VIDEO. Sáenz pidió perdón, pero dijo que no hubo manifestantes en el monumento

20 DE Junio 2021 – 23:00 El gobernador realizó una transmisión en vivo para referirse a los hechos ocurridos en el homenaje por el Bicentenario de la muerte de Güemes, cuando militantes ingresaron a la zona restringida. Aseguró que “ninguno de los manifestantes llegó hasta el monumento” y anunció que el 7 de noviembre se realizará el desfile de gauchos. 

El gobernador de la provincia, Gustavo Saénz, brindó anoche un mensaje a través de Facebook Live en el que asumió la responsabilidad por lo ocurrido la noche de la Guardia bajo las Estrellas, cuando un grupo de militantes kirchneristas traspasó los anillos de seguridad y llegó al hotel donde se alojaba el presidente Alberto Fernández, quien salió a saludarlos.
“Les pido perdón a los salteños, le pido perdón al gauchaje, le pido perdón al general Güemes”, afirmó el mandatario provincial, para luego aclarar que, no obstante, “ninguno de los manifestantes, ni los que aplaudían ni los que insultaban al Presidente, llegó al monumento a Güemes”.
Asimismo, Sáenz confirmó que el desfile en honor a Güemes no fue suspendido indefinidamente, sino que se realizará el próximo 7 de noviembre, fecha en que se conmemora la Batalla de Suipacha, que contó con la participación del héroe gaucho y por la que no fue reconocido a nivel nacional.
Al inicio de su mensaje el mandatario provincial aseguró: “Mucho se ha dicho en estos días, algunas cosas ciertas y otras mentiras, sobre lo que sucedió el día de la Guardia bajo las Estrellas”.
“No voy a buscar justificativos, voy a asumir la responsabilidad que tengo porque soy el gobernador de la Provincia, porque me eligieron para gobernar”, indicó Sáenz, y criticó que “buscar culpables siempre es lo más fácil, echarle la culpa al otro”. Pero dijo que “uno debe asumir las responsabilidades cuando gobierna”.
El gobernador señaló que “cuando pedí que se investigue lo que pasó ese día empezaron a salir distintas versiones y vi mucha gente enojada, y con razón. Enojada porque las restricciones son para todos. No hay hijos, no hay entenados, y las debemos hacer respetar”.

“Leí una carta viralizada en las redes donde alguien decía que Güemes nos enviaría a la horca por traidores a la Patria”, admitió el gobernador, pero consideró que esta persona “no conoció a Güemes; un líder militar clemente y misericordioso que nunca fusiló ni torturó a sus enemigos, a pesar de estar en medio de una guerra”. 
Sin embargo, Sáenz indicó: “Pero sí estoy seguro de que, si viviera, miraría con tristeza y dolor el país en el que vivimos, un país marcado por la grieta, mientras que Güemes dio la vida por la libertad y por la unidad de nuestra Patria. Con dolor y tristeza miraría cómo, de a poco, vamos destruyendo esa Nación que nos legaran él, San Martín y Belgrano”.
El gobernador relató que “cuando salí del hotel me pasó como a muchos salteños: sentí impotencia y bronca. ¿Qué hacen aquí? Alguien la organizó (a la manifestación) y alguien autorizó el ingreso”.
“Estaban los que insultaban y los que aplaudían. Ninguna (manifestación) debería haber estado. Pero hay que decir la verdad y es que nunca los manifestantes pisaron el monumento a Güemes, porque yo reclamé a los responsables de controlar esta situación y ordené que no ingresen al monumento y, de hecho, tampoco ingresaron al hotel”, aclaró.
Sáenz dijo que “es sabido que cada vez que va el Presidente a algún lugar va gente a favor y en contra”, pero puso énfasis en que durante la noche del miércoles ni un grupo ni el otro “se acordó de Güemes”.
Luego insistió en que ninguna de las columnas de manifestantes ingresó al monumento a Güemes, donde se realizaron los homenajes.
“Cuando llegué al monumento, con mucha tristeza le pedí a Dios que nos ayude a pasar la pandemia y rendirle el homenaje a Güemes como se merece”, manifestó y lamentó: “De qué sirve contar todo lo que conseguimos para homenajearlo si todo esto opacó los homenajes”.
Pero remarcó que “hoy los gauchos y gauchas tienen otros trajes: tienen delantales y uniformes y están al frente de la batalla que hoy llevamos adelante. Son médicos, enfermeros, policías, choferes, los esenciales que todos los días exponen su vida para cuidar la nuestra”.
“Como muchos de ustedes, siento bronca e impotencia porque muchos se cuidan y pasan estas cosas”, insistió.
A continuación, el gobernador anunció: “Hoy me toca gobernar y tomar decisiones con firmeza pero, sobre todo, con convicción. Quiero decirles a los salteños que el desfile no se suspendió para siempre, se va a hacer el 7 de noviembre, que es el aniversario de la Batalla de Suipacha, que libró Güemes sin ser reconocido”.
“Güemes es nuestro norte, el padre de los pobres, el héroe gaucho que nos inspira todos los días a seguir adelante”, afirmó.
Por eso, Sáenz dijo: “Humildemente quiero pedirle al pueblo salteño perdón. Al gauchaje, perdón. Quiero decirles que tengo el mismo sentimiento que ustedes por lo ocurrido ese día. Quiero pedirles perdón a los médicos y maestros…”
“Me hago responsable y hago autocrítica, mientras para otros es más fácil echar las culpas. Pero sí pedí investigar quién autorizó y quién permitió las movilizaciones, aunque quiero dejar en claro que ninguno de los manifestantes llegó al monumento”, reiteró. 
Sáenz remarcó que “vamos a hacerle el homenaje a nuestro héroe como él se merece. Hoy lo mejor que podemos hacer es seguir vacunando, hay mucha gente luchando por su vida, hay mucha gente que perdió el trabajo… Es muy difícil el momento que pasamos. Una vez más les pido a los salteños que trabajemos más juntos que nunca para salir adelante”.

Descargo a medias

También ayer, mediante un posteo en Facebook, el ministro de Seguridad de la Provincia, Juan Manuel Pulleiro, ensayó un romántico lamento respecto de las actividades que mancharon los homenajes al héroe gaucho en el bicentenario de su fallecimiento. 
Sin embargo, evitó otra vez las explicaciones directas con respecto a la concentración de militantes K y de otros sectores en un horario en que no estaba permitida la circulación.
Pulleiro hizo alusión a lo sucedido durante la noche del 16 de junio bajo el título: “La triste vigilia bajo las estrellas”. Realizó una reflexión sobre los acontecimientos pero no informó el porqué del ingreso de militantes hasta el hotel donde estaba el Presidente.

Fuente: El Tribuno

Compartir en redes sociales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Entrada siguiente

Raisi y Biden rechazaron la posibilidad de una reunión bilateral

Lun Jun 21 , 2021
Raisi aseguró que Irán no permitirá «negociaciones por el simple placer de negociar» Tres días después de haber sido elegido presidente de Irán, el ultraconservador Ebrahim Raisi exigió este lunes negociaciones fructíferas sobre el programa nuclear de su país y expresó su rechazo a reunirse con su par estadounidense, Joe […]