Juntos por el Cambio acusó de «arbitrario» a Axel Kicillof y de discriminar a los distritos que gobiernan en el interior

Juntos por el Cambio reclamó la reapertura de todas las escuelas de la provincia de Buenos Aires al tiempo que cuestionó los métodos «arbitrarios» del gobierno de Axel Kicillof para retomar las clases presenciales en el Conurbano y mantener a varios municipios del interior bonaerense en Fase 2.

Mediante un comunicado titulado «Todas las escuelas tienen que estar abiertas», la principal fuerza opositora criticó la política aplicada por el gobierno bonaerense y exigió al gobernador y a su gabinete que «abandonen la improvisación en materia educativa«.

La decisión del Gobierno provincial de retomar las clases presenciales en el Conurbano y mantener a municipios del interior bonaerense en Fase 2 despertó la reacción de intendentes de la oposición que reclamaron revertir la medida y cuestionaron las cifras utilizadas en La Plata para analizar el impacto del coronavirus en cada jurisdicción. 

«Axel Kicillof, anunció la vuelta a las clases presenciales, a partir del miércoles 16, de todos los niveles educativos en los distritos del Conurbano, argumentando que estos han podido ‘salir del sistema de alarma epidemiológica en la que se encuentran’ y cambiar  ‘de fase 2 a fase 3’. Mientras tanto, los distritos del Interior continuarán con restricciones más duras y la presencialidad seguirá suspendida«, describió la situación Juntos por el Cambio.

En el comunicado, la fuerza opositora preguntó: «¿No resulta curiosa esta decisión? ¿Qué diferencia hay respecto al impacto emocional y pedagógico que genera la no posibilidad de ir a la escuela?».

Justamente, JxC señaló que «hay distritos del Conurbano que incluso tienen números más complejos«, que los municipios que quedaron marginados de la actualización epidemiológica, lo que demuestra -según si interpretación- que «están usando criterios arbitrarios según la conveniencia del partido gobernante».

Para la fuerza opositora, con esta metodología dejarán de lado a algunos bonaerenses que “casualmente viven en municipios mayoritariamente gobernados por Juntos por el Cambio«.

«Las estadísticas demuestran que cuanto más tiempo pasen los chicos fuera de las escuelas, más aumenta el riesgo de deserción escolar», apuntaron.

Por eso, desde la agrupación, exigieron al gobernador Kicillof y a su gabinete que «abandonen la improvisación en materia educativa» porque, de acuerdo a lo puntualizado en el comunicado, «la única manera de tener una provincia justa e igualitaria es garantizando los mismos derechos a todos los bonaerenses».

«Todas las escuelas tienen que estar abiertas», es la frase con la que cerraron el mensaje.

Los diputados del bloque de Juntos por el Cambio de la provincia de Buenos Aires también emitieron una declaración casi en los mismos términos que la dirigencia de la coalición.

«Lamentablemente, este ida y vuelta, la falta de objetividad en las decisiones y la constante variación en los criterios, terminan confundiendo a los vecinos y a los responsables de aplicar estas medidas a nivel municipal», expresaron los legisladores provinciales.

Asimismo reclamaron al gobernador y a su gabinete, que «expongan con claridad los motivos por los cuales gran parte de la Provincia ya lleva, en lo que va del año, más de un mes sin clases presenciales y se discrimina al interior».

La polémica surgió porque a partir de la prórroga del DNU presidencial que extendió las restricciones hasta el 25 de junio, la Provincia califica en situación de Alarma Epidemiológica a aquellos distritos de más de 300 mil habitantes con una incidencia de 500 casos cada 100 mil habitantes durante los últimos 14 días o que tengan una ocupación de camas de terapia intensiva del 80%.

De acuerdo a los datos oficiales, la medida alcanza a 72 distritos de la provincia, en los cuales está limitada la circulación a partir de las 20 y suspendidas las clases presenciales, entre otras medidas.

Uno de los que levantó la voz por esta medida es el intendente de General Pueyrredón, Guillermo Montenegro, quien no dudó en afirmar que la decisión del gobierno provincial de que no haya clases en Mar del Plata “discrimina a la ciudad”.

“Esta decisión del gobierno de la Provincia de Buenos Aires hace que no haya clases en Mar del Plata cuando algunos distritos del conurbano tienen números más preocupantes. Los criterios fueron utilizados de diferentes maneras y estos criterios nos complejiza mucho. Hubo una baja del 26% de casos”, argumentó el jefe comunal.

GRB

Fuente: Clarín

Compartir en redes sociales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Entrada siguiente

La dura crítica del New York Times a la frase de Alberto Fernández sobre el origen de los argentinos

Dom Jun 13 , 2021
Mediante una columna de opinión titulada «Argentina necesita conversar sobre el racismo. Alberto Fernández lo demuestra», el influyente diario The New York Times analizó la fallida declaración del Presidente en la que aseguró que los mexicanos vienen de los indígenas, los brasileños de la selva y los argentinos de Europa. […]