Nueva fase 3 y alineamiento con Nación, los ejes de las nuevas restricciones en el Gran Buenos Aires

El Gran Buenos Aires y las ciudades más pobladas de la Provincia retornarán desde el primer minuto de este viernes a una nueva Fase 3 de aislamiento, en un intento por frenar el embate de la segunda ola de coronavirus.

En sintonía con los anuncios de Presidencia, Axel Kicillof acordó con los intendentes del conurbano la adopción de medidas más restrictivas. Estarán acompañadas por disposiciones oficiales para asistir a los sectores que -otra vez- quedarán afectados por el impacto económico del retroceso en el cuadro epidemiológico.

El apremio por acotar la circulación ciudadana está sostenido por el nuevo record de contagiados: 11.059 en todo el territorio de la Provincia. Y el correlato en la fatiga sobre el sistema sanitario: hay un 64.5% de ocupación de las camas de terapia en los centros de salud del AMBA.

El foco estará puesto en contener la recreación, la nocturnidad y el esparcimiento. Pero además, el gobernador pidió a los alcaldes mayor «compromiso» con el control de cada uno de estos rubros. «Hubiéramos preferido que desde Nación se dispusieran mayores limitaciones a la actividad recreativa. Pero actuaremos en función del decreto nacional», explicaron en un despacho de Gobernación.

Kicillof aportará detalles en una conferencia de prensa prevista para este jueves a las 9 en el centro de la capital bonaerense.

Kicillof ofrecerá detalles de las nuevas restricciones en Provincia este jueves a las 8. Foto Mauricio Nievas

Kicillof ofrecerá detalles de las nuevas restricciones en Provincia este jueves a las 8. Foto Mauricio Nievas

Las autoridades provinciales mantendrán el esquema de diferenciación en el tratamiento epidemiológico. Hasta ahora, había 110 comunas en fase 4 y 25 en fase 5 del distanciamiento social o nueva normalidad. «Es probable que con la multiplicación de casos que se registró desde que se estableció ese mapa -el 30 de marzo-, más de la mitad de la Provincia quede en la nueva fase 3″, explicaron fuentes sanitarias.

Las 45 salas de bingo y los siete casinos provinciales volverán a cerrar sus puertas hasta -por lo menos- el último día de abril.

La actividad presencial en las escuelas se mantendrá «en función de la situación particular de cada distrito», según argumentan en el Gobierno. Ya aparecieron las primeras manifestaciones gremiales que reclaman una «vuelta a la virtualidad» y la suspensión de la asistencia de docentes y alumnos a las aulas.

Kicillof busca ganar tiempo. Hace un año era para «reforzar el sistema sanitario». Ahora para extender la vacunación. Este miércoles se registró otro record: fue el de aplicación de dosis de inmunización. Según informaron oficialmente, se dieron 82.138 inyecciones.

De eso también se habló con los intendentes. Y de trasladar el peso de los controles de las nuevas disposiciones. Los jefes comunales de la oposición pidieron al Gobierno un trabajo en equipo más intenso y coordinado entre los municipios y el aceleramiento de los testeos para identificar posibles contagiados y aislarlos en forma automática.

«De nada sirven medidas para limitar o restringir las actividades si no testeamos, aislamos y vacunamos de manera intensiva», planteó el intendente de Vicente López, Jorge Macri.

Los intendentes sostienen que si se utilizan los 320 vacunatorios municipales se podría inmunizar al 75% de la población que vive en los distritos que conduce la oposición.

El centro de vacunación de SUTEBA en San Isidro. Foto Lucía Merle

El centro de vacunación de SUTEBA en San Isidro. Foto Lucía Merle

En la reunión virtual también hubo un pedido para acentuar políticas públicas para asistir a los sectores de la economía que se vean afectados. Kicillof envió a la Legislatura provincial dos proyectos de Ley, uno de Fortalecimiento productivo y otro de Monotributo Unificado, que a través de una moratoria para el pago de deudas patrimoniales y un régimen simplificado de ingresos brutos buscan beneficiar a más de 4 millones de contribuyentes y 3.800 empresas, incluidas pymes. El objetivo es apuntalar la recuperación productiva de la Provincia, explicaron en Gobernación.

Algunos municipios anticiparon restricciones. El intendente de La Plata, Julio Garro (JxC), dispuso restringir el cierre de la actividad nocturna a las 0 horas desde el lunes y prohibir las manifestaciones artísticas en bares y cervecerías, ante el crecimiento de los contagios en la ciudad. Con las salas de terapia en un 90% de ocupación en la capital provincial y más de 800 casos positivos diarios, se imponían medidas urgentes. También acordó con el sector comercial una restricción en la atención al público en comercios no esenciales: abrirán de 9 a 19.

En el interior también hay desbordes por la pandemia. Las reuniones sociales, las competencias deportivas y los eventos culturales, sociales, recreativos y religiosos quedaron suspendidos desde este martes en el municipio bonaerense de Olavarría. Fue luego de constatar un «aumento exponencial de contagios de coronavirus», según informó el intendente Ezequiel Galli (JxC).

La Plata (Corresponsalía)

NS​

Fuente: Clarin

Deja tu comentario!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Entrada siguiente

Un apostador se convirtió en un nuevo millonario gracias al Quini 6

Mié Abr 7 , 2021
07 de abril de 2021 – 21:04 QUINI 6 #Vacante El afortunado acertó las seis bolillas de la modalidad Siempre Sale y se alzó con una suma gigantesca de dinero Un apostador se llevó más de 6 millones de pesos este miércoles, en un nuevo sorteo del Quini 6 realizado […]