Israel examinará junto a EEUU la bala que mató a la reportera palestino-estadounidense

Foto AFP
Foto AFP

El Ejército de Israel anunció este domingo que presenciará el examen que Estados Unidos realizará de la bala que mató a la periodista palestino-estadounidense Shireen Abu Akleh durante un operativo militar israelí, pese a la oposición de Palestina.

Palestina y la ONU dicen que investigaciones concluyen que la bala que mató a la reportera en mayo pasado fue disparada por soldados israelíes, pero Israel dice que no es posible demostrarlo.

El Gobierno autónomo palestino (ANP) informó el sábado sobre la entrega a forenses de Estados Unidos de la bala que impactó en la cabeza de Abu Akleh, de 51 años, cuando cubría una incursión militar israelí en los territorios palestinos de Cisjordania.

La periodista trabajaba para la cadena de noticias Al Jazeera, de Qatar, desde hacía 25 años. En el mismo hecho en la localidad palestina de Jenín resultó herido su productor qatarí de Al Jazeera, Ali Sammoudi.

Qatar acusó a Israel de haberla asesinado.

La bala que el 11 de mayo provocó la muerte en el acto de la periodista «será sometida a una prueba profesional israelí», declaró el vocero militar israelí, Ran Kochav, informó la agencia de noticias Europa Press.

«Este es un control del Ejército israelí en presencia estadounidense», agregó.

Palestina rechazaba la participación del Ejército israelí en el peritaje.

Investigaciones efectuadas por la Autoridad Nacional Palestina (ANP) y por Naciones Unidas, así como las de varios medios, apuntan a que la bala que mató a Abu Akleh fue disparada por las fuerzas israelíes.

Segn la Fiscala palestina la periodista muri tras ser alcanzada justo debajo del casco por una bala de 556 mm disparada por un fusil semiautomtico Ruger Mini14 Foto AFP
Según la Fiscalía palestina, la periodista murió tras ser alcanzada justo debajo del casco por una bala de 5,56 mm disparada por un fusil semiautomático Ruger Mini-14. Foto: AFP

Sin embargo, el viceministro del Interior israelí, Yoav Segalovitz, dijo este domingo que las investigaciones conjuntas con Estados Unidos desmentirán esas conclusiones de la ANP y la ONU.

En las pruebas estarán involucrados varios expertos para «verificar que esta es una opinión inequívoca y que no hay más giros como los que hemos tenido en el último mes, mes y medio», dijo.

En un informe presentado el 24 de junio, el Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos, la oficina a cargo de Michelle Bachelet, afirmó que la bala que mató a Abu Akleh fue disparada por fuerzas de seguridad israelíes.

El reporte del organismo rechazó la posibilidad de que existiera actividad de palestinos armados en las inmediaciones de la posición donde se encontraban los reporteros, a diferencia de lo que explicó Israel en su momento.

Según la Fiscalía palestina, la periodista murió tras ser alcanzada justo debajo del casco por una bala de 5,56 mm disparada por un fusil semiautomático Ruger Mini-14.

El Ejército israelí sostiene que esas conclusiones carecían de fundamento e insistió en que resultaba «imposible» determinar cómo fue abatida la periodista. Además indicaron que, aun si la hubiera matado un soldado propio, no fue intencionalmente sino «por un descuido».

Fuente: Télam

Compartir en redes sociales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.