Habló la mujer que descubrió a Alberto Samid en un restaurante y lo filmó: «Sentí una tremenda indignación»

Tras el escándalo que protagonizó Alberto Samid al violar la prisión domiciliaria y asistir a un restaurante de Ramos Mejía, habló la mujer que lo filmó y forzó al matarife a irse del lugar.

«Sentí una tremenda indignación. No es posible, incluso me enojé con varios de mi mesa porque nadie se animaba, pero todos protestaban. Con una amiga nos levantamos las dos y lo fuimos a encarar», contó Norma, quien filmó el video que se viralizó.

«Sentimos vergüenza ajena de todo lo que esta gente ha hecho. Y encima nos miraban todos tranquilos, como si fuesen inocentes, ellos angelitos«, ironizó la mujer.

Luego dijo que le empezaron a preguntarle por la tobillera, tal como se ve en el video, y que les replicaron si eran de la policía. «No nos asustamos para nada y no les quedó más remedio que irse. Lo acompañamos incluso hasta la puerta«, explicó.

Además, Norma contó que Samid y su compañía «se retiraron sin pagar, los dueños los tuvieron que correr hasta la esquina para que pagaran lo que habían consumido».

También se quejó de uno de los tres acompañantes del empresario matarife porque «respondía tipo mafioso, prepotente, como amedrentando», le dijo la vecina a TN.

«Y eso es lo que más bronca me dio. En ningún momento me achiqué. Él bajó la cabeza, los que respondían eran los que comían con él, que eran tres», destacó la mujer.

Las chicas superindignadas

Carlos, uno de los que la acompañaba a la mujer dijo que miró a Samid y este «me miró desafiante». Por otro lado, Gerardo, otro de los de esa mesa, dijo que «las chicas tienen más huevos que los hombres, nosotros le decíamos: ‘Quédense, vamos a comer tranquilos’ y ellas fueron».

Gabriela, la compañera de Norma al momento de encarar a Samid en el local, dijo que odia los escraches, pero se justificó: «Si la justicia funcionara en este país, las cosas serían de otra manera».

«Esto es un cambalache y terminamos de esta forma», aseguró. «La justicia pareciera que no actúa y nos encontramos con el señor Samid, que como todos sabemos tiene una prisión domiciliaria y evidentemente la está incumpliendo«, reiteró la mujer.

También coincidió en que las personas que acompañaban al empresario de la carne «miraban de muy mala cara e increpándonos», dijo en diálogo con Radio Rivadavia.

«Más allá de cualquier partidismo, a mí no me gusta compartir la vida con delincuentes en la calle«, siguió y concluyó: «No me alegra ser participe de esto pero me ganó la indignación».

Samid fue condenado en 2019 a cuatro años de prisión por asociación ilícita, al evadir impuestos en sus frigoríficos.

En los últimos días volvió a estar en la picota y fue repudiado por la DAIA por un raid de comentarios antisemitas.

DS

Fuente: Clarín

Compartir en redes sociales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Entrada siguiente

Las exportaciones de alimentos aumentaron en abril un 83% interanual

Lun Jun 21 , 2021
Los aceites y los subproductos oleaginosos reunieron el 60,3% del total de las exportaciones alimenticias. Las exportaciones de productos alimenticios registraron en abril un crecimiento interanual del 83,3%, por mayor rentabilidad y suba de precios internacionales, en tanto la producción reflejó un incremento del 7,2%, de acuerdo con un informe […]