Se redujo 25% el ingreso de basura al relleno San Javier

Entre un 20 y un 25 por ciento se redujo el volumen de residuos que ingresan al relleno San Javier en los ocho meses de implementación del programa Salta Separa, el cual se aplica en Salta desde el 17 de agosto del año pasado.

Este programa, que está basado en una agenda ambiental, apuesta a una ciudad más sustentable.

En diálogo con El Tribuno, el subsecretario de Limpieza Urbana, José Ginocchio, destacó que este programa introduce un cambio histórico en la ciudad, tratando de crear una conciencia ambiental con la separación en origen. «Introducir la actividad circular en la recolección de residuos es cambiar un paradigma histórico donde los residuos en vez de ser un desecho, pasan a ser recursos para reutilizar», explicó.

Según los registros municipales, la composición de los residuos sólidos urbanos de la ciudad tienen un 49% de material orgánico, un 18% de papel y cartón, 17% de plásticos, 3% de vidrios, 2% de metales y el resto en diferentes composiciones.

Ginocchio remarcó que se apuesta a mejorar la calidad ambiental de la ciudad a efectos de poder contribuir con los objetivos del desarrollo sustentable marcados por la Organización de las Naciones Unidas. «Los objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), conocidos como objetivos globales, fueron adoptados por las Naciones Unidas en el 2015 como directivas universales para disminuir la pobreza, proteger el medio Ambiente, los recursos naturales y garantizar para el año 2030 que todas las personas disfruten de una mejor calidad de vida».

A su vez, remarcó la importancia del protocolo de Kioto, de la convención marco de las Naciones Unidas sobre el cambio climático, el cual tiene por objetivo crear un marco internacional para que las naciones se comprometan a reducir las emisiones de gases invernaderos y reducir el efecto negativo del cambio climático a nivel mundial.

«Sabiendo que el cambio climático trae como consecuencia mayores temperaturas, mayores amplitudes térmicas, temperaturas extremas, más inundaciones afectando a la población de manera negativa, era necesario introducir cambios importantes en la ciudad», detalló el funcionario.

En este contexto dijo que, desde el inicio de la gestión, se busca reducir la cantidad de residuos que recibe Salta y su Área Metropolitana, ya que el San Javier no solo recibe los residuos urbanos de la ciudad de Salta, sino también de los municipios de La Caldera, Vaqueros, San Lorenzo, Cerrillos y Rosario de Lerma, entre otros.

La cantidad de residuos sólidos urbanos (RSU) que recibe el relleno San Javier es de entre 700 y 759 toneladas diarias. Esta cantidad necesitaba, imperiosamente, ser reducida y por eso se implementó el programa mediante el cual, además, se capacitaron durante el 2021 más de 3.000 instituciones con el objetivo de ir concientizando a la población acerca de la importancia de separar los residuos.

El funcionario señaló que «este programa nos permite reducir en peso y volumen la cantidad de residuos a disponer en San Javier, lo que prolonga la vida del relleno sanitario», y explicó que «reciclamos el material a través de recicladores urbanos que evitan que llegue ese material al relleno».

«Clasificamos los residuos en los rellenos a través de cooperativas, las cuales venden el material reciclado, generando ingresos económicos para el sostén de muchas familias. Este círculo de reducir, reciclar y reutilizar lo hemos generado con esfuerzo y aún nos queda mucho por hacer», dijo.

Sin embargo, manifestó que «estamos en un cambio radical de concepción que nos enorgullece como salteños ya que la nuestra es la primera ciudad del noroeste argentino con más de 600 mil habitantes que adopta esta conducta», y que «es la primera en hacer separación en origen con recolección puerta a puerta».

Finalmente, Ginocchio afirmó que «nuestra agenda de trabajo va a continuar y profundizarse apostando al uso de transporte más sostenible, reduciendo así las emisiones de vehículos en el centro; motivar el consumo de productos ecológicos, apostar al reciclaje, optimizar el uso de la energía, plantar más árboles y profundizar la limpieza de la ciudad, fortaleciendo la imagen turística de Salta».

Cambios profundos en San Javier

Parte de lograr una ciudad sustentable radica en poder proyectar a largo plazo las políticas ambientales. Para ello, complementariamente, se están haciendo cambios profundos en Finca San Javier.
Actualmente se ha terminado de construir la celda número IV y se procedió a impermeabilizarla, una obra que estaba pendiente desde hace años. 
“Esto permitirá a la ciudad tener una proyección para albergar residuos de Salta y el Área Metropolitana por unos 10 años más, garantizando la no contaminación con líquidos lixiviados al subsuelo”, indicó el subsecretario de Limpieza Urbana, José Ginocchio.
Detalló que “es una membrana que tiene 250 metros de largo por 150 de ancho y casi ocho de profundidad y con más de 70.000 metros cuadrados de geomembrana totalmente sellada. Una obra magnífica para la ciudad”.
Entre otras obras, se construyó también una pileta para tratamiento de líquidos lixiviados de 10 metros de ancho por 100 de largo y dos de profundidad, totalmente impermeabilizada, la cual permite aumentar la capacidad de tratamiento de todos los líquidos generados allí y que en poco tiempo se pondrán en funcionamiento.
 

Fuente: El Tribuno

Compartir en redes sociales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Entrada siguiente

Corea del Norte podría hacer uso "preventivo" de armas nucleares

Sáb Abr 30 , 2022
Kim se reunió con un alto mando militar para exaltar su trabajo. Corea del Norte podría hacer uso «preventivo» de armas nucleares contra fuerzas hostiles, advirtió su líder, Kim Jong Un, a la prensa estatal. Kim dijo a altos cargos militares que para «mantener la superioridad absoluta» de las fuerzas […]