Los primeros turistas llegaron a la Ciudad, pero en la calle Florida todavía los esperan

Se cumplen casi treinta días de la reapertura de fronteras para los turistas de países limítrofes. Entre el 30 de octubre y el 29 de noviembre, y según la información oficial de la Dirección Nacional de Migraciones, ingresaron al país 4.582 personas a través del Aeropuerto de Ezeiza y el de San Fernando, y por el puerto de Buquebus. Esta cifra muestra por qué a la peatonal Florida -el paseo de compras predilecto del turismo regional- aún le cuesta despertar.

Muchos locales continúan cerrados, algunos de manera definitiva, con los carteles de las inmobiliarias cruzando las persianas bajas. Otros, promocionando sus productos a través de redes sociales, páginas web o en otras sucursales, sobre todo los de marcas grandes o muy reconocidas. Hay esquinas que se ven irreconocibles, como las de Florida y Tucumán, o Florida y Lavalle.

Para tener una dimensión de la situación, durante 2018 llegaron casi 7 millones de turistas al país; una cifra que escaló a 8 millones en 2019. La enorme mayoría de ellos, pasaron algunos días en Buenos Aires. Según informó el Ente de Turismo porteño, el impacto se traduce en los 1.357 millones de dólares que la Ciudad perdió como ingresos económicos en relación a la industria del turismo (entre enero y septiembre de 2020). 

La peatonal Florida perdió el movimiento de turistas y de oficinistas. Foto Andrés D'Elía

La peatonal Florida perdió el movimiento de turistas y de oficinistas. Foto Andrés D’Elía

Según un informe publicado por Clarín, los pocos turistas que llegaron desde octubre fueron en su mayoría brasileños: 1.649. Siguieron los chilenos (1.293); bolivianos (728); uruguayos (693) y paraguayos (219).

En Tucumán y Florida soló permanece abierto el local del café Havanna; los de las otras tres esquinas, todos de grandes dimensiones, se encuentran vacíos. «Aquí estamos extrañando las colas de gente. Los brasileños aman los alfajores y los conitos de dulce de leche. También se vende mucho el frasco de dulce de leche. Bueno, se vendía, porque seguimos atendiendo a muy poca gente. Turistas, casi nada«, dice, resignado, uno de los mozos. El café tiene algunas mesas sobre la peatonal y algunas más habilitadas en su interior. Y sobre la ochava se montó una especie de kiosco que  todos los productos de la marca. Pero pese a que son las 11.30 de un día de semana, el local se encuentra totalmente vacío.

Muchas casas de cambio están cerradas y los arbolitos dicen que casi no hay turistas. Foto Andrés D'Elía

Muchas casas de cambio están cerradas y los arbolitos dicen que casi no hay turistas. Foto Andrés D’Elía

Una cuadra más allá, en Lavalle, el panorama es similar. En esa esquina en la que habitualmente hay que esquivar peatones para lograr llegar al otro lado, casi no hay interferencias. Permanece abierto sólo el local de Personal. En esta esquina se aglomera una cantidad inusitada de «arbolitos». Ellos son la postal de Florida de estos días: hay decenas y decenas todo a lo largo de la peatonal. ¿Se ven turistas? «Muy pocos. Ahora estamos trabajando con la gente que tiene ahorros en dólares y aprovecha el cambio para comprar algo o, incluso, para llegar a fin de mes», le cuenta Omar a Clarín, parado frente a las Galerías Pacífico.

En este centro comercial tradicional de la peatonal, también se ve aún poca demanda. En el subsuelo, el movimiento que convoca en estos días Alparamis -en donde se comercializan productos de decoración navideña-, convive con las heladeras apagadas de la heladería Lucciano’s, en donde antes se formaban filas de fanáticos de estos helados en paleta. Y aunque el patio de comidas ya se encuentra abierto, no todos los locales están trabajando.  

El panorama de la peatonal Florida sigue siendo desolador. Foto Andrés D'Elía

El panorama de la peatonal Florida sigue siendo desolador. Foto Andrés D’Elía

En Florida entre Corrientes y Sarmiento, la tradicional librería El Ateneo también se encuentra vacía. Es uno de los paseos típicos para el turismo. No tiene la grandilocuencia del Ateneo Grand Splendid, pero se trata de un edificio representativo del academicismo francés  que es un ícono: desde su origen fue pensado como una usina vinculada a las artes. En pleno mediodía, no había una sola persona haciendo cola para pagar.

«Estamos arrancando uno de los meses más fuertes en ventas, pero este es un momento de mucha incertidumbre. No sabemos cómo se va a comportar el consumidor. Tampoco sabemos si vendrán o no turistas. Durante noviembre se vendió un 70% menos que el mismo mes del año pasado», explica Héctor López Moreno, presidente de la Asociación Amigos de Calle Florida.

"Tampoco sabemos si vendrán turistas", duda Héctor López Moreno, el presidente de la Asociación de Amigos de Calle Florida. Foto Andrés D'Elía

«Tampoco sabemos si vendrán turistas», duda Héctor López Moreno, el presidente de la Asociación de Amigos de Calle Florida. Foto Andrés D’Elía

En el horizonte cercano, otra preocupación son los meses de verano, posteriores a las ventas de las fiestas: «Durante enero y febrero la actividad comercial baja muchísimo, ahora estará acentuado porque no hay circulación de oficinistas. Hasta la llegada de la vacuna, prevemos que seguirán siendo tiempos complicados», dijo López Moreno. 

Antes en la peatonal Florida se veían personas vendiendo shows de tango o excursiones. Ahora la oferta es muy diferente. Foto Andrés D'Elía

Antes en la peatonal Florida se veían personas vendiendo shows de tango o excursiones. Ahora la oferta es muy diferente. Foto Andrés D’Elía

Justamente la complejidad de Florida es que a la falta de turistas se suma la ausencia de oficinistas. Además, es una zona con muy baja concentración de vecinos. Sucede que en muchos barrios, los vecinos viven estas semanas como una suerte de regreso a cierta normalidad. Pero no es lo que se ve en este gran polígono que enmarca al corazón de la city porteña, en donde oficinas, bancos y edificios del Estado aún permanecen en penumbras.

Fuente: Clarin

Deja tu comentario!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Entrada siguiente

El mercado proyecta cerrar el año una inflación del 36,7% y una caída del 10,9% del PBI

Sáb Dic 5 , 2020
El mercado empeoró sus expectativas de inflación en noviembre respecto del mes previo ya que espera una mayor suba acumulada para 2020 El mercado empeoró sus expectativas de inflación en noviembre respecto del mes previo ya que espera una mayor suba acumulada para 2020 y -por el contrario- mejoró el […]