Retiraron más de 19 mil metros de cables en desuso

9 DE Octubre 2021 – 01:15 Para reducir la contaminación visual, el municipio trabaja con las empresas de servicios. Urquiza entre Ituzaingó y Florida, la peor parte.

Una maraña de cables es el paisaje que se acostumbraron a ver los salteños cuando levantan la mirada al cielo en distintos puntos de la ciudad. Para reducir la contaminación visual y por cuestiones de seguridad, en los últimos meses se retiraron más de 19 mil metros lineales que estaban en desuso.

Equipos técnicos realizan trabajos en el microcentro para desenredar y llevarse los cables que no están operativos. A los demás, los ordenan para que queden más prolijos.

Estas tareas se realizan como parte de un plan de recuperación y mantenimiento del casco céntrico. El operativo de «despeje» está a cargo de la Secretaría de Servicios Públicos y Ambiente de la Municipalidad de Salta, junto a empresas como Telecom, Cablevisión, Claro, Cable Express, Nubicom, Edesa y LuSal.

Una de las peores cuadras era la de Urquiza entre Ituzaingó y Florida, donde se encontraron 2.950 metros fuera de uso. En Ituzaingó entre Urquiza y San Martín había 2.250; en Alvarado entre Ituzaingó y Florida eran 2.100; en Caseros entre Ituzaingó y Florida, 1.350 y en España entre Mitre y Balcarce, 1.500.

En el tramo de España entre Av. Bicentenario y Zuviría, en tanto, hubo que retirar 2.350 metros. En la zona de la calle Urquiza entre Córdoba y Lerma eran 2.500 y en Alvarado entre Buenos Aires y Florida, 1.800.

El retiro, despeje y ordenamiento está a cargo de las empresas a las que pertenecen los cables, mientras que trabajadores de la Municipalidad se encargan de los metros que ninguna de las firmas reconoce.

En Salta hubo distintos proyectos para que los cableados de energía eléctrica, alumbrado público, servicio de telefonía, fibra óptica, televisión por cable y cualquier otro servicio se colocaran de manera subterránea, sin embargo nada cambió hasta el momento.

En 2017 el Concejo Deliberante capitalino aprobó una ordenanza que introducía modificaciones al Código de Planeamiento Urbano Ambiental y establecía la obligación de soterrar los cables en todas las nuevas urbanizaciones que estuvieran a cargo del Estado nacional, provincial y municipal. El año pasado los ediles trataron varias excepciones a esta norma, que algunos sectores consideraron «impracticable».

Fuente: El Tribuno

Compartir en redes sociales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Entrada siguiente

Es de Campo Quijano, fue campeón de malambo y ahora conquista la pantalla grande

Sáb Oct 9 , 2021
Martín López Lacci tiene 19 años y vive en Campo Quijano. A muy temprana edad, Martín descubrió su talento a la hora de bailar malambo y desde los 8 años deja su alma en cada zapateo. Fue así como a los 13 años se consagró campeón nacional de malambo. Con […]