El presidente de la Cámara Argentina de Comercio y Servicios (CAC), Mario Grinman, destacó la «tremenda vocación de servicio» de Batakis, al haber aceptado un cargo al que definió como «una silla eléctrica», al tiempo que sostuvo que en sus primeras responsabilidades están las de «despejar incertidumbres», y «generar confianza y previsibilidad».

En declaraciones a Télam, Grinman sostuvo que «lo incierto es peor que lo malo», por lo cual consideró que «hay que actuar rápidamente para generar confianza, mostrar algún plan».

En cuanto a las características de ese plan, aseguró que «todo indica que se requieren algunas medidas de tipo ortodoxo» y pidió un trabajo coordinado con el Banco Central para «bajar la brecha (entre las diferentes cotizaciones del dólar), que ya es insoportable».

Javier Timerman, socio de Adcap Grupo Financiero, advirtió que para «calmar» la situación heredada, luego de que su predecesor Martín Guzmán «se quedó sin financiamiento, tanto externo como interno», es preciso «llegar a acuerdos, relanzar el Gobierno, tomar decisiones fuertes y buscar convencer a la gente para intentar cambiar esa dinámica que hace que la gente esté pensando minuto a minuto qué va a pasar con el dólar y con la inflación».

En declaraciones a FM Metro, Timerman sostuvo que «es imposible para una economía funcionar con incertidumbre» y que tanto el presidente Alberto Fernández como su vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner «tienen que salir con más, tienen que explicar más lo que pasó y explicar cuál es el plan económico, qué es lo que le van a pedir a Silvina Batakis».

«Se tienen que sentar el presidente y la vicepresidenta con la ministra de Economía y hablar sobre qué nivel de inflación están dispuestos a tolerar, cuánto quieren bajar el gasto o enfriar la economía», sentenció.

A su turno, el presidente de la Sociedad Rural Argentina (SRA), Nicolás Pino, llamó a «marcar realmente un plan» más allá de «los nombres de las personas que entran o salen», en referencia a la designación de Batakis.

Luego de admitir que las entidades agropecuarias no manejaban la posibilidad de que Batakis fuera la sucesora de Guzmán, Pino recordó -en diálogo con Radio 10- que la flamante titular de la cartera de Economía «tuvo sus chispazos con el campo» durante su gestión como ministra en la provincia de Buenos Aires entre 2011 y 2015.

También en esa oportunidad las entidades cuestionaron la decisión de Batakis de implementar un revalúo del valor fiscal de los campos bonaerenses en 2012.

Por su parte, el historiador económico Pablo Gerchunoff valoró a Batakis como «una excelente profesional» que le tocó asumir la responsabilidad «enfrentando un problema enorme».

En su cuenta de Twitter, Gerchunoff cuestionó al diputado Javier Milei, quien había dicho que la nueva ministra ‘no es idónea’.

Para Gerchunoff, lo dicho por MIlei «es simplemente falso».

El director de la Consultora Sarandí, Sergio Chouza, destacó la experiencia de Batakis en la provincia de Buenos Aires: «sabe lo que es estar sentada en una silla caliente y manejar una de las principales cajas del país, con muchos requerimientos en lo presupuestario y en la política fiscal».

Asimismo, resaltó que tanto por su paso por la provincia como por el Ministerio del Interior, Batakis «tiene muy buena relación con los intendentes, factores de poder por excelencia, y los gobernadores».

En declaraciones a Télam, Chouza consideró que la gestión de Batiakis «le va a dar más cohesión a la toma de decisiones en el frente interno del gobierno, algo fundamental para cualquier tipo de política económica, en especial la vinculada con la inflación».

El director del Centro de Estudios de la Nueva Economía (CENE) de la Universidad de Belgrano, Víctor Beker, advirtió que «la primera pregunta que deberá responder la nueva ministra es si sigue vigente el acuerdo con el Fondo Monetario Internacional».

En tanto, la economista Fernanda Vallejos, referente del espacio Soberanxs, afirmó que a Batakis «le toca asumir una responsabilidad muy grande en un momento difícil», por lo que pidió «todo el apoyo para llevar adelante las medidas que alineen la política económica con las expectativas del pueblo».

«Es una economista que siempre expresó una mirada heterodoxa de la economía», destacó Vallejos a Télam, y enfatizó el «desafío crítico» que afrontará en el Palacio de Hacienda, siendo «el combate de la inflación con la prioridad puesta en el crecimiento de los salarios e ingresos reales y la corrección del retroceso distributivo en contra de los salarios».

Orlando Ferreres
Orlando Ferreres.

Por último, Orlando Ferreres, exsecretario de Coordinación y Programación Económica, recomendó «esperar a que Batakis dé su discurso inicial» para «saber qué va a hacer», ya que «lo poco que sabemos es que dijo que va a cumplir con (el acuerdo con) el FMI».

«Su principal objetivo es bajar la inflación a números más razonables, no más del 2% mensual, algo que no es fácilmente lograble dada la situación fiscal y monetaria», sostuvo.

Ferreres expresó que la gestión de Batakis en la provincia de Buenos Aires fue «adecuada» y que logró «bastantes resultados».

«Dadas las dificultades financieras que tenía la provincia, no fue un éxito total pero tampoco fue un desastre», concluyó Ferreres.

Fuente: Télam

Compartir en redes sociales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.