VIDEO: Infiel recibe su merecido

Una historia de infidelidad es viral en las redes.

En la cuenta de TikTok @emily.muoz, se puede apreciar la revancha de la mujer el daño emocional que le habría ocasionado su pareja. A pesar de que todavía no hay muchos detalles sobre el hecho, ocurrido en México, el video ya acumula más de 18 millones de reproducciones.

De acuerdo con las imágenes del clip, la pareja se encontraba celebrando un cumpleaños y cuando ambos estaban listos para partir el pastel, la mujer se lo lanza en la cara y le reclama por todas sus infidelidades; frente al mariachi y un reducido número de invitados.

“Ojalá que con eso aprendas a no jugar con las mujeres”, le grita la novia al infiel, según se escucha en el audiovisual que le ha dado la vuelta al mundo.

La mujer decide irse de la fiesta junto a una de sus amigas y  los mariachis decidieron esperar, haciendo un esfuerzo para que no les ganara la risa.

Algunos usuarios comentaron que fue un merecido castigo que recibió el hombre por ser infiel, otros felicitaron a la novia por reaccionar de esa forma tras descubrir el engaño; mientras que, otros criticaron el vergonzoso momento.

En la mayoría de las publicaciones, al video del infiel le colocaron la famosa canción de Rocío Dúrcal: “Déjame vivir”; en concordancia con la letra: “te pido por favor, de la manera más atenta, que me dejes en paz. De ti no quiero ya jamás saber. Así es que déjame y vete ya”.

MIRA EL VIDEO:

Fuente: Informate Salta

Compartir en redes sociales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Entrada siguiente

Continúa la polémica alrededor de la fiesta de Olivos: Cinco invitados no tenían permiso de circulación

Mar Oct 12 , 2021
En la foto que reveló que el 14 de julio de 2020 se realizó una celebración de cumpleaños en la Quinta de Olivos aparecen once personas mayores. Dos de ellas, el presidente Alberto Fernández y su pareja Fabiola Yañez no necesitaban permiso para estar en la Quinta de Olivos porque […]