La prensa acusa a Johnson de seguir en el cargo para hacer su boda en la mansión oficial

El premier y su esposa Carrie se casaron en una ceremonia secreta en Londres en mayo de 2021
El premier y su esposa Carrie se casaron en una ceremonia secreta en Londres en mayo de 2021.

El premier británico Boris Johnson, quien anunció su dimisión, pero anticipó que permanecerá en el cargo hasta la designación de un nuevo líder, fue acusado por la prensa británica de aferrarse al poder para celebrar una lujosa fiesta de bodas en la residencia de campo de los primeros ministros.

Un nuevo capítulo se suma a la novela de Johnson, que hizo pública su dimisión tras una avalancha de renuncias en su Gobierno por varios escándalos éticos, lo que le hizo perder el apoyo de su Partido Conservador.

Tras la lujosa y polémica renovación del departamento oficial en Downing Street, donde Johnson vive con su familia, el primer ministro corre el riesgo de quedarse sin hogar y de tener que buscar un nuevo lugar para su fiesta de bodas.

El premier y su esposa Carrie se casaron en una ceremonia secreta en Londres en mayo de 2021, limitada a una fiesta con 30 invitados en el jardín de Downing Street debido a las restricciones contra el coronavirus.

Diarios como el Daily Mirror y The Guardian, entre otros, aseguraron que el premier quiere sobre todo no perder el acceso a Chequers antes de la fiesta, cuyas invitaciones ya fueron enviadas.

No obstante, Johnson había planeado organizar este 30 de julio una recepción más glamorosa en Chequers, la señorial mansión de los primeros ministros británicos, ubicada a 60 kilómetros al noroeste de Londres.

La magnífica edificación del siglo XVI está situada en una finca de más de 404 hectáreas, más de cuatro kilómetros cuadrados, a pie de las colinas de Chiltern y fue donada al Estado en 1917 por el entonces diputado y aristócrata Arthur Lee.

Al presentar su dimisión como líder del Partido Conservador, Johnson dijo que permanecería como primer ministro hasta que la formación designe a un nuevo dirigente en los próximos meses, posiblemente hacia octubre, pero la prensa local aseveró que su declaración está vinculado con su acceso a Chequers.

Diarios como el Daily Mirror y The Guardian, entre otros, aseguraron que quiere sobre todo no perder el acceso a Chequers antes de la fiesta, cuyas invitaciones ya fueron enviadas.

Al presentar su dimisin como lder del Partido Conservador Johnson dijo que permanecera como primer ministro hasta que la formacin designe a un nuevo dirigente en los prximos meses Foto AFP
Al presentar su dimisión como líder del Partido Conservador, Johnson dijo que permanecería como primer ministro hasta que la formación designe a un nuevo dirigente en los próximos meses / Foto: AFP

Sus detractores piensan que Johnson tenía en mente esa casa de campo cuando en su discurso de dimisión se equivocó y dio las gracias «a este maravilloso personal de Chequers» en lugar de referirse al de Downing Street, su residencia principal, a las puertas de la cual anunció su renuncia.

«Todos quisiéramos celebrar una fastuosa boda a costa del contribuyente en Chequers, pero no podrá hacerlo porque la opinión pública británica lo encontrará aborrecible», sentenció el alcalde de Londres, Sadiq Khan, informaron la radio británica LBC y la agencia de noticias AFP.

«Y los conservadores decentes (…) no aceptarán una situación en la que busca mantenerse como primer ministro para su beneficio personal, y no por el interés nacional», agregó el político del opositor Partido Laborista.

«Todos quisiéramos celebrar una fastuosa boda a costa del contribuyente en Chequers, pero no podrá hacerlo porque la opinión pública británica lo encontrará aborrecible»Sadiq Khan, alcalde de Londres

Chequers ya fue objeto de recientes titulares cuando la prensa aseguró que los Johnson querían construir allí una cabaña en un árbol por valor de 180.000 dólares para su hijo Wilf, de dos años. Ellos lo negaron. 

En otro de los muchos escándalos que marcaron su mandato, Johnson tuvo que devolver decenas de miles de dólares a un simpatizante del Partido Conservador, que fue multado por la comisión electoral por no declararla, y que el premier había usado para pagar la lujosa renovación del departamento oficial en Downing Street, en el que vive con su familia. Previamente, Johnson había dicho que había pagado la renovación con dinero propio.

La pareja comienza ahora la búsqueda de un nuevo hogar, ya que las dos propiedades que poseen, una de ellas un pequeño apartamento en Londres, estarían alquiladas.

Fuente: Télam

Compartir en redes sociales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.