Empresarios organizan un frente antibloqueos contra «las maniobras extorsivas» de los Camioneros de los Moyano

Verónica Razzini e Ignacio Dos Reis se convirtieron en dos emblemas de la creciente resistencia empresarial contra los bloqueos y la extorsión de los sindicalistas Camioneros liderados por Hugo Moyano, pero también contra una lógica de presión que se replica en otros gremios. Ambos vivieron en carne propia el drama del conflicto y hasta sufrieron amenazas a punta de pistola.

Razzini y Dos Reis capitalizaron su experiencia para crear y promover el accionar del Movimiento Empresarial Anti Bloqueo (MEAB), que ya integran más de 36 empresarios de todo el país.

«Tomamos la decisión de no ceder ante la extorsión«, afirmó Dos Reis, quien dirige la PyME Química del Oeste SA, ubicada en el partido bonaerense de Esteban Echeverría, que estuvo paralizada desde el 10 de mayo por las medidas de fuerza de los gremialistas que responde a Moyano.

Dos Reis repasó su caso «W Ver y Rever» que se emite por TN. Allí contó que todo comenzó con una exigencia de los representantes del sindicato para que tres de los empleados de esa compañía -encuadrados en Comercio- pasen a las huestes moyanistas.

El empresario decidió rechazar el pedido porque en la firma ya cuentan con ocho trabajadores afiliados a Camioneros. «Después de una serie de amenazas, de ‘ya van a saber quiénes somos nosotros, nos van a escuchar’, a las 7 de la mañana del lunes 10 (de mayo) atravesaron autos y camionetas y dijeron ‘hoy no trabaja nadie, esta planta está cerrada’. Y nos pararon la empresa«, recordó Dos Reis.

En el medio, los dueños de la firma decidieron echar a cinco empleados por el accionar (tres de los cuales agrupados en Camioneros) y presentar una denuncia penal para que la Justicia actúe y levante el bloqueo de la planta. 

El conflicto de Química del Oeste con Camioneros se extendió hasta este martes. Fueron 14 días hábiles sin actividad para una empresa en un país donde la economía apremia. Los empleados le enviaron una carta al ministro de Trabajo, Claudio Moroni, y a su par bonaerense, Mara Ruíz Malec, para pedir que intervengan.

Acampe del bloque contra Química Oeste. La empresa estuvo 14 días sin abrir. Foto Rolando Andrade Stracuzzi

Acampe del bloque contra Química Oeste. La empresa estuvo 14 días sin abrir. Foto Rolando Andrade Stracuzzi

«Queremos hacer valer nuestros derechos: preservar nuestra fuente de trabajo, ser oídos y decir basta a los atropellos de las patotas sindicales. Somos trabajadores y queremos ejercer nuestro derecho con total libertad y sin miedo», reclamaron en la misiva.

Florencia Arietto, abogada y dirigente de Juntos por el Cambio, asumió la representación legal de la empresa y hasta realizó gestiones ante el intendente de Esteban Echeverría, el peronista Fernando Gray.

Y este martes el bloqueo llegó a su fin por disposición de la fiscal Verónica Ceffarelli, de la UFI 2 de ese municipio, que ordenó levantar la extrema medida y que haya custodia policial en la empresa para garantizar la actividad.

Bloqueos y jaques

El caso de Dos Reis no es distinto al de Razzini ni al de muchos empresarios del país, de PyMEs y de grandes empresas como Walmart, recientemente comprada por Francisco De Narváez, y Mercado Libre, de Marcos Galperín, que también fueron blanco de las medidas de fuerza moyanistas.

La vivencia de Razzini se convirtió en un caso testigo. Ella conduce tres empresas en Santa Fe: un corralón de materiales, una recicladora de áridos y una hormigonera. Pero en este caso actuó la filial santafesina del Sindicato de Camioneros, liderada por Sergio Aladio, un opositor a los Moyano.

«Ellos lo que hicieron fue planear un boicot en dos de mis empresas. En el corralón, donde los empleados están afiliados en Comercio, y en la recicladora, donde están en UOCRA porque como en la Argentina no había inscripta una empresa de esa actividad hasta que lo hicimos nosotros, la AFIP determinó que teníamos que ir con UOCRA«, explicó Razzini ante la consulta de Clarín.

​Sus empresas padecieron bloqueos durante tres meses, de manera intermitente. Razzini incluso sufrió amenazas de hombres armados.

Protesta de Camioneros contra el Grupo Razzini, en Rosario.

Protesta de Camioneros contra el Grupo Razzini, en Rosario.

«Uno se levantó el buzo y mostró un arma. Era una persona que nunca había estado en el bloqueo. Nunca había vivido una situación así, me faltaba el aire, no podía ni hablar», rememoró.

El dato se incluyó en la causa judicial, que relató episodios inéditos como la orden de detención de delegados sindicales.

«Se liberó el conflicto porque intervino la justicia laboral, la justicia penal, quedaron todos imputados, lo nuestro fue un logro a nivel país. En uno de los bloqueos uno de los fiscales decidió detener a los trabajadores y a los delegados, y eso no había pasado jamás en este país, que se lleven a 13 trabajadores», destacó Razzini. 

A partir de esos acontecimientos, ella decidió poner en marcha el Movimiento Empresarial Anti Bloqueo, junto a Dos Reis, Arietto y otra treintena de representantes de compañías que pasaron por los conflictos similares con los gremios. 

«Hay que perder el miedo. Nosotros tenemos que reconstruir este país que el sindicalismo mafioso –no todo el sindicalismo, el mafioso-, busca destruir. Nosotros vamos conociendo un montón de historias de empresas que tuvieron que cerrar porque nadie los pudo auxiliar, porque no tenían las herramientas para dar batalla o porque no sabían cómo», convocó la empresaria santafesina.

Dijo que el movimiento surgió como un espacio de contención para los que están «agotados de vivir con amenazas y extorsión cuando se está dentro de la ley y se hacen los aportes que corresponden».

Incluso, en la flamante agrupación reciben «llamados de auxilio» para asistir a empresarios aquejados por reclamos voraces de sindicalistas, no solamente por reencuadramiento. «Esto es muchísimo más profundo, pero no hay nadie que diga basta y yo me harté», advirtió la empresaria.

Florencia Arietto, combativa y rival de los Moyano, abogada de empresarios bloqueados y dirigente cercana a Patricia Bullrich.

Florencia Arietto, combativa y rival de los Moyano, abogada de empresarios bloqueados y dirigente cercana a Patricia Bullrich.

Consultada por Clarín, Arietto agregó que la construcción del movimiento comenzó hace un mes en Rosario. «A partir de ahí se empezaron a sumar un montón de empresarios que vivieron bloqueos. Hoy hay alrededor de 20 empresas con amenazas de bloqueos en todo el país, ocho bloqueadas y al menos tres que cerraron por los bloqueos, en esa situación está la producción argentina, en general las PyMEs», resumió.

DS

Fuente: Clarín

Compartir en redes sociales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Entrada siguiente

El seguimiento de los casos, una de las deudas pendientes

Jue Jun 3 , 2021
3 DE Junio 2021 – 01:42 Desde 2015 se creó un registro de femicidios y un plan de apoyo económico a víctimas. El grito que lanzó Argentina contra la violencia machista llega a su sexto aniversario con una realidad que marca que hubo avances pero que son grandes las deudas. […]