Los servicios para perros pueden morder a los inversores en el trasero

Barkbox, un servicio de suscripción de cajas de juguetes y golosinas para perros, va a salir a Bolsa a través de una empresa de adquisición de propósito especial (SPAC) con una valoración de 1.600 millones de dólares. Es inteligente aprovechar la oportunidad creada por el auge de las mascotas, y por las empresas cheque en blanco, alternativa a las OPV. Pero Chewy ya vigila el mercado como un gran danés de 300 kilos.

Las suscripciones activas de Bark¬≠box han subido m√°s del 60% desde 2019, hasta m√°s de un mill√≥n. Y espera que los ingresos salten un 65%, hasta unos 365 millones, en el a√Īo que termina en marzo. La adquisici√≥n de mascotas durante los confinamientos ha ayudado: el gasto en regalos para ellas ha subido un quinto en 2020, seg√ļn PwC.

Adem√°s, la demanda de servicios de suscripci√≥n es alta. Aparte de Disney+ y Netflix, los de kits de comidas, como Blue Apron, elevaron sus ingresos al principio de la pandemia, y el gasto mensual en estos productos era en abril el doble que un a√Īo antes, seg√ļn Nielsen, aunque el crecimiento se ha ido desvaneciendo. Para completar la trifecta de tendencias positivas, los SPAC tambi√©n est√°n en un auge, con m√°s de 274 transacciones en lo que va de a√Īo seg√ļn SPACInsider, cuadruplicando el n√ļmero de 2019.

Pero Barkbox no encabeza la carrera. Chewy, el gigante de 39.000 millones del ecommerce de productos para mascotas vio saltar sus ingresos un 45% interanual en el √ļltimo trimestre. Y ha subido en Bolsa m√°s de un 240% en 2020. Es cierto que Bark solo vende sus propios productos, por lo que tiene un margen bruto del 60%, frente al 25% de Chewy. Pero el mayor tama√Īo y alcance de esta implica que sus rivales m√°s peque√Īos lo tendr√°n dif√≠cil una vez el auge de las mascotas disminuya.

Y la experiencia de una compa√Ī√≠a como Blue Apron, que ha perdido cerca del 96% de su valor desde 2017 a pesar de beneficiarse del crecimiento inducido por la pandemia, deber√≠a poner nerviosos a los inversores. Es cierto que dar juguetes al perro una vez al mes es m√°s f√°cil que tener que cocinar todas las semanas, pero darse de baja de una compra discrecional es a√ļn m√°s f√°cil.

Los autores son columnistas de Reuters Breakingviews. Las opiniones son suyas. La traducción, de Carlos Gómez Abajo, es responsabilidad de CincoDías

Fuente: Cincodias.elpais

Deja tu comentario!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Entrada siguiente

Reabren cinco estaciones de subte que estaban cerradas desde el comienzo de la cuarentena

Dom Dic 20 , 2020
Cinco estaciones de la red de subte que permanec√≠an cerradas a causa de la pandemia reabrir√°n sus puertas a partir de este lunes. Se trata de dos estaciones de la l√≠nea B (√Āngel Gallardo y Dorrego), dos de la l√≠nea E (Boedo y Emilio Mitre) y una de la l√≠nea […]