Takahiro Nakamae: “Miramos con mayor importancia a Salta por su ubicación geográfica y por el litio”

Takahiro Nakamae es el embajador de Japón en Argentina. Ayer arribó a Salta y por la tarde visitó el complejo editorial de El Tribuno. A agenda abierta, se refirió al potencial que tiene Salta, en especial por el litio y su proximidad con el Pacífico. Destacó un proyecto de promoción turística que Japón apoya en Guachipas. A nivel mundial habló de la pandemia y el calentamiento global como los principales problemas. Sostuvo que la única salida se logrará con la cooperación. 
El diplomático fue recibido por el director de El Tribuno, Sergio Romero, quien le agradeció la visita. Takahiro Nakamae había estado en Salta por última vez hace veinte años, cuando era consejero. 

¿Cuál es el motivo de su visita a Salta?
El motivo de mi visita como embajador de Japón es revisar con los dirigentes de la Provincia y de la Municipalidad varios proyectos que realizamos a lo largo de nuestra historia y efectuar una reinversión intelectual en cuanto a nuestras necesidades y nuestras ambiciones para una futura cooperación bilateral. Con la provincia de Salta tenemos una muy larga historia de relaciones amistosas. Calculamos que son 150 los integrantes de la comunidad japonesa en Salta, entre inmigrantes y descendientes, todos acogidos por la sociedad salteña con brazos abiertos. Estamos muy agradecidos y lo queremos expresar. También buscamos promover nuevas posibilidades de cooperación. 
Un ejemplo es un proyecto importante con la comunidad de Guachipas. Estamos trabajando para la promoción de la industria turística bajo el esquema que denominamos “Una aldea, un proyecto”. Se trata de compartir nuestra experiencia, identificar una industria y tratar de crear sobre esa base una cadena de valor inclusiva. No solo se trata de la política industrial, sino también de la política social. Ayudamos a través del control de calidad, branding y la publicidad, entre otras acciones. 

[embedded content]

¿Es un proyecto de capacitación?
Es un proyecto de cinco años que se extendió a seis por la pandemia, es una transmisión de nuestra técnicas y experiencias a través de becas. Invitamos a los expertos a Japón para la capacitación o enviamos especialistas a la Municipalidad. Lamentablemente, a causa de la pandemia esto no pudo ser realizado de forma presencial. En cuanto acabemos con la pandemia, nuestro deseo es reanudar la operación de una manera presencial.

¿Cómo analiza la ubicación geográfica y estratégica de Salta? ¿Qué impacto puede tener en un esquema global?
Estamos mirando con mayor importancia a la provincia de Salta por varias razones: por la agricultura, la minería, sobre todo por un producto como el litio, que está llamando mucha la atención del mundo. Tengo entendido que hay proyectos de nivel internacional con montos importantes. Otro aspecto para mí clave es la ubicación geográfica de Salta, la proximidad al océano Pacífico. Los países de la cuenca del Pacífico como México, Colombia, Perú, Ecuador y Chile están cada vez más integrados al dinamismo económico y político del esquema Indo-Pacífico. 
Japón ahora está promoviendo muy fuertemente un comercio libre y abierto en el Indo-Pacífico. Se trata de una iniciativa para desarrollar la cooperación económica y crecer juntos a través de los valores compartidos como la libre navegación y otros valores tan importantes como la democracia, los derechos humanos, la gobernanza de ley, entre otros. Argentina y Japón son socios estratégicos. Estamos decididos a contribuir para el bienestar de la comunidad global. En ese sentido, dentro de una dimensión enorme de la Argentina, Salta y otras provincias ocupan una posición cada vez más importante por su potencialidad económica y su ubicación geográfica. 

  El embajador japonés fue recibido por el director de El Tribuno, Sergio Romero. 
 

