Google y Facebook podrían perdese sus próximos pelotazos

Google y Facebook se enfrentan a una montaña de demandas que afirman que el dúo está abusando de su poder de mercado. Puede que venzan a las acusaciones, pero demasiada distracción podría hacer que se pierdan el próximo pelotazo.

A ambos gigantes de la tecnología les están inundando con desafíos. El jueves, un grupo de 38 estados y territorios de Estados Unidos demandaron a Google, alegando que la división del gigante de más de 1 billón de dólares Alphabet está tratando de meter por la fuerza su motor de búsqueda en coches y dispositivos inteligentes (como televisores), un día después de que Texas y otros estados apuntaran a su dominio de la publicidad digital.

En octubre, el Departamento de Justicia lo acusó de abusar de su poder de mercado en las búsquedas y la publicidad relacionada con ellas. Facebook recibió una demanda a principios de este año de casi todos los fiscales generales estatales, junto con la Comisión Federal de Comercio, alegando que la estrategia de fusiones de la empresa de 782.000 millones de dólares, como la compra de Instagram en 2012, tenía como objetivo aplastar a la competencia.

Los gemelos tecnológicos se enfrentan a graves riesgos incluso si no disgregan su negocio. Probablemente ambos dediquen años a costosas batallas en múltiples tribunales. Por ejemplo, el caso de fijación de precios de los libros electrónicos de Apple tardó cerca de cuatro años en resolverse, incluyendo apelaciones. Y Microsoft se enfrentó a una disputa con el Departamento de Justicia por su dominio de los sistemas operativos de computadoras a finales de los noventa que duró unos tres años.
Estos nuevos desafíos podrían implicar la publicación de montones de documentos, incluyendo correos electrónicos potencialmente embarazosos, y los consejeros delegados probablemente sean interrogados por los fiscales.

Pero el coste final podría ser aún mayor si estas distracciones les impiden a ambos hacer cambios u operaciones. Al menos el 80% de los ingresos de Google y Facebook, de unos 260.000 millones de dólares, proviene de los anuncios. Encontrar nuevas fuentes de dinero será clave para el crecimiento futuro, y estos caminos se están estrechando.

Además, el jefe de Google, Sundar Pichai, sigue esperando que los reguladores de Estados Unidos aprueben la compra por 2.100 millones de dólares del monitor de ejercicio Fitbit, después de obtener finalmente la autorización de la Unión Europea el jueves. El mes pasado, la firma de Mark Zuckerberg compró la plataforma de relaciones con los clientes Kustomer por unos 1.000 millones, pero el escrutinio antimonopolio aún podría echarlo por tierra.

El ejemplo admonitorio es Microsoft. Aunque la compañía, dirigida por Bill Gates en aquel momento, no se dividió, y finalmente se recuperó después de su pelea con el Tío Sam, se perdió el auge de la telefonía móvil. La persecución antimonopolio contra Google y Facebook podría bloquear sus futuros golazos.

Los autores son columnistas de Reuters Breakingviews. Las opiniones son suyas. La traducción, de Carlos Gómez Abajo, es responsabilidad de CincoDías

Fuente: Cincodias.elpais

Deja tu comentario!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Entrada siguiente

El Brexit o la historia interminable

Mar Dic 22 , 2020
El desenlace definitivo del Brexit deberá esperar. Este pasado lunes, 21 de diciembre, a las 00.00 horas, finalizaba el plazo anunciado por el Parlamento Europeo para tramitar un acuerdo negociado que pudiera entrar en vigor el próximo 1 de enero. Sin embargo, después de la incapacidad mostrada por ambas partes […]