Unos Presupuestos para reforzar la confianza en España

Desde el inicio de la pandemia, la prioridad de este Gobierno ha sido proteger la salud de la población y minimizar su impacto en la economía y la sociedad. Y todo esto lo estamos haciendo apoyándonos en la fuerza del dialogo, el consenso y la unidad. Así, hemos respondido de manera decidida a través de diferentes medidas en el ámbito económico, laboral y social mediante un plan de resistencia, primero, y un plan de reactivación, a partir de junio, que nos ha permitido mantener una base sólida para iniciar en mejores condiciones la recuperación económica. Medidas como los créditos ICO, los ERTE o las ayudas a los autónomos han amortiguado el impacto negativo de la pandemia sobre la actividad económica y el empleo.

No obstante, la prioridad para el Gobierno es seguir tomando todas las medidas de apoyo y estímulo que sean necesarias mientras dure la pandemia para evitar un deterioro estructural de nuestro tejido productivo que ponga en riesgo la recuperación.

En estas circunstancias, el anuncio sobre la efectividad de las vacunas ha supuesto, sin duda, una luz al final del túnel. Es evidente la relación entre salud y economía, por lo que cualquier avance en la lucha contra la Covid-19 será también un avance hacia la recuperación económica y del empleo.

Todo ello se verá reforzado con los nuevos Presupuestos para 2021, unos Presupuestos expansivos que darán estabilidad a la legislatura. Estas cuentas no solo nos dotarán de herramientas y recursos necesarios para poder dar una respuesta a las incertidumbres actuales y generar confianza y seguridad, sino que ponen las bases de la transformación y modernización de nuestro modelo productivo.

Para el ministerio que dirijo son unos Presupuestos históricos. Nunca antes se había contado con 4.860 millones de euros de recursos públicos para potenciar la industria, el comercio y el turismo español y para afrontar las necesarias inversiones y reformas vinculados al Mecanismo de Recuperación y Resiliencia adoptado por la Unión Europea.

En Turismo contamos con 1.350 millones de euros para abordar una prioridad: que España siga siendo el país más competitivo del mundo en términos turísticos transformando el sector en un turismo sostenible, digital, accesible, inclusivo y seguro. Para ello pondremos en marcha diferentes iniciativas, como los planes de sostenibilidad turística en destinos, potenciar el modelo de destinos turísticos inteligentes o un plan de transformación digital e innovación de las empresas del sector turístico.

En cuanto a Comercio, con un presupuesto de 524 millones de euros, vamos a continuar apoyando al comercio de proximidad en su recuperación tras la pandemia y a lo largo de 2021 se va a promover la competitividad, la innovación y el uso de las nuevas tecnologías por parte del sector comercial, favoreciendo su adaptación a los nuevos hábitos de consumo y mejorando la gestión de su modelo de negocio, prestando especial atención a las pymes y micropymes del comercio minorista. También impulsaremos la presencia internacional de las empresas españolas a través del Icex y de los programas de apertura de mercados.

En el área de industria y pyme el presupuesto asciende a un total de 2.931 millones de euros. La prioridad del Gobierno es incrementar la presencia de la industria en nuestra economía en el convencimiento de que constituye un elemento clave para la mejora de nuestro modelo productivo y para la adaptación al cambio tecnológico.

Asimismo, conscientes de que los emprendedores y la pyme son actores clave en nuestro tejido económico, mejoraremos el entorno en el que se de­senvuelve su actividad eliminando trabas administrativas y normativas; mejorando el acceso a la financiación y buscando aumentar su dimensión.

Para lograr estos objetivos, vamos a priorizar proyectos industriales de digitalización e innovación tecnológica a través del nuevo Fondo de Apoyo a la Inversión Industrial Productiva, y el acompañamiento a la gran industria electrointensiva, sin olvidar la estrategia España Nación Emprendedora para posicionar a nuestro país como destino atractivo para el emprendimiento.

Tenemos una oportunidad histórica con el Mecanismo de Recuperación y Resiliencia europeo para abordar estas transformaciones en los próximos años. Una tarea de esta envergadura necesita de la colaboración público-privada, que ha de ser la herramienta fundamental a la hora de poner en marcha este proyecto de país y, por eso, los mecanismos de colaboración han de ser lo más ágiles y eficaces posibles.

Aunque las incertidumbres son muchas, tenemos motivos para la confianza. Si este proyecto de Presupuestos sale adelante, lanzaremos una imagen de confianza y estabilidad al exterior que sin duda redundará en la fortaleza y credibilidad de España. Tenemos ante nosotros un desafío ilusionante: la reactivación de nuestra economía y sentar las bases para modernizar nuestro modelo productivo y hacerlo más sostenible, digital, inclusivo y resiliente.

Reyes Maroto es Ministra de Industria, Comercio y Turismo

Fuente: Cincodias.elpais

Deja tu comentario!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Entrada siguiente

El papel clave de las renovables en la reactivación económica

Jue Dic 3 , 2020
Si a alguien le quedaba alguna duda, los últimos meses han puesto de manifiesto que ya no puede haber marcha atrás en la transición energética y que la energía limpia está aquí para quedarse. De hecho, esta transformación a la que el mundo se enfrenta está llamada a convertirse en […]