El litio necesita proyectos de largo plazo. ¿Hay un interés concreto de Japón de promover una inversión en Salta?
La exploración de litio requiere de una enorme inversión. Normalmente hay que efectuarla de una manera conjunta, de modo multinacional, entre varias empresas. Tengo entendido que en Salta hay varias inversiones de distintos países. Por el momento no hay una participación japonesa. En Jujuy hay una empresa que trabaja junto a una compañía australiana en la exploración de litio. Tengo conocimiento de otras empresas interesadas en explorar en algunas de las tres provincias productoras de litio. En este contexto quiero conocer la ventaja comparativa que tiene Salta.

Más allá del diagnóstico que hace de Salta y del potencial que marca, ¿cómo se puede tener un mejor intercambio bilateral?
Cuando se habla de inversión, se habla de la iniciativa privada. El Gobierno puede facilitar a través de informaciones, de mejorar el ambiente de negocios con un marco legal, entre otras cosas, pero la decisión depende de los empresarios. Para ellos, con quienes siempre estamos en conversaciones, es importante, y lo plantean a menudo, la estabilidad jurídica y la mayor previsibilidad. Normalmente, las empresas japonesas, sobre todo las manufactureras, tienen la intención de invertir con una vista de muy largo plazo. Entonces para ellos la estabilidad del ambiente de negocios es muy importante. Por supuesto en el nivel gubernamental estamos trabajando mucho. Hace unos años los dos gobiernos firmamos dos acuerdos muy importantes: uno es de promoción y protección de inversiones y el otro es un convenio para evitar doble carga impositiva. Ambos acuerdos fueron negociados y firmados por el gobierno japonés. Estamos a la espera de la aprobación del Congreso argentino para ratificarlos.

Confirmamos que este año son 75 las empresas japonesas en Argentina. En 2019 registrábamos 102”. 

En la Embajada realizan sondeos en el sector privado. ¿Cómo fue el resultado en comparación a otros años?
Cada año hacemos un sondeo a las empresas japonesas. Confirmamos que este año son 75 las que están operando en Argentina. Tengo que decir que hace dos años, en 2019, registrábamos 102. La tendencia está en una disminución. Hay varias razones: la pandemia y la reorganización de estrategia global, entre otros motivos, pero el hecho es así. 
Hay algunas inversiones importantes como en el sector automotriz, en la minería, en la energía. Los dos gobiernos están trabajando en la promoción de la industria del hidrógeno que tiene muchas posibilidades. Por otra parte hay que tomar en cuenta que en Brasil pudimos confirmar 700 empresas japonesas; en México, 1.300. No sería justo una simple comparación entre los países, pero por lo menos se podría decir que tal vez aquí, Argentina y Japón, no hemos logrado aprovechar a pleno la potencialidad que tenemos entre los dos países. Ahí quisiera trabajar con mis colegas argentinos.
 

¿Japón puede promover la diversificación económica y apoyar proyectos vinculados a la economía del conocimiento?
Hace dos años, Japón y Argentina firmaron un memorándum de entendimiento para desarrollar la industria de la información. Ahora estamos lanzando nuestra cooperación en la industria del hidrógeno. Son dos rubros importantes, la economía del conocimiento y la energía sustentable. Apenas estamos comenzando a trabajar. Argentina es un país que además de tener riquezas por sus recursos naturales, tiene una población con un nivel muy alto de educación, lo que implica un mercado laboral de muy buena calidad. Esto impacta muy positivamente en la industria del conocimiento. 
Argentina tiene las empresas unicornios de segunda mayor envergadura en Sudamérica después de Brasil. Antes, cuando hablábamos de complementariedad, hablábamos de cuestiones materiales: Japón, la maquinaria, y Argentina, la agricultura. Exportábamos e importábamos y así manteníamos la balanza. Ahora este aspecto, a mi juicio, está disminuyendo. Japón es un país con un mercado muy maduro, hay mucha competencia. Japón tiene una población que va disminuyendo, no es un país con un 10% de crecimiento económico. Entonces, en el contexto del comercio bilateral, de los bienes, hay cierta limitación. Pero ahora estamos por descubrir otro tipo de complementariedad, en el sentido del conocimiento. 

