En la mente de un lanzador de penaltis

Julio 2006, final de la copa del mundo de fútbol. El partido termina con una tanda de penaltis. David Trezeguet, uno de los goleadores más prolíficos de la selección de Francia, da un paso adelante, tira con fuerza … ¡Y el balón termina golpeando el travesaño! Instantes después, Italia gana el Mundial.

¿Cómo es posible que jugadores tan bien entrenados fracasen en un ejercicio que está a su alcance desde un punto de vista técnico? En estas condiciones de presión extrema, el resultado se juega más en la cabeza que en los pies. ¿Qué ocurre en el cerebro de un lanzador de penaltis? Ahora, Max Slutter y sus colegas de la Universidad de Twente, en Países Bajos, exploran esta cuestión por primera vez en condiciones reales. Sus resultados han demostrado que el fracaso está asociado a una actividad cerebral muy específica.

Dentro del cerebro de un jugador

Durante mucho tiempo, este tipo de análisis se ha realizado con instrumentos de laboratorio más o menos realistas, porque los movimientos del tirador distorsionaban las mediciones. Sin embargo, ahora, una técnica, conocida como espectroscopia funcional del infrarrojo cercano, permite medir la actividad cerebral de un jugador en movimiento, mediante un simple casco colocado en su cabeza. Los investigadores utilizaron este dispositivo en veinte participantes, mientras cada uno de ellos lanzaba quince penaltis.

Los autores desarrollaron un protocolo, junto con un psicólogo deportivo, para simular la presión de un partido. Este incluía la promesa de una recompensa monetaria al tirador que marcara más goles, así como la instalación de un portero intimidante que gesticulaba delante de la portería e interpelaba a su rival. La ansiedad que los participantes experimentaron en esta situación competitiva se midió mediante un cuestionario.

El patrón cerebral del fracaso

El resultado no sorprendió a los investigadores. Cuanta más ansiedad mostraron los tiradores, más penaltis fallaron. Sin embargo, las mediciones también revelaron una mayor actividad en la corteza prefrontal de los jugadores, un área del cerebro involucrada en la predicción de las repercusiones futuras de actividades actuales. Ello sugiere que el fracaso se asocia con una tendencia a pensar demasiado en las consecuencias del disparo, hecho que distrae de la tarea. Asimismo, los investigadores descubrieron que los jugadores experimentados que no conseguían puntuar presentaban un aumento de la actividad en el córtex temporal, una región implicada en la autorreflexión y la tendencia a verbalizar instrucciones para guiar las propias acciones. Este tipo de actividad favorece el proceso de aprendizaje de nuevos movimientos paso a paso, pero resulta deletérea cuando uno ya está entrenado, pues pensar detenidamente en la tarea degrada los automatismos adquiridos. Por último, la ansiedad durante la prueba se relacionó con una disminución de la actividad en el córtex motor, la zona que controla los movimientos del cuerpo. Ello ayudaría a explicar la menor precisión de los disparos.

Por consiguiente, el hallazgo postula la existencia de una firma cerebral del fracaso, a la vez que sugieren ciertas pautas para lograr el éxito: no pensar en el futuro, evitar planificar de forma consciente cada movimiento y centrarse en el presente. Además, este estudio abre el camino a una nueva herramienta de entrenamiento: el neurofeedback. Con información en tiempo real sobre su actividad cerebral, los tiradores de penaltis podrían aprender a desarrollar cuál les daría más oportunidades de anotar. Un dispositivo que sería aplicable a todas las profesiones que requieren acciones extremadamente precisos bajo alta presión. Futbolistas, pero también cirujanos o desminadores, por ejemplo.

Guillaume Jacquemont

Referencia: «Exploring the brain activity related to missing penalty kicks: An fNIRS study», de M. Slutter et al., en Frontiers in Computer Science. Publicado el 7 de mayo de 2021.

Fuente: Investigación y ciencia es

Compartir en redes sociales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Entrada siguiente

La soja se desplomó más de US$ 40 en Chicago y perforó la barrera de US$ 500 la tonelada

Jue Jun 17 , 2021
La harina de soja, el principal producto de exportación de Argentina, también tuvo fuertes pérdidas, aunque no del calibre del poroto. El precio de la soja en el mercado de Chicago se derrumbó más de US$ 40 y se posicionó por debajo de los US$ 500 por primera vez desde […]