Investigan un derrame de aguas servidas en el río Arenales

20 DE Julio 2022 – 00:10 Aguas del Norte informó que restituyeron el bloqueo en un tramo de la colectora, cerca de Santa Lucía.

Aguas del Norte informó ayer que operarios «remediaron un derrame de líquidos cloacales que se originó por la activación de un caño de la colectora que se había anulado y estaba en desuso».

Por el hecho, la fiscal penal a cargo de la Unidad Fiscal Contravencional, Verónica Simesen de Bielke, inició una investigación de oficio por la posible presencia de «aguas servidas en el río Arenales», a la altura de barrio Santa Lucía.

Desde Aguas del Norte señalaron que años atrás, cuando se inauguró la onceava colectora cloacal que va desde San Lorenzo hasta la planta depuradora de zona sudeste, anuló la red en cuestión y colocó un obstructor en un derivador de la vieja red.

Alertados por el derrame, trabajadores de la empresa acudieron al lugar para analizar la situación y descubrieron que el bloqueo que se había colocado en la antigua colectora había sido retirado ocasionando el desvío de parte de los líquidos cloacales, por lo que no se descarta un hecho de vandalismo.

Desde la empresa aseguraron además que no se registraron reclamos por esta situación ya que los vecinos de la zona, al ser un asentamiento, no son usuarios y alertaron directamente a medios de comunicación.

Indicaron que una cuadrilla ayer fue hasta el lugar. Allí reforzarán la estructura principal donde se halla la tapa de registro que contiene el derivador para que no se pueda retirar el obstructor nuevamente.

El gerente técnico de Aguas del Norte, Javier Jurado, explicó que la colectora desde donde salieron líquidos cloacales es «una cañería vieja que conectaba a Santa Lucía con Villa Palacios antes de que existiera la obra nueva denominada onceava colectora».

«Con la nueva obra, que parte desde San Lorenzo y continúa hasta la planta de zona sudeste, esta cañería se anuló, quedando fuera de servicio», por lo que «el tramo desde el puente hasta el río quedó fuera de funcionamiento con la nueva colectora puesta en funcionamiento hace dos años».

Explicó que, «precisamente en ese punto, se encuentra la estructura con conexiones internas, con el sifón nuevo y que tras analizar y relevar el lugar se detectó que uno de los tapones no se encuentra, ante lo que no se descarta un hecho de vandalismo».

Fuente: El Tribuno

Compartir en redes sociales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.