Tragedia de Flores: investigan si el papá del conductor se entregó para que el joven pudiera fugarse

En la causa que investiga la muerte de Isaac y las lesiones gravísimas que sufrió su madre hay dos filmaciones. La primera se conoció el jueves, en la noche de la tragedia, y es terrorífica: se ve a Isaac de la mano de su madre cruzando la avenida Directorio, en Flores; los dos apuran el paso y en el medio de la avenida, cuando ella intenta alzar a su hijo, un auto blanco, que cruza en rojo y a gran velocidad, los pasa por encima. La segunda filmación es más reciente. Se difundió este domingo y representa un giro en la investigación por la muerte del nene de cuatro años.

En el segundo video el escenario cambia. Los hechos ya no ocurren en una avenida de la Ciudad de Buenos Aires, sino dentro un garaje en Ciudadela, al oeste del conurbano bonaerense. El mismo auto que aparece en la primera filmación, el que avanza por encima de una madre y su hijo como si nada hubiera adelante, está estacionado en una cochera.

Adentro del vehículo hay dos jóvenes. Del lado del conductor, primero sale Ricardo Emanuel Papadopulos, de 21 años. Después hace lo mismo su acompañante, quien todavía no fue identificado. Juntos revisan la trompa del auto. Papadopulos se agarra la cabeza y el hombre que está junto a él, que se presume podría ser un amigo, le pasa el brazo por el cuello, como consolándolo.

La segunda filmación es breve, apenas dura un minuto y medio, pero este domingo fue suficiente para provocar un cambio en la causa. Porque hasta antes de que los investigadores obtuvieran esas imágenes, había un único acusado. Era Rubén Ariel Papadopulos, de 44 años, quien en la tarde del sábado se había presentado en una comisaría porteña para entregarse.

El auto blanco que atropelló y mató está a su nombre. Pero la Justicia sospecha que en la noche del jueves no era él quien conducía, sino su hijo, Ricardo Emanuel, el joven que en el segundo video estaciona el Volkswagen blanco GTI, luego baja, mira la trompa y se lamenta por la marca de los golpes.

Los investigadores accedieron a las imágenes después de reconstruir el recorrido del auto. Fue un trayecto en movimiento constante. Ni en la avenida Directorio, con los cuerpos de Isaac y su madre sobre la avenida, el vehículo detuvo su marcha. Y en los minutos que siguieron, aparecieron registros del paso del Volkswagen en la entrada a la autopista 25 de Mayo, en la Perito Moreno y en la Autopista del Oeste hasta la bajada de Ciudadela. Lo que continuó fue repuesto en forma parcial, aunque efectiva: el garaje, donde la persona que conducía guardó el auto, tenía cámaras de seguridad.

Ricardo Emanuel Papadopulos, de 21 años, junto a su amigo en una cochera de Ciudadela.

Ricardo Emanuel Papadopulos, de 21 años, junto a su amigo en una cochera de Ciudadela.

Al ver la grabación, la jueza Patricia Guichandut ordenó a la Policía la búsqueda y captura del joven de 21 años. También, pidió que la cara del nuevo acusado se difunda en diarios, canales de televisión y redes sociales. A la jueza, además, le interesa encontrar al otro hombre que se ve en el video. El hecho de que haya dos involucrados, en lugar de uno, ofrece otro detalle: coincide con el relato previo de algunos testigos, quienes habían asegurado que en el auto había dos personas.

Este sábado, cuando habían pasado 40 horas del asesinato de Isaac, Rubén Ariel Papadopulos se presentó, acompañado por un abogado, en la Comisaría Vecinal 7A, en Flores. Los investigadores no descartan que su decisión de entregarse haya tenido el objetivo de «ganar tiempo» para que su hijo pudiera fugarse.

El hombre pasó la noche en la comisaría y durante este domingo fue trasladado a la Alcaidía 14 de la Policía de la Ciudad. Mientras tanto, la madre de Isaac, Débora Inés Agosti, sigue internada con politraumatismos y fracturas en el Hospital Piñero. La última información sobre su salud decía que estaba estable y era asistida por psicólogos. En la noche del jueves, ella y su hijo fueron trasladados hasta ese instituto médico. El nene de cuatro años murió en el trayecto por la gravedad de sus heridas.

Ricardo Emanuel Papadopulos, de 21 años, hijo del hombre que se entregó en la causa por atropellar y matar a un nene de 4 años en Flores.

Ricardo Emanuel Papadopulos, de 21 años, hijo del hombre que se entregó en la causa por atropellar y matar a un nene de 4 años en Flores.

El apellido Papadopulos ya había quedado involucrado en otro siniestro vial ocurrido en la madrugada del 22 de noviembre en las avenidas General Paz y Libertador. Allí una picada​ provocó un choque múltiple que dejó cuatro heridos, entre ellos una mujer de 68 años con fracturas.

«¡Te choqué. Te choqué, gato!«, gritaba uno de los jóvenes, sentado en el suelo, ya esposado, uno de los ocupantes del Volkswagen Vento que corría con un Volkswagen Up y causó el vuelco de una Renault Trafic. Ese chico, que tenía 17 años, iba en el Vento con su hermano, ambos de apellido Papadopulos, aunque no está confirmado que fueran familiares de quienes protagonizarían, casi un mes más tarde, la tragedia en Flores.

EMJ

Fuente: Clarin

Deja tu comentario!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Entrada siguiente

El supervisor ya no sabe ni qué pensar de la fusión de Unicaja y Liberbank

Lun Dic 21 , 2020
El año que está a punto de finalizar parecía que se iba a convertir en el año de la cuarta ola de fusiones bancarias en España. Sería el ejercicio de la consolidación del mapa financiero del país. Aunque el Covid paralizó durante meses cualquier operación corporativa, tras la vuelta de […]