Usted destaca a la Argentina por su población calificada y por los unicornios, pero desde su óptica, ¿cómo analiza que aún así la pobreza sea superior al 40%? ¿No le llama la atención?
Yo no debería comentar sobre la política. Cada uno de los países tiene sus desafíos. Tal vez el que usted acaba de mencionar sea uno de los desafíos que enfrenta Argentina. Yo diría que no estamos en posición de evaluar o juzgar esta situación de modo cualitativo. Ustedes manifiestan su voluntad para tratar de solucionarlos. Y si Japón tiene alguna experiencia o herramienta que pueda ayudar y contribuir hacia la solución, estamos totalmente dispuestos a consultar con las autoridades argentinas. 

“Calculamos que son unos 150 los integrantes de la comunidad japonesa en Salta, entre inmigrantes y descendientes”.

 En la agenda internacional hay dos temas que preocupan: la pandemia y el cambio climático, ¿cuál es su visión?
Con la pandemia nos dimos cuenta de que nuestra comunidad global es tan frágil ante una amenaza como el coronavirus. Todo el mundo quedó afectado por una enfermedad desconocida. Pero nos dimos cuenta también de lo importante que es la cooperación internacional. Un ejemplo es la distribución de vacunas. Beneficiar solo a una nación no sirve para la prevención de futuros contagios, porque la gente se traslada y lo necesario es expandir estas medidas de prevención de nivel global. Para ello hay países con mayor poder adquisitivo y otros con menor. Japón es uno de los mayores contribuyentes al sistema de distribución internacional Covax. Nuestra intención es armar esta logística y la disponibilidad de las vacunas hasta la última milla. Llevar la vacunas hasta el aeropuerto y entregarlas. Esto no es suficiente porque hay varios países que no tienen la capacidad de distribuir y controlar la distribución de vacunas. Ahí tenemos que trabajar. Japón y Argentina podemos cooperar. Esta pandemia nos dio muchas lecciones y lo importante es la acumulación de sabidurías y aprendizajes y dar beneficios a los más vulnerables de la comunidad internacional. Repito: salvarnos solos no es la solución, si no se salvan todos, nunca estaremos libres de contagio. 
Otro asunto es el medio ambiente, que requiere de una cooperación seria de nivel global. En eso también hay diferencias de vulnerabilidad ante los efectos del calentamiento del globo. Hay algunos países isleños que están en peligro de desaparecer por la suba del nivel del mar. En Centroamérica el número de huracanes aumenta cada año. Japón tiene más lluvias y tifones, estamos sufriendo. Ciertamente estamos experimentando los efectos del cambio climático. Hay discusiones si hay vínculos entre estos efectos y lo que estamos haciendo. Por lo menos científicamente el tema está discutido y el consenso es que tenemos que hacer algo para atenuar la suba de la temperatura del globo. Por ello cada uno de los países se está comprometiendo a bajar la reducción de emisión de gas. Japón se comprometió a reducir la emisión de dióxido de carbono por 46 por ciento hasta al 2030 y llegar a la neutralidad neta de emisión para el 2050. 

¿Cómo se llega a esas metas sin afectar la producción?
Tengo entendido que hay varias discusiones sobre ello. Estos esfuerzos afectarán negativamente o positivamente. Nosotros lo estamos tomando como una oportunidad, porque estas industrias tecnológicas sustentables son fuentes de mayor incentivo para la innovación, son fuentes de nuevas industrias, como la industria del hidrógeno. Por tanto, bueno, hace falta mucho acuerdo en la inversión. Con la tecnología convencional nadie cree que sea posible. Yo creo que todos estamos dispuestos a enfrentar ese gran desafío global. 
 

Fuente: El Tribuno

Compartir en redes sociales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Entrada siguiente

Australia mandó tropas a las Islas Salomón en apoyo al Gobierno por violentas protestas

Jue Nov 25 , 2021
Es el segundo día de disturbios contra el Gobierno y la comunidad china. Foto: AFP Manifestantes quemaron este jueves varios edificios en la capital de las Islas Salomón, Honiara, en el segundo día de disturbios contra el Gobierno y la comunidad china, que llevaron a Australia a anunciar el despliegue […]