Europa necesita urgentemente ponerse las pilas… y las vacunas

Italia, el primer país desarrollado en verse afectado por el coronavirus, empezó a principios de la semana pasada a permitir que algunas farmacias suministren las vacunas de Covid-19 a los ciudadanos que cumplen los requisitos. Aunque lleva un retraso de más de dos meses con respecto al Reino Unido y EE UU, es al menos un paso adelante. Por ello, es lamentable ver cómo el Gobierno de Mario Draghi gasta gran parte de su capital político discutiendo sobre otra desconcertante medida recién dada a conocer en nombre de la protección de la población.

El mismo d√≠a en que Draghi, de 73 a√Īos, recib√≠a su primera dosis de la vacuna de AstraZeneca, su ministro de Sanidad ‚Äďun pol√≠tico de carrera de izquierdas con una licenciatura en Pol√≠ticas que qued√≥ del Gobierno anterior‚Äď estaba ocupado tratando de defender su decisi√≥n de imponer una cuarentena de cinco d√≠as a las personas que lleguen de pa√≠ses de la UE. La norma, de una semana de duraci√≥n, pretend√≠a acallar las quejas del sector tur√≠stico nacional por las normas que restringen la circulaci√≥n entre regiones, pero que permit√≠an a los ciudadanos viajar al extranjero a ciertos pa√≠ses, como Grecia o Espa√Īa, en Semana Santa.

En lugar de ello, la prohibici√≥n, improvisada a toda prisa, provoc√≥ un nuevo esc√°ndalo, a√Īadiendo a los operadores tur√≠sticos y a los que ya hab√≠an hecho planes de viaje a la lista de los m√°s enfadados. Adem√°s, la ciencia en la que se basa es confusa. La l√≥gica de una cuarentena de cinco d√≠as para los Estados europeos es extra√Īa, dado que algunos tienen tasas de infecci√≥n m√°s altas que, por ejemplo, Israel, EE UU o el Reino Unido, a los que les tocan cuarentenas de 14 d√≠as. Adem√°s, el √©xito de las campa√Īas de vacunaci√≥n en EE UU y Gran Breta√Īa ha hecho que salgan de las listas de cuarentena de algunos pa√≠ses, como la vecina Suiza.

‚ÄúEs una ordenanza incomprensible, que crea m√°s confusi√≥n y no beneficia a nadie‚ÄĚ, fue el sucinto juicio de Ivana Jelinic, due√Īa de una agencia de viajes. Tiene raz√≥n. Pero no es un fen√≥meno simplemente italiano. El presidente franc√©s, Emmanuel Macron, ha dado marcha atr√°s y ha vuelto a ordenar cierres en el pa√≠s: tales giros radicales se han convertido tristemente en algo habitual.

Los alemanes est√°n sufriendo un latigazo similar. El pa√≠s ha tenido idas y venidas en la distribuci√≥n de la vacuna de AstraZeneca, sembrando dudas sobre la eficacia y seguridad del tratamiento. Despu√©s de algunos sobresaltos, ahora se est√° administrando a mayores de 60 a√Īos. Mientras, Angela Merkel, que ya hab√≠a expresado su escepticismo sobre el ant√≠doto de AstraZeneca, discute con los dirigentes estatales, entre ellos Armin Laschet, el primer ministro de Renania del Norte-Westfalia, que se perfila como su sucesor.

Hay muchas buenas razones para que los Gobiernos vuelvan a restringir las libertades civiles. El n√ļmero de pacientes de Covid-19 en cuidados intensivos en Francia ha superado el pico de la oleada de oto√Īo. Pero un a√Īo despu√©s de los primeros cierres, se corre el riesgo de que se produzcan nuevos trastornos econ√≥micos y se alimenta una creciente reacci√≥n populista que podr√≠a alterar el orden pol√≠tico del continente. Ello, a su vez, podr√≠a poner en peligro iniciativas econ√≥micas importantes para la recuperaci√≥n.

Macron, que se enfrenta a las urnas en poco m√°s de un a√Īo, vio c√≥mo su √≠ndice de aprobaci√≥n ca√≠a en marzo 4 puntos, hasta el 37%, en una encuesta realizada por IFOP y publicada recientemente por Le Journal du Dimanche. Las nuevas restricciones a nivel nacional probablemente empeorar√°n su posici√≥n respecto a Marine Le Pen, la candidata de extrema derecha que ser√° su m√°s feroz adversaria en abril de 2022.

El hilo conductor entre Par√≠s, Roma, Berl√≠n y otros lugares es la lentitud de los programas de vacunaci√≥n, que se ven superados por el ritmo de nuevas infecciones. El problema de recurrir a medidas m√°s draconianas es que desv√≠an los limitados recursos y el capital pol√≠tico de lo que se ha demostrado que puede sacar a sus ciudadanos, y a sus econom√≠as, de la crisis. Los frecuentes cambios tambi√©n erosionan la buena voluntad y la fe del p√ļblico en los esfuerzos de los Gobiernos por erradicar la enfermedad.

La repentina urgencia aplicada a los controles fronterizos y a las infracciones de los que se sientan al aire libre debe extenderse a las inoculaciones. Lamentablemente, no parece estar ocurriendo, ni siquiera en naciones conocidas por su b√°rbara eficacia, como Suiza. Esta peque√Īa y rica naci√≥n est√° muy por encima de su peso en cuanto a innovaci√≥n y producci√≥n farmac√©utica y prestaci√≥n de servicios sanitarios y, al igual que el Reino Unido, no es miembro de la UE, cuya decisi√≥n de negociar colectivamente de forma puntillosa con las farmac√©uticas obstaculiz√≥ la capacidad de vacunaci√≥n desde el principio.

Adem√°s, Suiza alberga muchas grandes empresas y multinacionales, muchas de las cuales, como el jefe de Zurich Insurance, Mario Greco, se han ofrecido a participar en la distribuci√≥n de vacunas a sus trabajadores y clientes. Hasta ahora, la respuesta p√ļblica del consejo federal de Berna ha sido tibia o, peor a√ļn: se√Īalar con el dedo.

En una rueda de prensa celebrada el mi√©rcoles, cuando se le pregunt√≥ si las empresas podr√≠an colaborar, Virginie Masserey, jefa de la unidad de control de infecciones de la Oficina Federal de Salud P√ļblica suiza, reconoci√≥ que hab√≠a conversaciones en curso, pero se cuid√≥ de recordar a los periodistas que, en √ļltima instancia, depende de las autoridades cantonales. Por ah√≠ se va el verano europeo.

Los autores son columnistas de Reuters Breakingviews. Las opiniones son suyas. La traducción, de Carlos Gómez Abajo, es responsabilidad de CincoDías

Fuente: Cincodias.elpais

Deja tu comentario!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Entrada siguiente

'Succession' y la sucesión en la empresa familiar

Jue Abr 8 , 2021
Succession es un drama de HBO que ha venido a ser el sustituto, al menos en cuanto a calidad se refiere, de Juego de Tronos, hasta el punto de haberse alzado con el Emmy a mejor serie dram√°tica en 2020. La historia de la familia Roy y de su conglomerado […]