Se mantiene la tensión en las tierras usurpadas en Las Lajitas

3 DE Junio 2021 – 01:42 Parte de los ocupantes se retiraron con la promesa de no ser denunciados por usurpación. Los legisladores por Anta García y Paz no asistieron a la imputación por incitar a cometer delitos

Los legisladores por el departamento de Anta Marcelo «Teno» García (senador) y Marcelo Paz (diputado) no se presentaron a la audiencia de imputación prevista para ayer en Fiscalía Multifuero del Distrito Judicial del Sur, circunscripción Anta, en Joaquín V. González, donde iban a ser acusados formalmente por instigar a cometer delitos en perjuicio del orden público, por los sucesos ocurridos durante la usurpación de un predio de finca La Moraleja, en la localidad de Las Lajitas.

Ayer, y pese a que en un principio se hablaba de un acuerdo para llevar tranquilidad al lugar, la situación volvió a ponerse tensa con la negativa de la mayoría de los usurpadores para retirarse del lugar.

Esta condición había sido expuesta como imprescindible para avanzar con las negociaciones que podrían concluir con la sesión de los terrenos destinados a loteo social por parte de la firma agropecuaria.

No obstante la negativa para retirarse de la mayoría de los usurpadores, puso un manto de dudas sobre el avance de estos acuerdos, mientras que los legisladores acusados por incitar a la usurpación presentaron un proyecto de ley para expropiar las tierras en cuestión.

«Nos sometemos a lo que la Justicia crea necesario investigar, ya que estamos muy tranquilos» (Marcelo García, senador provincial)

Este proyecto resulta al menos inentendible cuando se analiza que ya hay gestiones avanzadas para la entrega de las tierras por parte de la firma. Además, el proyecto provoca incertidumbre y más angustia entre la gente que legítimamente busca un lugar donde vivir.

De todas maneras, la incitativa presentada por García y Paz en el Senado de la Provincia, también se podría interpretar como una maniobra distractiva para la sociedad, mientras la Justicia avanza con la investigación sobre los hechos.

Ayer no hubo imputación, puesto que los acusados pidieron una prórroga para presentarse a declarar, argumentando un cambio en su representación legal, con lo que la Fiscalía deberá definir ahora una nueva fecha para el trámite.

Censo y plazo

En la mañana de ayer algunos usurpadores empezaron a levantar las precarias carpas que habían instalado desde el miércoles de la semana pasada con la promesa de ser incorporados al censo que se efectúa en el lugar para definir quiénes son los que realmente necesitan un lote social.

Este censo se desarrollará hasta el viernes que viene y ese es el plazo que se dispuso para que los usurpadores se retiren del lugar y desalojen el predio en su totalidad.

«El acuerdo del que hablamos es que si se retiran pacíficamente no se los denunciará y seguirán calificando para el beneficio del Plan Mi Lote del Instituto Provincial de Viviendas. Damos esa posibilidad de otorgarle el terreno y que no se les haga la denuncia por usurpación», explicó anoche, en contacto con El Tribuno, el intendente de Las Lajitas, Fernando Alabi.

Oportunistas de siempre

Con la promesa del censo y la distribución legítima de los lotes, es que unos 150 ocupantes -menos de la mitad de los usurpadores- decidieron levantar las carpas a la espera de un ordenamiento para la entrega del beneficio.

El jefe comunal Fernando Alabi consideró que “hay gente que realmente necesita y hay otros que buscan la oportunidad del negocio inmobiliario como siempre suele suceder en estos casos. Ocurre que vamos a censar y a entregar un lote a las personas que realmente lo necesitan y muchos de los que continúan en el lugar, ya están sabiendo que no califican para el beneficio” expresó.

Para ser beneficiario del plan Mi Lote no debe existir denuncia alguna de usurpación contra los aspirantes a un terreno social.

“Los que se quedaron en el lugar aducen que son terrenos de la provincia, pero eso no es así. A la gente les pasaron una información errónea, pero con un claro fin político. Lo cierto es que la operación inmobiliaria aún no se concretó y las negociaciones apuntan a una cesión de tierras por parte de La Moraleja, pero todo esto acabó por perjudicar el avance de los acuerdos” explicó Alabi.

De todas maneras, la solución mas corta para el conflicto es la venta o la donación de las tierras, que son las vías con las que se avanzó hasta ahora y que permitieron descomprimir un tanto la situación para comenzar a desocupar el predio.
 

Fuente: El Tribuno

Compartir en redes sociales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Entrada siguiente

Se promulgó la ley de educación ambiental integral

Jue Jun 3 , 2021
El Gobierno nacional promulgó este jueves la Ley 27621 para la implementación de la educación integral ambiental en la Argentina, una iniciativa impulsada por el Ejecutivo con la que se busca una concientización de la problemática ambiental desde una mirada más igualitaria y transversal. La normativa, que fue aprobada el […]