Pesce se reunió con la Copal para discutir la administración de divisas para importaciones

Presidente Banco Central Miguel PesceFoto Unin Industrial
Presidente Banco Central, Miguel Pesce.//Foto Unión Industrial.

El presidente del Banco Central (BCRA), Miguel Pesce, mantuvo una reunión con autoridades de la Coordinadora de las Industrias de Productos Alimenticios (Copal) en la que dialogaron sobre las nuevas medidas de administración de divisas para importaciones, en el marco de un nivel alto de demanda para importar energía.

Acudieron a la reunión el presidente de la Copal, Daniel Funes de Rioja; la directora ejecutiva, Carla Martín Bonito; y referentes del comité ejecutivo, mientras que por parte del BCRA estuvieron junto a Pesce otros integrante de su equipo.

«Se conversó sobre las históricas restricciones al crecimiento y cómo se están superando tanto la restricción externa como la energética. Miguel Pesce explicó el sentido de las medidas de administración de los pagos y la voluntad de ir mejorando la regulación para superar inconvenientes que se puedan registran en las cadenas productivas», detallaron a Télam fuentes del Banco Central.

Al respecto, dijeron que se planteó, entre otros temas, «la situación de la importación con estacionalidad, de insumos de bajo valor y alta incidencia en la producción y del esquema de importación temporaria».

«Pesce también transmitió el compromiso del BCRA en la defensa del valor de la deuda del Tesoro, fundamental para avanzar en el desarrollo del mercado de capitales base también para el financiamiento del sector privado», subrayaron las fuentes.

Por su parte, la Copal dijo que en la reunión se identificaron dificultades en el marco de la Comunicación “A” 7532 del BCRA, que administra los pagos para las importaciones, principalmente de insumos y materias primas críticas para la producción.

La entidad empresaria enfatizó la importancia de generar un intercambio técnico que permita pensar en propuestas que garanticen la continuidad del proceso productivo, evite complicaciones en las cadenas de valor, asegure el abastecimiento del mercado interno, y todo esto sin afectar a los sectores que robustecen la matriz de divisas.

“La industria de alimentos y bebidas es un sector esencial para la economía argentina, por este motivo, el abastecimiento de insumos, materias primas y servicios, es crítico. Valoramos este tipo de intercambio que nos permite acercar la mirada del sector y poder garantizar la continuidad productiva de esta industria esencial”, señaló Funes de Rioja en un comunicado.

Por su parte, Carla Martin Bonito expresó que la balanza del sector de producción de alimentos «representa 4,5 veces la cuenta corriente, con un aporte promedio de 25 mil millones de dólares anuales», y que las últimas medidas «impactan en las posibilidades de desplegar todo nuestro potencial. Necesitamos evaluar alternativas para evitar el riesgo e impacto en la producción y abastecimiento”.

De esta manera, la Copal sostuvo que considera «imprescindible continuar trabajando para conformar espacios en donde el diálogo y el trabajo en conjunto permitan atender los distintos desafíos que enfrenta la agenda, en pos de encontrar soluciones a las problemáticas estructurales que históricamente afectan al sector y limitan su potencial».

Fuente: Télam

Compartir en redes sociales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.