La historia interminable de las vallas y las rejas en Plaza de Mayo: por qué volvieron a ponerlas frente a la Rosada

Reaparecieron frente a la Casa Rosada. Negras, algunas oxidadas, desvencijadas otras, intimidantes. El símbolo argentino de las protestas: las vallas policiales. Rodean la fachada oeste de la sede del gobierno nacional y avanzan unos metros sobre la acera de la Plaza de Mayo.

En esta etapa de distanciamiento social por la pandemia de coronavirus, en la previa de las fiestas de fin de año, y con más movimiento en las calles, quienes andan por la zona miran extrañados. Se preguntan: ¿volvieron? Sí, pero sólo para asegurar las tareas de mantenimiento que empezarán en pocos días, aseguran desde la Casa Rosada.

Fuentes de la Secretaria General informaron a Clarín que están allí porque se realizará un mantenimiento de las rejas perimetrales. «Se trata de tareas regulares. Se comenzó por el lado que mira hacia Plaza de Mayo, pero la obra abarcará todo el perímetro», explicaron. Y detallaron: «Para que los trabajos se puedan llevar a cabo, hay que aflojar la estructura, lo que constituye una situación riesgosa. Los bloques de rejas pesan 200 kilos cada uno. Por eso, preventivamente se colocaron vallas para distanciar a los transeúntes».

Los trabajos forman parte de la norma en relación al cuidado del Palacio. Y más allá de que éste fue un año particular en relación al uso de la sede de gobierno -en épocas normales, pueden ingresar cientos de personas por día- este año las rejas debieron soportar el peso de las multitudes que se acercaron al velatorio de Diego Maradona.

Un vallado policial apareció frente a la Casa Rosada. En el Gobierno informaron que se colocó para hacer tareas de mantenimiento en la reja perimetral.
Foto: Juano Tesone

Un vallado policial apareció frente a la Casa Rosada. En el Gobierno informaron que se colocó para hacer tareas de mantenimiento en la reja perimetral.
Foto: Juano Tesone

La despedida del ídolo se llevó a cabo en Casa Rosada y por momentos la cantidad de gente desbordó todo. Especialmente en las últimas horas del adiós, muchos fanáticos se treparon a las rejas, intentando ingresar al Palacio. De hecho, hubo un grupo grande, con barras bravas incluidos, se metió en el Patio de las Palmeras. 

Más allá de esta situación puntual, en la historia reciente de la Ciudad, las vallas y las rejas en torno a la Casa Rosada y a la Plaza de Mayo conformaron un tópico político que no pudo escapar a la grieta.

El puntapié inicial fueron las vallas policiales que se colocaron atravesando la plaza, de Rivadavia a Hipólito Yrigoyen, a la altura de la Pirámide de Mayo. Fue a fines de 2001, en los últimos días del gobierno de Fernando de la Rúa. La crisis económica, política y social de aquellos años movilizó a la gente y a las organizaciones sociales a protestar en las calles. También la policía estuvo en la calle, reprimiendo las protestas con violencia. Entre el 19 y el 20 de diciembre fueron asesinadas 39 personas en todo el país.

Y las vallas quedaron allí. Pasaron los años y los gobiernos, y las manifestaciones continuaron. Más allá de las diferentes gestiones, todos se valieron de la función que cumplen esas estructuras metálicas, las de mantener alejadas las protestas de los despachos.

Las vallas policiales volvieron a la Plaza de Mayo y frente la Casa Rosada, por tareas de mantenimiento en la reja perimetral. Foto: Juano Tesone

Las vallas policiales volvieron a la Plaza de Mayo y frente la Casa Rosada, por tareas de mantenimiento en la reja perimetral.
Foto: Juano Tesone

En 2005 se sumó un nuevo actor, las rejas. Se colocaron en el perímetro de la Casa Rosada, integrando además a la plaza Colón, en la fachada este, hacia Puerto Madero. Exhiben el Escudo Nacional y los escudos de las provincias.

En 2016 el Jefe de Gobierno, Horacio Rodríguez Larreta, elevó un proyecto de ley a la Legislatura para realizar una remodelación integral de la Plaza de Mayo que incluía la colocación de rejas que reemplazaran a las vallas. Este proyecto despertó un debate enorme debido a que planteaba una intervención en un bien histórico. Participaron expertos en patrimonio, la Comisión Nacional de Monumentos, Lugares y Bienes Históricos, legisladores, ONG vecinales e incluso la Justicia.

La Ciudad argumentaba que eran necesarias por la seguridad presidencial. La seguridad de los presidentes depende de la Casa Militar, que es la que determina qué es mejor para proteger al titular del Ejecutivo. Su centro de operaciones es la Casa Rosada y actúa dentro del área de la Secretaría General de la Presidencia.

Colocaron un vallado policial en la Plaza de Mayo. Desde el Gobierno informaron que las pusieron por trabajos de mantenimiento en la reja perimetral. Foto: Juano Tesone

Colocaron un vallado policial en la Plaza de Mayo. Desde el Gobierno informaron que las pusieron por trabajos de mantenimiento en la reja perimetral. Foto: Juano Tesone

Finalmente la obra se llevó a cabo -también se restauró la Pirámide, entre otras mejoras- y las rejas se instalaron para mayo de 2018. La polémica continuó hasta que en marzo de 2019 la Legislatura, por orden de la Justicia, les dio entidad convalidando su incorporación al Código Urbanístico de la Ciudad.

Aún quedaba un capítulo: volvieron al centro de la escena cuando Alberto Fernández ganó las elecciones y en una entrevista dijo que se ocuparía de sacarlas. Rodriguez Larreta se apuró a confirmar que serían retiradas en cuanto recibieran el pedido de la Casa Militar.

¿Dónde están ahora esas rejas? Fuentes de la Ciudad confirmaron a Clarín que continúan en custodia, en un depósito del gobierno porteño. Y allí permanecerán, en tanto no sean requeridas.

Este episodio quizá fue una bocanada de aire fresco en la búsqueda del camino para cerrar la grieta que abrieron vallas y rejas. No fue posible, pero nada tienen que ver las estructuras metálicas e inertes. 

SC

Fuente: Clarin

Deja tu comentario!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Entrada siguiente

Una mirada sobre el año que llega

Jue Dic 24 , 2020
El 2020 llega a su fin y, como cada año, casas de análisis, gestoras de fondos y bancos de inversión reconfiguran las carteras de activos según cómo vaticinan que será 2021. Atreverse a realizar previsiones es, más que nunca, una actividad de riesgo. La pandemia nos ha enseñado que eventos […]