Tres nuevos buques cargados con cereales zarparon de puertos ucranianos

El primer buque con granos ucranianos zarp el lunes pasado Foto AFP
El primer buque con granos ucranianos zarpó el lunes pasado. Foto: AFP.

Tres buques con cereales zarparon este viernes de Ucrania, cuatro días después de que lo hiciera el primer cargamento desde iniciada la invasión rusa, gracias al acuerdo respaldado por la ONU para que el Kremlin levante el bloqueo de puertos y aliviar así la crisis alimentaria mundial desatada por el conflicto.

Así lo informó el Ministerio de Defensa turco en un comunicado que precisa que los buques cargados de maíz desembarcarán en Irlanda, Reino Unido y Turquía, que también participa del acuerdo, informó la agencia de noticias AFP.

Navegan bajo el control del Centro de Coordinación Conjunta, establecido en Estambul el 22 de julio entre Rusia y Ucrania, con Turquía y la ONU como mediadores y que habilita la exportación de grano ucraniano bloqueado desde la invasión rusa del 24 de febrero.

Un primer buque con granos ucranianos zarpó el lunes de Odesa cargado con 26.000 toneladas de maíz con destino a Líbano

El barco Navistar, de bandera panameña, partió de Odesa hacia Irlanda con 33.000 toneladas de maíz, mientras que el Rojen, de bandera maltesa, se dirige al Reino Unido desde el puerto de Chornomorsk con 13.000 toneladas.

También de Odesa salió el carguero turco Polarnet que irá a su país de origen con 12.000 toneladas de grano.

En paralelo, el carguero Fulmar, de bandera de Barbados, se dirigía hacia este mismo puerto ucraniano para cargar alimentos, según el ministerio turco.

El convenio, que intenta aliviar la crisis alimentaria global provocada por la guerra, contempla que los barcos que salen de tres puertos ucranianos del mar Negro naveguen por corredores seguros hacia el mar Mediterráneo a través del estrecho del Bósforo o estrecho de Estambul, que divide ambos mares.

Todos los navíos son inspeccionados conforme a las exigencias de Rusia, que exige supervisar el cargamento de todos los barcos procedentes de Ucrania, uno de los mayores productores mundiales de cereales.

Un primer buque con granos ucranianos zarpó el lunes de Odesa cargado con 26.000 toneladas de maíz con destino a Líbano.

Turquía, pese a ser miembro de la OTAN muestra voluntad mantener la neutralidad ante Moscú sobre el conflicto en Ucrania, postura que por ahora le resultó beneficiosa

El país euroasiático quiere también facilitar negociaciones con vistas a una tregua entre el presidente ruso y el ucraniano, Volodimir Zelenski, que podrían celebrarse en Estambul.

En el terreno continúan los combates y, en ese marco, las autoridades de Ucrania impusieron este viernes un toque de queda en la ciudad de Mikolaiv, en el sur del país, y anunciaron el cierre de la zona durante al menos dos días en el marco de los ataques registrados recientemente por parte de las fuerzas rusas.

El jefe de la Administración Militar Regional, Vitali Kim, instó a la población a hacerse de suministros y «planear el fin de semana teniendo en cuenta la nueva situación».

Las Fueras Armadas de Ucrania anticiparon que tienen previsto llevar a cabo una operación con el objetivo de liberar la región de Jerson, controlada por Rusia, lo que reduciría el número de ataques contra Mikolaiv, según informaciones de la agencia de noticias Ukrinform.

Las Fueras Armadas de Ucrania anticiparon que tienen previsto llevar a cabo una operación con el objetivo de liberar la región de Jerson

En Donetsk, en la región del Donbass del este de Ucrania que concentra actualmente los combates, las fuerzas prorrusas denunciaron que 290 civiles, entre ellos 17 niños, murieron y casi 2.900 resultaron heridos en ataques ucranianos desde el principio de la invasión el 24 de febrero.

Las fuerzas de Kiev efectuaron, desde entonces, unos 7.300 bombardeos que resultaron en el impacto de unos 59.300 proyectiles en el territorio controlado por las fuerzas separatistas, según las autoridades regionales leales al Kremlin.

El jueves, Amnistía Internacional presentó un informe en el que acusa a las tropas ucranianas de violar el derecho internacional al utilizar infraestructura civil como bases militares.

Zelenski rechazó el trabajo al argumentar que la organización humanitaria «traslada la responsabilidad a la víctima».

«No hay ninguna condición, ni siquiera hipotética, en la que se justifique un ataque ruso a Ucrania. La agresión contra nuestro Estado es injustificada, invasiva y terrorista», declaró el mandatario en su mensaje diario difundido por redes sociales.

Fuente: Télam

Compartir en redes sociales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.